Check the new version here

Popular channels

God of War historia completa (1/2)

Hola amigos de T!, les traigo la historia completa de la saga God of War, recopilado con mis conocimientos y distintas fuentes.


*Los parentesis en cada titulo de la historia God of War indican en que juego o comic explican eso.
*La historia esta contada en orden en el cual Kratos vivio eso.
*Ver los videos, si quieren entender mejor la historia.

Historia God of War

El origen de Kratos: (God of War: Ghost of Sparta)


Kratos nació (gracias a la relacion entre su madre Calisto y padre que el desconocia) en Esparta, una ciudad de Grecia caracterizada
por ser cuna de los mejores guerreros.
Desde muy pequeño Kratos mostraba gran fuerza, resistencia y tenacidad. Él y su hermano Deimos se criaron y entrenaron juntos.
Mientras tanto... Estaban en guerra Titanes contra Dioses pero, Un oráculo predijo que la desaparición del Olimpo no seria gracias a los titanes sino que se produciría
por un Guerrero Marcado.
Los dioses del Olimpo Zeus y Ares creen que este guerrero es Deimos, el hermano de Kratos, debido a sus marcas de nacimiento extrañas.



link: https://www.youtube.com/watch?v=KlrR3zpK7oM&list=FLaxiaKtRC-BNrpSvzmv_MpA&index=37

(Ares interrumpe el entrenamiento de Kratos y Deimos, junto a Atenea, y secuestra a Deimos.
Kratos intenta atacar a Ares, pero es golpeado en el ojo izquierdo por el olímpico (la causa de su cicatriz).
Llevado al dominio de la muerte, Deimos es encarcelado y torturado por el Dios de la Muerte, Tánatos.)

Kratos, con gran maestría, entrenamiento, disciplina y constancia, él fue escalando rangos en la milicia espartana.


link: https://www.youtube.com/watch?v=H50jrRKzoRY&list=FLaxiaKtRC-BNrpSvzmv_MpA&index=38

(Kratos no podia olvidar a su hermano, como él juró nunca volver a fallar, Kratos coloco un tatuaje de color rojo en su cuerpo en honor a Deimos.)

Su familia y la ambrosía: (God of War Comic 1-6)

Después de ganar todos los elogios sobre Esparta, Kratos encontró a Lisandra Aunque había muchas mujeres en su tiempo,Kratos se sintió realmente conectado a ella
y la consideraba su alma gemela y verdadero amor. Juntos tuvieron una hija.

Cuando su hija Calíope nació, ella se encontró con una enfermedad que se consideraba su debilidad, por lo tanto, de acuerdo con la ley espartana,sería arrojada desde el Monte Taigeto a la muerte.
Cuando los soldados espartanos atacaron su casa e intentaron llevarse a su recién nacida, Kratos desenvainó su espada para proteger a su hija. Sin embargo, algunos mayores, cercanos a Kratos le informaron de una posible forma de curar la enfermedad de su hija:
el elixir sanador de los Dioses, la Ambrosía de Asclepio. El espartano rápidamente convenció a sus compañeros que le permitieran buscar la ambrosía en un número determinado de días, prometiendo que una vez que la recuperara, no solo la utilizaría para curar a su hija, también la usaría para curar a los otros enfermos recién nacidos. Kratos, después de escuchar a un anciano sobre el poder de la Ambrosía, decidió exponer y recuperar el líquido de curación, con el fin de salvar a su hija.



Cuando Kratos se marchó, se encontró con un curandero que le dio la Llama de Apolo para que le ayudara. Después de entrar en una cueva, se encontró con un Fénix gigante capaz de hablar, con el que luchó.

mató al Fénix de Hades en su primera misión de la ambrosía. Después de derrotar al Fénix,Kratos se encuentra con los espartanos y su compañero el capitán Nikos, que fueron enviados por el rey de Esparta con el fin de asegurarse de que la Ambrosía se utilize para todos los de Esparta. Mientras tanto, en una tierra lejana, Alrik, el príncipe bárbaro, se encuentra a su padre que estaba muriendo por una enfermedad, y fue en búsqueda para encontrar la Ambrosía.
Sin embargo, a espaldas de los guerreros, los Dioses Olímpicos habían creado una apuesta en la que seleccionaban varios mortales para capturar la Ambrosía, propagando enfermedades a través de sus tierras y todo lo que apreciaban. Ares el Dios de la Guerra eligió a Kratos como su campeón, mientras que Hades Dios del Inframundo, eligió a Alrik.
Cuando los Dioses compartieron un brindis, Hades se retiró al Inframundo, donde parecía estar tramandoun plan siniestro. El Dios del Mar, Poseidón, había elegido a un therano señor de la guerra llamado Herodius como su campeón. El therano trataba de rescatar a su tierra de una plaga enviada en secreto por Poseidón y fue a buscar la Ambrosía como cura.
Después de derrotar a un grupo de sátiros, los espartanos necesitaban un barco y lo encontraron en posesión del ejército de Herodius.
Kratos mató a Herodius, y el resto del ejército por los espartanos. Con gran ira, Poseidón luego desató sus Hipocampos sobre el barco. Los espartanos sobrevivieron, pero Poseidón crea un remolino enorme que arrastra a los guerreros más y más en el mar.

