About Taringa!

Popular channels

Vzla, Carne de res: especulación importadora, Dolar Today

Carne de res: especulación importadora, Dolar Today y chantaje gremial








La recurrente victimización mediática de los ganaderos venezolanos representa una maniobra de despistaje no muy bien elaborada, dirigida principalmente a ocultar las responsabilidades directas de todo el aparataje de la guerra económica hacia la estimulación del sobreprecio y el macroacaparamiento sistemático de la carne de res, persiguiendo desesperadamente el anhelado objetivo de siempre: la liberación de los precios.


Datos preliminares

  • Según el ministro del Poder Popular para Agricultura y Tierras, José Luis Berroterán, Venezuela abastece el consumo de carne de res mediante producción nacional en un 70%. El otro 30% es subsanado con importaciones (desde Brasil, Argentina y Uruguay) a dólar preferencial (BsF 6,30 por dólar).


  • El rebaño total en Venezuela es de 15 millones 800 mil cabezas de ganado bovino.El arrime de ganado mensual hacia los principales mataderos del país es de 300 mil cabezas de ganado. Ritmo que se ha sido sostenido desde el año pasado. El arrime anual es de 1 millón 900 mil cabezas de ganado.


  • El gobierno nacional, responsable de las importaciones directas del 30% de carne de res que no se produce en el país, aprobó a través de la Asamblea Nacional un crédito adicional por la cifra de 2 mil 457 millones de bolívares para importar 50 mil bovinos y mil toneladas de carne congelada para suplir ese porcentaje de la demanda nacional, por un lapso de seis meses. La misma está siendo distribuida a través de la Red de Alimentos del Estado (Pdval, Mercal y Abastos Bicentenarios) como en las grandes cadenas de comercialización privadas y carnicerías.


  • El gobierno nacional inició hace pocas semanas el primer ciclo del Plan Nacional de Vacunación del año 2015, garantizando la salud del ganado bovino y la rentabilidad económica del campo venezolano, hoy y ayer, tomado por ganaderos mafiosos.


Estrategia de encubrimiento: "los insumos"

Bajo la manoseada palabra "insumos" se encubre el engañoso y aparentemente complejo aparataje de la guerra económica detrás del sobreprecio y macroacaparamiento de la carne de res. Estos engranajes no sólo contemplan el chantaje ganadero, sino también el negocio de los mataderos, la importación de alimento concentrado y de forraje, el transporte y la distribución, y las cadenas de comercialización: llámese automercado o carnicería.

Para que una cabeza de ganado se desarrolle necesita cumplir con ciertas prerrogativas exclusivas de este animal. Los chivos y los cochinos comen literalmente lo que sea, pero el ganado bovino tiene una estirpe que se sazona con la importación.

Existen dos formas de alimentar a este animal de pedigrí: con abundante alimento concentrado o sembrando pasto. Ambos insumos dependen al 100% de la importación y, por ende, de las divisas subsidiadas que otorga el gobierno nacional.


  • Protinal-Proagro es el monopolio venezolano que recibe los dólares para llevar a cabo esta importación directa desde Estados Unidos. Empresa tan comprometida con esta decimonónica y estrecha "relación comercial" que la página oficial de la Embajada norteamericana reseña una cordial visita del encargado de negocios, Lee McClenny, a la planta de Protinal-Proagro en la Zona Industrial del estado Carabobo. Esta empresa recibió el año pasado, según cifras oficiales de Cencoex, la suma de 106 millones de dólares para realizar la importación de semilla para pasto y alimento concentrado.


  • Algunos de los mataderos más importantes de Venezuela también les fueron otorgadas divisas subsidiadas para mantener sus actividades sin ningún contratiempo: Frigorífico Industrial Los Andes (44 millones de dólares), Frigorífico Industrial Turmero (17 millones de dólares), Frigorífico Súper Carne (23 millones de dólares) y Frigoríficos Rodríguez (un millón de dólares).


Existen dos formas de alimentar a este animal de pedigrí: con abundante alimento concentrado o sembrando pasto. Ambos insumos dependen al 100% de la importación


Salta a la vista el caso de Frigorífico Industrial Los Andes, quienes con el ganado arrimado hacia sus plantas atiborran el mercado con su "línea Premium", logrando esquivar las regulaciones de la Superintendencia de Precios Justos produciendo "monster pack burger", "cortes especialísimos" de punta trasera y muchacho redondo, y "mondongo forrado en plástico".

Defraudan las divisas entregadas no dejando de producir, sino produciendo aquellos productos cárnicos que no están regulados proyectando mediante este mafioso mecanismo una espiral especulativa dirigida directamente hacia la alteración numérica de la "canasta alimentaria". Es decir, la escasez planificada, programada y teledirigida desde el momento en que se les aprueban las divisas a los parásitos del sector ganadero e industrial.

Sus principales clientes son la trasnacional gringa Wendy's, Automercados Plazas, Makro, Central Madeirense, Superlíder y Luvebras.

