Check the new version here

Popular channels

Vladimir Putin pide a los gays que dejen a los niños en paz

El presidente Vladimir Putin pide a los gays que "dejen a los niños en paz"



El mandatario puso esa condición mientras hablaba con los organizadores voluntarios de los Juegos de Invierno de Sochi, aunque afirmó que los homosexuales son bienvenidos en el evento



El presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró que los gays deben sentirse bienvenidos en los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, siempre y cuando "dejen a los niños en paz".

Putin prometió que los homosexuales no serán discriminados en Rusia y pueden estar "tranquilos". Pero enfatizó que debido a la ley que prohíbe la "propaganda" homosexual entre niños, los gays no pueden expresar sus puntos de vista sobre temas relacionados con los derechos de los homosexuales a personas menores de edad.


"Pueden estar relajados y tranquilos,
pero, por favor, dejen a los niños en paz"



Sus declaraciones fueron a propósito de la pregunta de una joven voluntaria acerca de por qué, si en Rusia hay una ley que prohíbe la propaganda homosexual, el uniforme incluye una gama de colores en arcoiris.

Tras afirmar que él no había diseñado el atuendo de los voluntarios, el mandatario hizo esas aseveraciones, en las que pareció equiparar la homosexualidad con la pedofilia.

"No tenemos una prohibición sobre las relaciones sexuales no tradicionales. Tenemos una prohibición a la propaganda de la homosexualidad y la pedofilia, quiero subrayar eso, sobre la propaganda entre menores", afirmó.

Putin y otros políticos han defendido la ley aprobada en junio como una media para proteger a los niños, pero sus detractores creen que es una forma de discriminación contra minorías por su preferencia sexual. La ley menciona sólo específicamente a la "propaganda de relaciones sexuales no tradicionales".

Putin insistió en que la medida no es discriminatoria.





"No estamos prohibiendo nada, no estamos deteniendo a nadie, no tenemos un castigo para esas relaciones, a diferencia de muchos otros países", comentó. "Pueden estar relajados y tranquilos, pero, por favor, dejen a los niños en paz".

El líder ruso, que es criticado en Occidente por esta ley contra la propaganda homosexual, insistió: "Tenemos nuestras tradiciones, nuestra cultura. Nos dirigimos con afecto a nuestros queridos socios y les pedimos que también traten con afecto nuestras tradiciones y nuestra cultura".

La cuestión de la homosexualidad se ha convertido en uno de los aspectos polémicos en relación con los Juegos de Sochi, después de que los países occidentales criticaran las políticas supuestamente homófobas del Kremlin.

0
0
0
0
0No comments yet