Canales populares

Ventajas de ser introvertido

La mayor de las veces se les exhorta a salir de sí mismos y abrirse, pero tener un gran porcentaje de introversión tiene su conveniente ¡Oh sí!

Los conceptos de introversión y extraversión fueron desarrollados por Carl Jung en sus estudios sobre los “Tipos psicológicos”. Bien, todos tenemos de ambas características, pero dependiendo de cuál es la predominante, se distinguen a los introvertidos de los extrovertidos. Una forma de saberlo es por medio del test Myers-Briggs que añade cuatro variables más.

Se ha dicho y escrito bastante de los introvertidos que, a diferencia de su excluyente, son personas con un alto nivel de introspección, son observadores, huyen de las multitudes y el bullicio, evitan hablar por hablar y están conectados con su mundo interior; es ahí donde encuentran su recompensa y les resulta más estimulante que el exterior, con una inaudible pero poderosa voz que no cesa.

No todos los introvertidos son tímidos o antisociales, ni todos son estrictamente de bajo perfil; de la misma manera, el éxito no se obtiene solamente llamando la atención, ni todos fingimos estar atentos al smartphone para evitar socializar. Sin generalizar, es probable que estén muy cultivados intelectualmente y a pesar de que poseen estupendas cualidades no siempre se les hace justicia en una sociedad que adora el carisma de los extrovertidos.

Si bien no soportan conversar sobre trivialidades, no son el alma de la fiesta y los que gritan “aquí estoy” tanto verbal como no verbalmente, los introvertidos gozan de varias ventajas:

SABEN ESTAR SOLOS
Estar solo no es un drama, es un goce. Al contrario de la mitad de las personas que necesitan acompañarse de un ente para divertirse y hacer sus actividades, los introvertidos reservan su tiempo a solas para leer, ir al cine, escribir, cenar, ir de compras, viajar y lo que cualquier otro mortal hace, no les gusta ser molestados o ver amenazada su autonomía, nada como tener el poder de decisión absoluto.

De hecho ese aislamiento tiene una razón: es la forma en que recargan energías después de haber convivido de rigor en el trabajo, en el tránsito, en el mercado, en reuniones o fiestas. Porque tener contacto con su entorno suele fatigarlos, se engentan pues.



NO ES FÁCIL ENGAÑARLOS



Son muy observadores y ven lo que pasa desapercibido para otros. Ponen atención a los detalles y dicen menos de lo que piensan, por eso pillan fácilmente a los que piensan poco antes de hablar.

Como su cerebro suele analizarlo todo y procesan mayor información visual, sumado a cierto escepticismo, cualquier cambio de tono, ademán o mirada delatadora los hace detectar cuando alguien miente o está echando un rollo mareador.

SACAN VENTAJA DE SU MALA FAMA



Saben cómo sacar provecho a sus “defectos” para salirse con la suya. Un amigo le dice “Eres un antisocial”, él responderá “Es cierto, lo soy, no puedo acompañarte”. Inserte meme -si ya saben cómo soy pa' que me invitan- buscando escabullirse de un compromiso social.

Algunos usan a favor su fama de despistados para no contestar llamadas telefónicas e ignorar a quien les dé la gana en sus períodos de aislamiento, hasta cargar energías para interactuar. Si vive en las nubes, no será difícil subirse a una disponible para hacer caso omiso al egocéntrico que solo habla de sí mismo.

TIENEN LOS AMIGOS NECESARIOS



Es raro que un introvertido tenga amigos falsos, en primera porque sus habilidades interpersonales no están a full como en los extrovertidos.

Como no son los populares, ni el alma de la fiesta ¿cuándo han visto que en la prepa compitan por la amistad del chico tímido? A menos que sea bueno en ciencias se le arrimarán en temporada de exámenes, pero son muy obvios porque desaparecen pronto. Por eso su círculo de amistades es reducido y lo aprecian.

NO SE METEN –TANTO- EN PROBLEMAS



Es más, los evitan. Ya de entrada si hablan poco se ahorran muchos. Los que más "meten la pata" son los parlanchines que hablan a la ligera.

Otra razón es que tienen menor exposición social; cuando la multitud corre hacia un lado, él huye por el rumbo opuesto, la palabra espectáculo lo aterra y prefiere pasar desapercibido.

Añadiría: somos un encanto, pero mejor dime compañero introvertido ¿Qué otras ventajas has detectado?

0No hay comentarios