Todavía se caían en el remolino, los espartanos sufrieron la presión y se quedaron juntos. Poseidón envía a la serpiente de mar para matarlos, pero la bestia fue asesinada, por Kratos. Los espartanos entonces se dirigieron a tierra.
Algunos hombres empezaron a debilitarse y Nikos debatido con Kratos sobre la conveniencia o no de que los soldados deben descansar.
Las disputas de los dos llamaron la atención de una guerrera kerosiana llamada Pothia, la campeona de Artemisa, quien también buscaba la ambrosía debido al hecho
de que los hijos de las mujeres de su tribu nacían muertos. En la batalla entre las dos fuerzas Kratos había asesinado a Pothia y su ejército fue asesinado por los espartanos. Mientras tanto, Alrik y sus bárbaros encontraron al campeón de Hermes, Dánao que buscaba la Ambrosía con el fin de sostener la vida de los animales de su pueblo.
Alrik rápidamente decapitó a Dánao y siguieron adelante, creyendo que nada los iba a detener.



él y los espartanos recorrieron el desierto, mientras que al mismo tiempo, Hades envía un torrente de fuego desde el cielo, a los guerreros, matando a muchos espartanos y al capitán Nikos. En homenaje a Nikos, Kratos permite a sus hombres descansar, hasta que vio una visión terrible de Calíope.
Después de que los espartanos emprendieron la búsqueda de la ambrosía, Alrik y su ejército decidieron destruirlos.
Cuando los espartanos se acercaban más y más a la ambrosía, Kratos finalmente la encontró.
De repente Cereyon, el campeón del Dios del Sol, (Helios) apareció para luchar contra Kratos, aunque al final lo mata ahogandolo.
Después de que Kratos regresó con la Ambrosía, Alrik llegó con su ejército, armados con armas mortales, listos para luchar por el elixir sanador.

los espartanos y bárbaros se enfrentaron en una batalla epica, con bajas golpeando de ambos lados. Alrik, sin embargo, reveló que mantuvo la cabeza de Dánao, que se revela como un comandante de los animales. Al ver al portador de la cabeza de su comandante, una enorme cantidad de rocs volaron, sometiendo a Alrik.
Alrik ordenó a las bestias atacar a los espartanos, un acto que debilita gravemente a Kratos. Alrik tomó la ambrosía con él, volando con el líquido de la curación y la cabeza de Dánao. Kratos, sin embargo, mató a los rocs, decidido a salvar a su hija. Hades, sin embargo, envió a los brazos del Hades para matar a Kratos y su ejército.
Kratos, sin embargo, abandonó a sus hombres cruelmente a morir de la forma más horrible.
Kratos finalmente se encontró con Alrik y salta al roc en el que estaba Alrik. Los dos se enfrentaron por la ambrosía y cayeron al suelo heridos, aturdidos, pero vivos, derramandose ambrosía sobre ellos. Alrik había entrecerrado la garganta del espartano, pero Kratos fue sanado por la Ambrosía.
Kratos se abordó al roc de Alrik, luchando con él, mientras caían en el abismo.

Los dos cayeron al suelo después de luchar por el resto de la Ambrosía. Alrik estaba sanado y de pie, Kratos tomó la cabeza de Dánao, al mando de los rocs para que torturaran a Alrik continuamente, de manera similar a la de Prometeo. Kratos luego voló a Esparta, donde salvó a su hija de caer al abismo, y limpiandola de su enfermedad.
Después de dar al rey de Esparta, el resto de la ambrosía para él beber, Kratos fue promovido al título de un cápitan. A lo lejos, Alrik estaba herido de muerte, pero fue salvado por Hades. En un desafortunado giro de los acontecimientos, el padre de Alrik falleció.
Alrik, ahora el rey bárbaro, juró venganza contra Kratos.


las espadas del caos: (God of War 1)



Kratos era el capitán de un ejército espartano de rápido crecimiento, en primer lugar con sólo cincuenta hombres que más tarde se convirtieron en miles.
Ganó muchas batallas y trajo muchos tesoros a su familia. Él dio a su esposa un collar de piedras preciosas y a su hija Calíope una flauta de madera tallada.
Pero de pronto, Kratos se convirtió en un guerrero brutal, ganando batallas a través de tácticas poco ortodoxas, pero eficaces. Sólo su familia era lo suficientemente valiente como para cuestionar sus motivos y detener su cólera. Afirmaba que quería que el mundo supiera de la gloria de Esparta, pero su mujer protestó que estaba haciendolo por sí mismo.

