Check the new version here

Popular channels

Venezuela pedirán las huellas digitales para hacer compras

Otro mecanismo de control de ventas y de compradores Así, el gobierno busca hacer frente al feroz desabastecimiento.



El gobierno venezolano pondrá en marcha un mecanismo para controlar las ventas en los supermercados a través de un registro de huellas dactilares de los compradores, en un intento por mantener el abastecimiento de esos centros de ventas de alimentos.

El plan está en manos de la Superintendencia de Precios Justos, encabezada por su jefe, Andrés Eloy Méndez, quien lo definió como “un sistema biométrico de abastecimiento en las redes de alimentación públicas y privadas”.

Los sistemas de identificación de huellas ya fueron usados en Venezuela para votar en elecciones y activar mecanismos para obtener divisas dentro del control de cambio vigente desde 2003.

Méndez declaró que el objetivo del sistema es reducir las reiteradas compras de productos por parte de un mismo usuario, que podrían ser destinados al contrabando o a la economía informal.

El proyecto fue revelado en medio de un continuo desabastecimiento de productos de bienes de consumo masivo en los mercados, que se agudizó en el último año, acompañado de una inflación del 60%.

Méndez dijo que la oposición descalifica el proyecto llamándolo “tarjeta de racionamiento”. “Ellos creen que nos ofenden llamándonos comunistas. No nos ofenden, nuestro proyecto es claramente socialista, chavista. En Venezuela tenemos un grupo de escribidores sin oficio y algunos economistas que yo los catalogo de controlófobos. Le tienen fobia a cualquier control, dicen que no hay que controlar nada”, señaló.

Agregó que en otros países se aplican controles para alimentos y medicinas “sin ningún complejo”. Méndez estimó que el sistema biométrico de abastecimiento será instalado en todo el país antes de fin del año. Agregó que ya hay supermercados del sector público que lo utilizan, especialmente en la frontera con Colombia.

El economista y profesor universitario José Guerra, asesor del área de la alianza opositora Mesa de Unidad, calificó la medida como una “locura”. “ La locura que faltaba. Ahora sólo falta que el Gobierno establezca dónde van las cajas de un supermercado. De verdad que esto es demencial. Llamemos las cosas por su nombre. No es una tarjeta de abastecimiento. Es una tarjeta de racionamiento. “¿Si hay abastecimiento para qué la tarjeta?”, se indignó Guerra.


PROXIMAMENTE EN ARGENTINA
0
0
0
0No comments yet