Check the new version here

Popular channels

Análisis PES 2009 [PS2]



Victoria segura

Si bien en la next-gen la saga de Konami no acaba de cogerle el pulso, está más que claro que en PS2 no tiene rival. Su jugabilidad lo hace imbatible, y ello le vale para seguir siendo el nº1. Uno de los pocos partidos donde se sabe el resultado antes de que empiece...

De nuevo tenemos en PS2 a la saga deportiva que mejor ha conseguido plasmar en pantalla lo grandioso de este fenomenal deporte. PES 2009 en PS2 es todo lo que no ha conseguido ser en la next-gen, y más aún. Sin embargo, encontramos también ausencias y errores que, lejos de ser reparados después de muchos años denunciándolos, siguen y mantienen su estructura. Está claro que en PS2 no hay nada como PES, pero… ¿merecen los usuarios de la negra de SONY algo más que una simple actualización de plantillas y ausencias significativas por el precio que del juego? ¿Compensa PES2009 las ausencias con novedades lo bastante buenas?



Por mucho que pensemos que Konami en la nueva generación se ha quedado desfasada, no podemos tampoco obviar el gran trabajo realizado en la generación anterior. Tanto PS2 como Xbox (e incluso GC con un Winning Eleven) han podido disfrutar de esta franquicia durante unos años, quizás los más gloriosos de la saga. PES3 y PES5 siguen siendo los preferidos por la gente en cuanto a señalar los mejores capítulos de la serie. Pero claro, llega un momento en que mejorar un juego en una plataforma tan exprimida como PS2 es muy difícil, y sólo pequeños detalles técnicos y gráficos son mejorables, así como en cuanto a IA.



PES 2009 sigue el camino andado con los juegos anteriores, esto es, basarse en el rey de ventas deportivas en la consola, mejorar ciertos aspectos, incluir algún modo de juego nuevo, actualizar plantillas y poco más. Y es que poco más se puede hacer, aunque como veremos más adelante, hay apartados que dan para mucho más (alguien ha dicho el audio?) y sin embargo Konami hace oídos sordos (qué irónico) a las mejoras en este apartado. Con tan buena base, es fácil mantener el nivel de calidad, y muy difícil seguir mejorando de forma clara este producto.



Después de un PES 2008 donde la sensación arcade (dentro del realismo intrínseco del juego) brilló por encima de casi todo, esperábamos una vuelta a los orígenes de la saga en su factor más importante: la jugabilidad y la IA. En este caso se han añadido mejoras que vuelven a dejar a la saga de Konami muy por delante de su competidor, aunque no todas las que desearíamos. Es un hecho que FIFA, por mucho que mejore en esta plataforma, no alcanzará jamás el grado de perfección que ha alcanzado la saga de Konami.



Veamos qué nos presenta de nuevo este PES, qué fallos mantiene, qué mejoras incluye y qué atractivo encontraremos los que ya tenemos el juego del año pasado. No nos vale una simple actualización de plantillas, queremos novedades que nos hagan volver a empezar una Master League, o cualquier otra competición. Aunque si algo tenemos claro, es que en PS2, PES nunca nos ha dejado colgados. Comienza el partido...

***************************************************************************************************************

G r á f i c o s .-
Después de muchos años aprovechando y exprimiendo Renderware hasta la saciedad, llega un momento en que es casi materialmente imposible conseguir mejoras. Bien, pues Konami lo ha hecho. Sobre todo en un apartado: animaciones. Si ya nos encontrábamos con el juego que mejor reflejaba este deporte sobre el césped, Konamityo ha dado un paso más para seguir perfeccionado y dando realismo a un juego que no ha podido seguir creciendo más por limitaciones de la máquina sobre la que corre.



Con una intro idéntica a las versiones de las consolas “grandes”, y unos menús que también beben de estas ediciones, nos encontramos con novedades y ausencias que después detallaremos en el apartado correspondiente. Los menus, todos en general, han sufrido variaciones y mejoras para hacerlos más intuitivos y rápidos para entrar “en harina” de la forma más accesible que se pueda. No es que sea un cambio en la navegación acusado, pero sí se notan pequeños cambios en la forma de editar o configurar alineaciones o estrategias.



Si entramos en el juego en sí, veremos que las novedades gráficas son mínimas, máxime cuando el engine se ha estado puliendo durante años, y el espacio para mejorar cada vez es más reducido. Las capturas que acompañan este texto son bastante claras en cuanto a esto, ya que se pueden comparar con imágenes del año pasado, donde no notaremos ninguna diferencia a grandes rasgos. Lo mejor, las novedades se notan una vez estamos en juego, y son principalmente una: las animaciones.