En medio del proceso de etiquetar el producto hay otro margen de especulación que se le endosa directamente al consumidor, disque por "no saber cuándo llegará y a qué precio la próxima gandola de carne". Y de ahí a la pequeña carnicería y al restaurante la misma argucia inflacionaria sigue su carroñero viaje hacia las inhóspitas profundidades del bolsillo.

La excusa del transporte

Lo mismo sucede con el transporte y la distribución. La gasolina y la importación de repuestos están subsidiada en su totalidad por el gobierno. Incluir este factor dentro de la "estructura de costos" forma parte de la misma estafa inflacionaria.

El pasado día sábado estuve por la avenida Sucre y aproveché de comprar carne para la semana. El kilo de bistec estaba en 480 bolívares y el de molida en 420 bolívares. Luego de comprar bajé en camionetica y me quedé en la avenida Urdaneta. Caminé hacia la avenida Universidad y por pura curiosidad ingresé en un frigorífico cerca de Beco: el mismo kilo de bistec estaba en 660 bolívares. Le pregunté al gocho en el mostrador: "Chamo, ¿y por qué está tan caro el kilo?", y él me respondió con bastante alegría: "Ni en Turmero, ni en Maturín, ni en Valencia están arrimando ganado, entonces lo tienen que traer directo desde los Andes, ¿tú sabes cuánto cuesta eso? Bien caro".

Siguió atendiendo a las viejitas coléricas con el gobierno y yo seguí el camino hacia mi casa.

La victimización gremial

Los principales gremios ganaderos, Convecar y Fedenaga, se muestran como víctimas ante los medios de comunicación. Pobrecitos, hay que liberar el precio de la carne porque si no quebrará su mafiosa industria atragantada de divisas. Sí Luis.

El 16 de abril del presente año hubo una reunión entre el gremio ganadero y el gobierno nacional. Exactamente un mes después de que el Gobierno aprobara un subsidio por 120 días donde el precio justo de la carne se fijó en 220 bolívares por kilo.

Fue la oportunidad de oro para que estos sectores expresaran "las fallas" en la producción ganadera, pero simplemente dijeron "que no había estímulos para la producción nacional" sin especificar en cuál nicho estaban presentando pérdidas.

Están abiertamente inscritos en la centrífuga devaluadora e inflacionaria de DolarToday. Al igual que Protinal-Proagro, los mataderos mencionados y sus principales clientes de la cadena de comercialización privada. Como también las pequeñas y medianas carnicerías que se suman al mafioso manejo del precio de la carne de res, buscando el margen de beneficio que los homologue con el gran hacendado y la ensoñación de su estilo de vida.

Cada uno de ellos, articuladamente, calculan lo producido, importado y comercializado a dólar paralelo (cuando en realidad reciben dólares preferenciales) uniéndose aceleradamente al relato especulativo que se suelta desde los medios de comunicación: "no hay (ni habrá) dólares". Es una estrategia de boicot generalizado donde ninguna tuerca falla en su accionar.

Pero lo cierto es que las cifras demuestran que han sido entregados cuando han sido solicitadas por este sector. ¿O acaso usted ha visto alguna noticia donde una vaca muere de inanición por falta de alimento concentrado? ¿O un matadero que haya paralizado sus actividades por no poder renovar su maquinaria? ¿O una vaca moribunda por la rabia y la mastitis? ¿O carne deres podrida por no poder ser trasladada de un lugar a otro por "falta de respuestos"? ¿Wendy's, restaurantes y churrasquerías han cerrado temporalmente por falta de carne? Si esto sucediera en la realidad, ellos serían los primeros en publicitarlo. Pero no ocurre, y por esa razón se les enreda la lengua hablando de la falta de "los insumos".

Y aún así siguen mintiendo sobre la "falta de estímulo", pero el gobierno nacional aparte de venderle dólares a BsF 6,30 para que importen los insumos necesarios para la producción ganadera también debe pagarles el diferencial entre los 220 bolívares por kilo (el precio fijado por el subsidio) y el precio por kilo que ellos calculan a dólar paralelo. Sonrisitas para el despiste y la victimización, mientras trafican con las divisas del país.

Están jugando a la papa caliente de forma planificada. Cuando Convecar y Fedenaga presionan el aumento del precio de la carne dicen que Protinal-Proagro no ha recibido dólares y ha tenido que importar a dólar paralelo, lo cual supuestamente los pone a trabajar con pérdidas. Lo mismo sucede con el transporte, los mataderos, los automercados privados y las carnicerías.

Al final del día buscan desesperadamente que la papa se queme en las manos del Gobierno y en la de los consumidores, cuando han sido los usureros del parasitismo ganadero los responsables directos de esta desbandada especulativa con la carne de res, robándose descaradamente los dólares de la nación para enriquecerse desenfrenadamente al mismo tiempo que conspiran contra el presidente Nicolás Maduro.
0No comments yet
      GIF