Check the new version here

Popular channels

Xbox One y Oculus Rift la estrategia de Microsoft

Xbox One y Oculus Rift: ¿la estrategia de Microsoft contra PlayStation VR?

La futura consola de Microsoft podría ser el trampolín que necesitan para atacar a PlayStation VR, la única alternativa existente hasta ahora de realidad virtual en consolas.



Además de las alternativas que consisten en colocar nuestro teléfono en unas gafas de cartón, existen sistemas de realidad virtual especializados en dar la mejor experiencia posible en lo que a videojuegos se refiere. Hablamos de Oculus Rift y de HTC Vive, dos sistemas que se conectan a nuestro ordenador, y de PlayStation VR, un sistema que se conecta a la consola de videojuegos de Sony.

La apuesta de Sony es la única que acompaña a una consola, el resto de apuestas acompañan a un ordenador que debemos preparar antes, algo que afecta de lleno a Microsoft: su división de Xbox no contaba con nada para competir contra esa PlayStation VR. Y lo decimos en pasado porque esto podría cambiar cuando termine el E3 2016, dado que la próxima Xbox cambiaría las reglas del juego.

Oculus y Microsoft: una relación que podría extenderse a Xbox

Oculus y Microsoft ya nos anunciaron, cuando presentaron la versión definitiva de Oculus Rift, que tienen una colaboración establecida. Además de estar motivada por el uso de Windows para hacer funcionar las Oculus -ya sabemos que el fundador de Oculus la tiene tomada con Apple-, el mando oficial de las Oculus es el mando de Xbox One hasta que Oculus presente uno con sensores de movimiento, al más puro estilo HTC Vive.

Todo esto puede hacernos pensar que, quizás, Microsoft aproveche esta alianza para llevar las Oculus a su consola de videojuegos. Las consolas no dejan de ser ordenadores con unas piezas cerradas que todas las unidades cumplen, por lo que abrir esa puerta no debería ser difícil para ninguna de las dos compañías.

La próxima Xbox One tendría potencia para Oculus Rift

Por otra parte, también tenemos los rumores sobre la evolución de la Xbox One. Scorpio tiene una potencia rumoreada de 6 teraflops, suficiente para hacer funcionar resoluciones 4K y suficiente para hacer funcionar unas gafas de realidad virtual. Además, AMD tiene la tradición de proporcionar la potencia en las consolas, y ya anunciaron una gráfica de bajo coste que sería capaz de hacer funcionar a la realidad virtual, la RX 480.

Parece improbable que Microsoft vaya a hacer una apuesta propia en la realidad virtual cuando están apostando por la realidad aumentada con Hololens, así que el paso lógico sería aprovechar la relación con Oculus, y su ecosistema actual, para dar una experiencia de realidad virtual con su consola.


La próxima Xbox One y Oculus Rift: competencia para PlayStation VR



Por otra parte, el gran rival de Microsoft en el campo de los videojuegos lleva algo de tiempo trabajando en su propia apuesta. Hablamos de Project Morpheus, también conocido como PlayStation VR: un headset que se conecta a la PlayStation 4 y que nos permite jugar en realidad virtual. Y, hasta ahora, Microsoft no tenía ninguna alternativa para luchar de tú a tú contra Morpheus.

Unas Oculus Rift en Xbox One serían lo ideal para competir rápido contra esta amenaza, aunque nos encontramos otro problema en el precio. Mientras que las gafas de Sony cuestan 400€ (sumados a los 300-400 de la consola), las Oculus Rift suben hasta los 600 dólares, sin contar con el coste de una nueva Xbox One (estimamos que otros 400€). Microsoft ya puede pensar en una buena excusa, o lanzar un pack atractivo, para convencer ante esa diferencia de precio.
+1
0
0
0
0No comments yet