Sin ser un cambio radical, se nota una mejoría en la suavidad y respuesta de las animaciones. Los jugadores tienen transiciones entre las mismas más suaves, son más variadas y, sobre todo, son más realistas en cuanto a los choques entre cuerpos y en cuanto a todo lo que rodea a la acción con el balón. Los cuerpos responden mejor a las inercias, el peso de cada jugador y su respuesta a los cambios de ritmo también se ha pulido, mientras que los remates, centros y paradas de los porteros también han tenido su punto de optimización.



En cuanto a caracterízación de los futbolistas, nos seguimos encontrando con luces y sombras que nos presentan jugadores que se asemejan mucho a sus homónimos, y otros que, directamente, no se parecen ni en el blanco de los ojos. Como ejemplo de ambos casos podemos decir respectivamente –como jugadores famosos y reconocibles por todos- Raúl e Iniesta. Son los dos extremos de este espectro de similitudes que se ha logrado más con unos que con otros.

En cuanto a modelados, texturizados y aplicación de la luz no hemos visto mejoras significativas con respecto al juego de la temporada pasada. Los jugadores siguen teniendo las mismas proporciones, las ropas se han actualizado a esta temporada (en los equipos licenciados, por supuesto) y los partidos diurnos/nocturnos mantienen la misma paleta de colores que anteriormente, sin cambios visibles en ningún apartado. Las sombras que despiden los jugadores en el césped, precalculadas, siguen siendo las mismas de siempre (de hecho, las mismas que en las versiones next-gen, vergonzosamente para éstas).



Los estadios siguen siendo uno de los puntos mejorables, no tanto en su modelado, si no en el público del estadio, una simple mancha en movimiento. El césped no se ha mejorado, si acaso algún cambio de texturas para mostrar alguna calva más en los campos imperfectos, y con una representación de la lluvia tan mejorable como antaño. La física del balón continúa siendo tan realista como de costumbre, tanto en campos secos como con lluvia, con una inercia más acusada y con un bote más débil. Los tiros, centros y pases continúan siendo un referente incluso a estas alturas.



En resumen, no hay muchas mejoras gráficas, pero sí alguna en el apartado técnico tan importante como en las animaciones, más variadas y suaves. Visualmente es el mismo juego de los últimos años, con algún detalle mejorado, pero con los mismos defectos de siempre (lluvia cutre, caras que son realmente horribles,...). Sin embargo, lo más importante lo mantiene, como es el motor físico de la pelota y de los jugadores. El mejor PES de siempre en cuanto a animaciones.


***************************************************************************************************************


M ú s i c a .-
Otro año más, este es un apartado que está “de relleno” en la saga. Temas propios de la casa, sin mucho énfasis aunque bien elegidos. Amenizan los menús y los replays, pero nada más. No se le puede exigir más que eso cuando los desarrolladores lo tratan como algo muy secundario, sin importancia y sin tratar de mejorar año tras año un apartado sonoro que desde siempre ha sido el punto negro de cualquier Pro Evolution Soccer. Desde luego, el audio no es el factor más trabajado por Konami, no...


***************************************************************************************************************


S o n i d o F X .-
Lo mismo que de la banda sonora, podemos hablar en cuanto a FX y a calidad de comentaristas. Maldini y Juan Carlos Rivero siguen siendo MUY mejorables, con pocos aciertos en los comentarios, con errores de bulto, repetitivos, con comentarios a destiempo, etc etc etc. En realidad no sabemos qué trabaja Konami en cuanto al aspecto de audio en general, pero está claro que los errores que se van viendo a cada nuevo capítulo NO los arreglan ni a la de tres. Lo único que se salva es el sonido ambiente de los campos, que responde más o menos de forma efectiva al juego. Que la mejor opción es desconectar los comentarios del juego es el signo más claro del mal trabajo realizado.

***************************************************************************************************************

J u g a b i l i d a d .-
La misma excelente, brillante, divertida y realista de siempre. Bien es verdad que mantiene una decisión que se ha tomado hace dos versiones y que no llega a ser la más acertada para la saga, y ésa es la de mantener un ritmo de juego demasiado alto. La respuesta de los jugadores, su velocidad y la reacción a las acciones mantiene un ritmo algo irreal por lo veloz de la respuesta a todas las acciones, lo que le da un aire algo arcade dentro del realismo del conjunto, se entiende. En este sentido esperábamos una bajada en el timing de juego, pero se ha mantenido con respecto a la versión 2008.



Por lo demás, no podemos más que seguir alabando la mecánica de juego. Bien es verdad que se podía esperar alguna novedad en el control, y ésta viene dada por la posibilidad de tener cambio de jugador “asistido” o semi-asistido, lo que nos permitirá en el primer caso cambiar de jugador sólo cuando queramos. Es decir, podemos hacer un pase a un compañero y seguir controlando al jugador que acaba de dar el pase, y cambiar al otro jugador cuando queramos. Mientras, será controlado por la CPU. Este cambio, aunque puede parecer lioso (de hecho, al principio lo es), a la larga acaba por dejarnos hacer algunas jugadas inteligentes, gracias sobre todo a los movimientos ofensivos de nuestros jugadores.



