Info

‘Venezuela no es patio trasero de potencias extranjeras’








Ante las continuas agresiones y acciones injerencistas de EE.UU. contra Venezuela, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, envió el miércoles el mensaje de Caracas a Washington de que Venezuela no es patio trasero del imperialismo y es un Estado soberano que aboga por relaciones de respeto, basadas en el diálogo soberano.





"Abogamos por relaciones de respeto basadas en el diálogo soberano y en el marco de relaciones de amistad fundadas en el derecho internacional", expresó en su cuenta en Twitter, @DrodriguezVen.

Además, reiteró que Venezuela no es patio trasero de ninguna potencia extranjera. "Desde hace más de 200 años somos libres y soberanos", añadió al respecto.

Por otra parte, instó a Ben Rhodes, asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Presidencia de EE.UU., quien desestimó el apoyo mundial a Venezuela ante los ataques imperiales y puso en tela de juicio el carácter democrático del Gobierno venezolano, a conocer la verdad de América Latina y el Caribe que con su respaldo a Venezuela rechazaron las acusaciones y las agresiones de Washington contra este país.

El Congreso de Estados Unidos aprobó el pasado 10 de diciembre un paquete de sanciones contra Venezuela por, presuntamente, haber respaldado la violación de derechos humanos durante las protestas registradas entre el 12 de febrero y el 30 de junio de 2014, y, de nuevo, el pasado 2 de febrero anunció más sanciones contra funcionarios venezolanos.

En este sentido, varios países y organizaciones mundiales condenaron las sanciones norteamericanas y respaldaron al Gobierno venezolano frente a las acciones injerencistas de Estados Unidos.

Este martes, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TPC) expresaron mediante comunicados separados su rechazo a las acciones unilaterales, que ha emprendido el Gobierno de Estados Unidos contra la soberanía de Venezuela.

Igualmente, el Movimiento No Alineado (MNA) repudió los ataques continuos del Gobierno estadounidense hacia Venezuela e instó al país norteamericano a desistir de tales medidas coercitivas ilegales, "las cuales afectan el espíritu de diálogo y entendimiento político entre ambas naciones".

Por su parte, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) condenó el miércoles las medidas sancionatorias del Gobierno estadounidense contra Caracas que contradicen el derecho internacional y tienen carácter injerencista.