About Taringa!

Popular channels

Y el anciano se me acercó y dijo

Hola amigos, en éste post vengo a contarles una experiencia que resultó importante para mi, y creo que puede hacer recapacitar a algunos de nosotros y cambiar un poquito nuestra visión de la vida.

Hace un par de semanas estaba en el departamento de un amigo, en pleno centro de Tucumán (Una ciudad pequeña dentro de Argentina, aclaro para los taringueros no Argentinos). Estaba esperando a mi novia, y ella me manda un mensajito de texto diciendo ya estoy cerca, bajá y esperame en la puerta. Entonces bajé y me senté en las escaleritas que hay en la entrada del dpto. Allí habia un anciano sentado, y despues de unos minutos me dijo:




anciano dijo:-¿Pibe, te puedo hacer una pregunta? No te preocupes, no es nada raro ( Añadió al ver mi cara de sorpresa)


Pablo dijo:-Si claro señor contesté.


anciano dijo:-¿Vos estudias?


Pablo dijo:- Si, estoy en tercer año de Ingeniería Química. Me mata la carrera, pero bue, ¿hay que seguir no?


anciano dijo:-Está perfecto hijo, eso quería saber, ahora si tenés un poquito de tiempo, te voy a contar una historia.


Pablo dijo:-Si, no hay problema, estoy esperando a mi novia, pero parece que se va a demorar


anciano dijo:-Bueno, vos estudias eso en la facultad de la quinta Agronómica verdad?




imágenes de mi facultad

Pablo dijo:-Si, exacto.


anciano dijo:-Bueno, yo supervisé parte de las obras en esa facultad, era joven aun, y me dieron el cargo, y yo siempre trabaje con honestidad ahí. Es una hermosa construcción.




anciano dijo:-Sabes? Yo vengo de una familia bien humilde, mi papá tenia un oficio, y un día me dijo que queria que yo estudie y sea alguien en la vida. Sin embargo no teniamos dinero. Una tía que estaba mejor posicionada que nosotros, le ofreció a mi padre todos los libros de Agronomía que tenia uno de sus hijos. Entonces empecé a estudiar eso, pero no me gustaba para nada. Entonces despues de pensar mucho, le dije a mi padre que quería estudiar en la escuela técnica, pues me gustaban las construcciones. Mi padre me contestó que era muy dificil, y que no iba a entrar. Entonces le prometí que si podia prepararme un poco iba a entrar como sea, y así lo hice. Entré, y salí de la técnica con un promedio 8 despúes. Entonces decidí seguir en la universidad. Y empecé Ingeniería en construcciones.
Todos los dias iba en bicicleta a la facultad desde muy lejos. Despúes de un par de años, empecé a trabajar mientras estudiaba, ascendí de a poco en el trabajo. Cuanto más trabajaba menos tiempo tenía para terminar de rendir las materias que me quedaban en la facultad. Los fines de semana tocaba en una banda para poder juntar mas plata también. Hasta que un día se retiró el jefe de una sección de mi trabajo, entonces el jefe me preguntó si yo sabia trabajar con ese tipo de planos, y le respondí que si, que no había problemas. Entonces me dio el trabajo de jefe de sección!



Era impresionante las ganas que el anciano le ponía a su historia. En ese momento llegó mi novia, me saludó y saludo al viejito.
Y le dije: -Mi amor, vení sentáte aquí a mi lado, que estoy escuchando una historia del señor. Ya vamos.
Me miró riéndose y se quedó a mi lado.
El viejito sorprendido sonrió y prosiguió con su historia.


anciano dijo:-Bueno, quedamos en la parte en la que me dieron el puesto importante ¿verdad?
Si si, a ver.... Ah! la cosa, es que el tipo después de darme el puesto me preguntó cuantas materias me quedaban para recibirme, y le dije que 4 solamente, entonces me dijo "Vos no venís a trabajar hasta que termines de estudiar, te doy tiempo, terminá de rendir esas materias que te quedan y volvé"
Y así me encerré en mi cuarto a estudiar 12 horas por día, y en 2 meses metí las 4 materias que me faltaban.
Al rendir la ultima y aprobarla, agarré mi bicicleta y pedalee hasta mi casa. Allí estaba mi papá.
Le dije "Papá, ¿te acordás que querías que estudie y sea algo en la vida? Bueno, me recibí, ya termine de rendir la ultima materia, soy Ingeniero.


Y el viejito empezó a llorar en ese momento, y ahi comprendí que era imposible que me mintiera en algo de su historia. Que todo era cierto, y que era una historia desde el corazón y que los recuerdos que lo invadían eran muy fuertes.



Cuando se sintió mejor, me dijo:


anciano dijo:- Por eso pibe, a todos los jóvenes como vos, les pregunto siempre si estudian. Muchos me contestan, no, no puedo estudiar porque no tengo plata. Y les cuento mi historia, como sin un peso logré terminar. Por eso si encima tenés a tus padres que te bancan el estudio, no lo desaproveches.



Pablo dijo:- Bueno señor, muchas gracias por su consejos. De verdad disfruté la charla con usted, pero debo irme. Seguro nos cruzamos nuevamente en estas escaleras. Que ande bien. Le deseo lo mejor.

Y así después de darle un apretón de manos al anciano, subí al departamento. Le conté sobre la historia a mi amigo.


mi amigo dijo:-A si! El Ingeniero ()&%%$&# (No pongo el apellido por que no se si al anciano le gustaría que lo publique aquí)
Es un groso el viejo ése.


Y así termino la pequeña historia.

En fin lo importante de éstas enseñanzas es nunca darse por vencido. La única limitación que tenemos los humanos son las ganas de hacer las cosas. El que quiere puede. Se que hay caso muy especiales en donde se complica demasiado. Pero es muy cierto que hay muchos adolescentes hoy en día que gastan cientos de pesos por mes en ir a estudiar supuestamente y no hacen nada.

Bueno amigos taringueros. Espero que les guste la historia. Ojalá les agrade mi forma de redactarla. No soy escritor, y además soy estudiante de Ciencias Exactas, así que veo muchos mas números que letras.
Espero que recomienden el post. Y que mas personas puedan leer ésto, y que al menos por unos pocos recapaciten.

Es importante escuchar a los ancianos amigos, siempre tienen algo bueno para contar, se que aveces puede ser dificil, o aburrido. Pero seguro que algo aprenden, algo que les servirá por el resto de su vida, como la historia que redacté en éste post.


0No comments yet
      GIF