Y es que PES 2009 mantiene un avance (mínimo, pero avance al fin y al cabo) con respecto a la IA ofensiva de los jugadores, sus tendencias de desmarque, sus zonas de influencia y sus patrones de ataque. Buscan la mejor posición para ayudar al usuario a no perder la posesión, ofreciendo siempre una posibilidad de pase. Los desmarques de ruptura también están presentes, y se realizan en la mayoría de los casos hacia las zonas más despobladas, como debe de ser.



Sin embargo, en cuanto a IA defensiva, PES 2009 sigue teniendo las mismas lagunas de siempre. Los centrales tienen tendencia a abrirse por el medio, dejando huecos demasiado evidentes para no ser aprovechados por la CPU que controla al equipo contrario. Al mismo tiempo, las acciones defensivas más básicas (es decir, presionando con X) no funciona todo lo bien que debería, y sólo lo hará con los jugadores que tengan valores defensivos altísimos. Eso no evita tener a veces la sensación de frustración cuando un jugador tiene “a tiro” poder rebañar una pelota, pero no hace la acción de intentar quitarla por mucho que presionemos el botón.



En cuanto a controles, todo lo demás funciona de forma perfecta. Pases rasos, centros, tiros, vaselinas (en esta ocasión algo más difíciles), paredes, tiros colocados o el clásico lanzamiento de falta, todo funciona perfectamente y no será problema alguno para los más curtidos en la saga. Eso sí, el equipo controlado por la CPU utilizará una presión alta casi en todo momento, sea el equipo que sea, lo cual le resta algo de realismo y le añade dificultad. Le resta realismo porque no todos los equipos defienden con la misma intensidad, y le añade dificultad porque necesitaremos jugar mucho en equipo para mantener las posesiones.

En cuanto a modos de juego, nos resulta extraño que en las versiones next-gen sí encontremos la licencia de la Champions League, y sin embargo en esta versión PS2 no esté presente. No sabemos las razones, pero desde luego es un lunar muy grande (muy grande) y un agravio comparativo para los fans de la saga en PS2, consola donde el juego ha llegado a ser lo que es y donde ahora se quedan sin poder disfrutar de esta modalidad de juego. Muy mal por Konami.



Tendremos también los clásicos modos “Partido”, donde podremos elegir rival, duración y todas las configuraciones posibles para un amistoso. El modo “Liga” y “Copa”, que nos permiten jugar en las seis ligas disponibles (no todas oficiales, como la liga BBVA que no está completa), o jugar las 6 Copas disponibles según la zona geográfica. Tendremos también el modo “Selección de Partidos” que se realizará una combinación de jugadores al azar dentro de los parámetros marcados por el usuario.



El modo “Entrenamiento” también nos permitirá profundizar en el control de los jugadores, aunque hace temporadas que ha perdido toda la profundidad que llegó a tener en algún momento. Ahora sólo podremos hacer lo básico: entrenamiento normal, lanzamiento de faltas, jugadas 1-2 y córners. Se han perdido multitud de minijuegos y gran cantidad de récords por lograr. Una lástima que se desaproveche un modo que un día llegó a tener una gran cantidad de detalles, y que ahora se ha quedado en lo mínimo.



El modo “Comunidad” nos llevará a llevar un fichero histórico de los partidos que más vamos a jugar: el multijugador local. Podremos crear comunidades de amigos de entre 2 a 16, dándole nombres y registrando los partidos ganados y perdidos, así como varias estadísticas más. Una manera de callarle la boca a nuestro colega cuando se pone gallito, y recordarle las derrotas dolorosas que le infringimos. El modo “Tour Mundial” nos llevará por diferentes desafíos que debemos ir completando, de dificultad creciente, y con objetivos principales y secundarios en cada partido. Es un modo atractivo y que nos llevará algo de tiempo completar alguno de los objetivos solicitados (un poco puñeteros, algunos).



Hemos dejado para el final los dos modos más interesantes: el modo Liga Master y el modo nuevo de este año: Ser una Leyenda. Este último modo nos pondrá en la piel de un nuevo jugador, de 17 años, al que tendremos que dar nombre y figura, y que intentará llegar a ser una estrella. Empezarás en un partido de prueba donde los ojeadores irán a verte, y a partir de ahí tendrás una o varias ofertas de juego. Debes elegir bien a dónde ir, ya que por mucho que elijas un gran equipo, tendrás menos oportunidades de jugar, y viceversa.

