Popular channels

Xbox One peligra más que Wii U





Por qué Xbox One peligra más que Wii U


Con todo y los malos resultados que la Wii U le ha dado a Nintendo, esta “nueva” generaciónde consolas tiene un eslabón mucho más débil entre sus principales exponentes: Xbox One.

En el año y medio que tiene en el mercado, Wii U está apenas arriba en ventas de Xbox One, contando que esta última tiene 6 meses en las calles, cualquiera podria afirmar que entre estas dos la que tiene más posibilidades de desaparecer prematuramente es el aparato de Nintendo.

Pero la realidad es otra, Xbox One ha estado envuelto en polémica, retractaciones y rechazo desde su anuncio el año pasado, cosa que Wii U no, aun contando a sus numerosos detractores y haters.


De reversa



Despues de la clara desaprobación del público, los medios especializados e incluso de los propios fans, Microsoft se vio forzada a regresar sobre sus propios pasos e intentar hacer pasar todo como un mal entendido.

El reciente anuncio de una versión del Xbox One sin Kinect incluido y por ende, no necesario, es tan solo la última de las ya varias retractaciones de la compañía en su consola de nueva generación.

Las características “originales”, aquellas que Microsoft anunciara con bombo y platillo para su consola de videojuegos, o como ellos insistían en llamarla; centro integral de entretenimiento, eran las siguiente:



º Requerimiento de conexión permanente a internet (verificación cada 24 hrs) incluso para jugar títulos de un solo jugador.

º Registro obligatorio de juegos en línea, instalación de licencia e imposibilidad de prestar juegos físicos.

º Libreria familiar online. Disponible en varias consolas para un número determinado de usuarios.

º Kinect integrado y obligatorio para el funcionamiento de la consola, se anunció que ya no sería opcional y que estaría vinculado a todas las funciones.

º
Capacidad de sintonizar televisión de paga, esto solo disponible en Estados Unidos durante los primeros meses de su lanzamiento.

º Necesidad de cuenta Gold para utilizar servicios como Netflix

º Llamadas via Skype mientras estas jugando.

º CPU de 8 núcleos, memoria de 8GB y disco duro interno de 500GB


De todas estas características Microsoft recibió una tunda de críticas por todos lados, haciendo menos la potencia de su máquina, las restricciones de juegos y las abusivas políticas de conectividad fueron lo que robaron camára.

Dejemos claro un punto. Xbox One no es una mala consola, pero la estrategia que ha seguido Microsoft es pésima. Anunció fuerte y decididamente una consola a la que poco a poco han ido restando elementos, dando la impresión de que ofrecen un producto incompleto.

Mientras que al Wii U le ha dañado la mala planeación de marketing (empezando por el nombre) esto es algo que poco a poco y gracias a títulos como Mario Kart 8, se ha corregido en algún grado. Salvo menores actualizaciones de software y la reducción de precio, la consola es exactamente la misma que se anunció.




¿Como afecta Kinect al Xbox One?


La más reciente de las modificaciones al modelo original de Xbox One, es una gran metida de pata, porque cuando nos anunciaron la nueva consola, se nos juró hasta el cansancio que Kinect era una parte central e importante del sistema, que no se vendería sin el y que lo quieras o no, tendrías control de movimiento y voz.

Ahora resulta que no, que solo ocupa el 10% de poder y que la consola sin kinect podrá utilizar ese 10% extra en procesamiento de graficos o lo que sea que los desarrolladores quieran. Esto es mentira.

Al menos representará una serie de problemas para desarrolladores, por que ahora los juegos de Xbox requerirán 2 versiones, una para la versión “completa” y otra para la versión “barata”... y por un 10% de mejora en gráficos, ningún desarrollador va a gastar recursos en ello.

La pelea que sostienen las compañías en esta generación es en elementos visuales, fps, resolución etc. En ese terreno, Sony lleva la delantera. Cada que sale un título multi-consolas, es común ver imagenes comparativas donde los juegos en PS4 lucen mejor. Con esto en mente no es raro que Xbox quiera usar ese 10% que la pérdida de Kinect le otorga.




