Canales populares

Vive adentro de auto estacionado en predio de la terminal



Raúl Romero, 75 años de edad, vive adentro de un viejo Peugeot 504 bordó, que está apostado en la playa de estacionamiento de la Terminal de Omnibus de Trelew. Todos los que tienen vínculo con la estación de transporte terrestre lo conocen.



No pasa inadvertido por su atavío gaucho, siempre con bombacha, faja, alpargatas y sombrero. Quienes han dialogado con él, dicen que vive de este modo por elección.

«Yo vivo acá porque el auto es mío y es mi casa. No tengo vivienda y no voy a andar pagando hoteles que son caros», comenzó señalando a EL CHUBUT, indicando que de ese lugar no lo echan porque «soy argentino y no estoy haciendo nada malo».

Es oriundo de La Pampa, no mencionó familia y hace muchos años llegó a Chubut a trabajar en los campos, donde colocaba cercos y alambrados en campos de Sierra Chata, Telsen y Gan Gan.

«Ahora me han robado el termo», dijo, señalando que duerme adentro de su auto donde no faltan pilchas, una radio, ropa y el asiento posterior desborda de víveres.



Protegido por telas que hacen las veces de cortinas y por medias sombras, así es el «hogar» de este vecino que, por decisión propia, ha elegido una vida nómade, errante y que cuenta su historia a quien quiera escucharlo.

Hace poco le robaron el mate y un vendedor ambulante le regaló uno, y Raúl fue a la panadería a comprar algunas delicias. Disfruta de mates con conocidos y con los taxistas y remiseros. Se levanta bien temprano y a veces recorre la Terminal, sin molestar a pasajeros ni a los trabajadores.

El año pasado, se fue por un tiempo. Dicen que anduvo por Dolavon.

Raúl no recuerda hace cuántos años está en esta situación de calle, pero señaló que a nadie puede molestarle su modo de vida «porque yo vivo en este país, soy argentino, juré la bandera y no molesto a nadie».
7Comentarios