Una vez en juego, depende de ti cumplir las exigencias de tu puesto, que has elegido previamente. Si cumples tus funciones de tu puesto, podrás ir acumulando experiencia y potenciar esos valores que quieras subir. Así durante años, mientras te mantienes en el mismo club o si eres traspasado a otro de mayor fama. Incluso llegando a ser el capitán del mismo y pudiendo hacer que tu nombre sea recordado en el club de tus amores. Básicamente, la finalidad de este modo de juego es ésta.



Este modo tiene varios factores atractivos. Por un lado el mantener un patrón de conducta durante todo un partido en la posición elegida, lo que nos hará tener la cabeza bien centrada en todo momento, en vez de ser siempre defensa, medio y delantero como en los partidos “normales”. También nos hará jugar en equipo de forma más acusada, aunque al IA de la CPU no funcione todo lo bien que debería, ya que los veremos fallar de forma calamitosa en pases claros o en tiros. Podremos elegir dos cámaras para seguir la acción: en tercera persona a lo “Tomb Raider” o con la vista clásica (no podemos elegir el tipo de zoom, un fallo grave).



Con la cámara en tercera persona la acción se sigue de forma poco cómoda, ya que los giros de la cámara para seguir la pelota nos hará descolocar de forma continua, y después encarar hacia la portería nos costará Dios y ayuda para orientarnos de forma que sea efectiva poder regatear o hacer pases orientados con cierto sentido. La cámara clásica es la mejor elección, y nos mantendrá mejor colocados durante todo el encuentro. Hay defectos de IA incluso en este modo, como la posibilidad de que entremos en el campo hacia mitad de partido y, sin haber lesión por medio, que nos quiten a poco del final sin ir perdiendo ni nada. Casos de IA que habría que pulir. Por lo demás, es un modo de juego largo, profundo y divertido.



La Liga Master, uno de los modos de juego más famosos de la saga PES, se mantiene sin cambios con respecto al año pasado. No hay mejoras, no hay opciones nuevas reseñables, y sólo algunos aspectos concretos de fichajes o de mejoras en cuanto a la respuesta de las estrategias elegidas para cada partido, que denotan un mayor trabajo por parte de los desarrolladores. Como siempre, podremos empezar con un equipo formado por los jugadores reales, o con los clásicos Miranda, Castelo y cía.



Las opciones de editor nos permitirán cambiar cualquier jugador, club, insignia, camiseta y nombres deestadios. También podremos copiar y enviar archivos de opciones de PES 2009 de PSP para compatibilizar con PS2. En definitiva, un juego muy completo, con lagunas y errores mejorables, pero con un amplio abanico de posibilidades de juego tanto para uno como para varios jugadores.

***************************************************************************************************************

C o n c l u s i o n e s .-
PES 2009 es, desde luego, el juego de fútbol a seguir en PS2, como lo ha sido siempre. Técnicamente ha mejorado poco, aunque no hay mucho margen en cuanto a mejoras gráficas. Donde sí lo ha hecho es en las animaciones, IA y física de los cuerpos, que demuestran más naturalidad y coherencia con sus movimientos y choques. No encontramos, de forma extraña, la licencia de la Champions League que sí poseen las versiones next-gen, aunque sí está el modo Ser una Leyenda, que con la cámara en tercera persona en PS2 nos demuestra lo bien pulido que está el motor gráfico para esta consola. No encontramos, por otro lado, muchas novedades más. Vuelve a ser una versión sin on-line (¿por qué, Konami?), pero con un gran potencial multijugador offline.



Hay errores que siguen lastrando algunas acciones que nunca se han solventado, y además seguimos sin tener el juego completamente actualizado en cuanto a plantillas, por no hablar de la horrible calidad general del audio. Por todo lo demás, y si nos metemos en acción, no hay NADA comparado a PES que llegue a su nivel. Ni en diversión, ni en realismo visual, ni en mecánica de juego. Si criticamos las versiones actuales (PS3-Xbox360-PC) por no innovar lo suficiente, también tenemos que alabar el grado de perfección que ha logrado en PS2 esta saga. Lástima que el ritmo de juego siga siendo tan alto como el año pasado, donde ha perdido parte de su esencia de juego en equipo. Ser aficionado al fútbol en PS2 sigue siendo una suerte...




L o m e j o r .-
- Las animaciones siguen mejorando aún más
- Su jugabilidad está a prueba de bombas
- La IA también ha mejorado, sobre todo en ataque
- En PS2 es casi imposible hacerlo mejor

L o p e o r .-
- Falta el modo Champions League... ¿por qué?
- El audio sigue siendo NEFASTO
- Los clásicos errores de la saga, otro año más sin subsanar
- El ritmo de juego sigue siendo demasiado alto




FUENTE
0No comments yet