Xbox va por su cuenta


Recientemente Microsoft ha hecho una serie de maniobras en su estructura, no hace mucho Phil Spencer fue nombrado nuevo jefe de la división, y corre la versión de que Microsoft dará autonomía a Xbox, esto significaría que todos los riesgos que la consola y sus estudios tomen serán bajo su propia responsabilidad.

Hasta el momento Nintendo es la única compañía que solo se dedica al hardware y software de videojuegos sin depender o servirse de los ingresos de otras ramas como lo hacen sus dos principales competidoras.

Cuando Microsoft decidió entrar al mercado de los juegos de video, tenia ya toda una infraestructura de apoyo, misma que le ha ayudado a resistir y alentar las ventas de sus consolas. Esto le habia dado resultados estupendos, pero la noticia de esta “separación” podría significar un camino mucho más difícil para Xbox en el futuro.

Gracias a los muchos años de abundancia que tuvo Nintendo en el pasado, hoy pueden darse el lujo de que Wii U tenga un arranque flojo. Recordemos que la actual consola más vendida, el 3DS, empezó de la misma forma, y que no van a rendirse con la consola actual por uno o dos años malos.

Xbox no tiene las mismas opciones, aunque lejos de la ruina, la consola cometió muchos errores durante los pocos meses que lleva en el mercado, y comparativamente se encuentra en una posición menos favorable que cualquier consola de la gran N.




El recuento de los daños


En apenas medio año, Microsoft se ha tragado sus palabras muchas veces, uno puede tomarlo por el lado positivo y pensar que han tomado en cuenta la opinión y retroalimentación de todos nosotros, pero la verdad es que si hubieran pensado en nuestra opinión, sus abusivas políticas jamás habrían llegado al “producto final”.

Nintendo solo ha hecho una corrección importante respecto a su consola y ha sido benéfica; la reducción de precio. Microsoft implementó lo mismo pero con un alto precio, pues aunque seguramente esto levantará un poco las ventas, la sensación de abuso prevalece en muchos jugadores, que ven en la consola de Sony una mejor opción por mucho.


º Primero necesitabas coneccion permanente… luego ya no (y esto le dio al traste a la llamativa biblioteca familiar)

º Primero no podías prestar tus juegos… luego si (con algunas restricciones)

º Primero Kinect era fundamental para la consola… luego ya no (y ahora tienen un 10% fantasma de poder inútil)

º Primero necesitabas Gold para acceder a todas las funciones de tu consola… luego ya no (pero solo para Netflix y ESPN)


Parece como si a la consola la estuvieran desvalijando poco a poco, y eso le va a costar caro a Microsoft, que aunque sin duda ha vendido más piezas que Wii U en el mismo lapso, Nintendo ha decidido sacar sus cartas fuertes este año, aumentando valor a la consola, mientras que Xbox lo va perdiendo con cada retractación que hacen.

En esta próxima E3 las compañías apostarán por anunciar juegos que fortalezca e impulse sus respectivas consolas. Nintendo va con todo con títulos exclusivos y apuestas fuertes, mientras que Microsoft aunque tiene buenos juegos en puerta, muchos de ellos se podrán jugar también
en PC o Playstation 4.

El gamer promedio tiene más de una consola, y considerando que los juegos de Nintendo como Mario Kart o Zelda son exclusivos, cualquiera que desee jugar estos títulos comprará una Wii U, dejando al consumidor con la decisión entre comprar un PS4 o un XBO.

Por todo esto, es que el verdadero elemento débil de este nuevo capítulo de la guerra de consolas no es la menos vendida, si no la que menos posibilidades tiene de convencer al consumidor, y siendo que el hype de “nueva consola” el panorama para Xbox no es alentador.


0
0
0
0No comments yet