Uno tras otro, los pueblos bárbaros caían ante las tácticas brutales y despiadadas, pero eficientes, de Kratos. Esté llevo su ambición al máximo para seguir conquistando ejércitos.
Pero muy al Norte, se enfrentó con su destino. Un gran ejército de bárbaros le hizo frente. Sus subordinados fueron cayendo uno por uno y Kratos quedó solo a la merced del jefe bárbaro (Alrik), pero para Kratos, la victoria estaba a cualquier precio, aunque ese precio haya sido su mismísima alma, por eso le suplica a Ares, dios de la guerra, la victoria a cambio de su vida diciendo
"Ares, destruye a mis enemigos y mi vida es tuya".
Entonces Ares desciende del Olimpo cerrando el trato que le había ofrecido Kratos y destruye a todos los enemigos de éste.
Luego entregó a Kratos las Espadas del Caos, que quedaron fundidas mediante unas cadenas a sus brazos. Kratos cortó con estas espadas la cabeza del jefe Bárbaro.
Desde éste momento se convirtió en el fiel guerrero de su dios Ares, esparciendo violencia y guerras ordenadas por él y bajo su mando estaban más guerreros guiados por Kratos.

El precio de la victoria: (God of War 1)



Kratos siguiendo las ordenes de Ares, esparciendo las sangrientas batallas y numerosas muertes a su nombre y de cada aldea que destruía, se le fueron uniendo soldados de las aldeas destruidas ya que no les quedaba otra opción mas que unírsele, que bajo las ordenes de Kratos, atacaban las aldeas a su paso dejando tras de sí solo muerte y destrucción de sus soldados y sus subordinados.

Una noche, Kratos y su ejército tienen el objetivo de aniquilar una aldea, por orden de Ares. El oráculo de la aldea le advierte de su destino y le aconseja no entrar al templo.
Kratos no sigue el consejo y al entrar mata a todas las personas que había allí, poseído por una furia ciega que no le permitía ver bien a quien asesinaba.
Cuando no queda nadie con vida descubre que entre los muertos estaban su mujer y su hija.

Él no se explica por que estuvieran ahí si el la había dejado en Esparta. Ares, mientras tanto, intenta convencer a Kratos que sin su familia de por medio,
se convertiría en el guerrero perfecto, ese era el plan de Ares, despojarlo de cualquier otra cosa que no sean las crueles matanzas ordenadas por él.
Pero Kratos se siente culpable por lo de la muerte de su familia y jura que matará a Ares por haber puesto a su familia en ese templo.
Cuando sale del templo ve el pueblo en llamas, la aldea poco a poco se iba prendiendo en fuego.

Es en ese momento en el cual el oráculo decide hacer sobre Kratos la terrible maldición de pegar las cenizas de su recién difunta esposa e hija sobre la piel del furioso espartano, por el hecho de matar a su familia y de que desde ese momento todas las personas que lo vieran sabrían los terribles hechos que él había cometido, haciendo luego honor en el futuro a su apodo "Fantasma de Esparta".
Desde esa noche en que Ares sabiendo que la familia se encontraba allí y mandando a Kratos a destruir esa aldea y matar a su familia, Kratos sufriría pesadillas y visiones.
Pesadillas por lo que hizo, por lo que se convirtió y visiones por la tragedia que él mismo provoco debido a su furia desenfrenada.
Por lo tanto tenía que pagar el terrible precio de buscar tanto la gloria de Esparta, tal precio que le termino costando la vida de su propia familia.

Las Furias: (God of War: Ascension)



Confrontado por el guardián del juramento, Orkos, en el pueblo de Crisa, Kratos es informado por éste que las visiones que ha estado experimentando son trucos mentales creados por las Furias, y le da instrucciones para encontrar al Oráculo de Delfos.
Viaja hacia el Templo de Delfos, donde Kratos elimina el malvado profeta Castor y su gemelo Pólux, quien intentó matar al Oráculo para que Kratos no pudiera hablar con ella.
El Oráculo antes de morir instruye a Kratos viajar a Delos para recuperarlos Ojos de la Verdad. Tomando el Amuleto de Uróboros de Cástor y Pólux, Kratos viaja al puerto de Crisa y se encuentra de nuevo con Orkos. El guardián del juramento revela que él es el hijo de Ares y Alecto. Ares quería un guerrero perfecto que pudiese ayudarle a derrocar a Zeus. Pero Ares renegó a su hijo, y Orkos se convirtió en el guardián del juramento de las Furias para complacer a su madre. Explicó que era Kratos el guerrero perfecto para Ares, y por esa razón, Ares ayudó a derrotar a los bárbaros con los que luchaba el ejercito de Kratos en la batalla, ya que si no fuera por la ayuda de Ares habrían perdido. Orkos hizo su oferta como el guardián del juramento y no cuestionó a las Furias hasta que Ares engañó a Kratos para matar a su familia. El guardián también revela que los Ojos de la Verdad eran los propios ojos del Oráculo, tomados por las Furias cuando Orkos y ella trataron de advertir a Zeus sobre el plan de Ares y las Furias. Armado con este conocimiento, Kratos toma un barco a Delos.

Al llegar a la isla de Delos, Kratos explora la estatua gigante en ruinas de Apolo. El espartano es atacado por las tres Furias, y es capturado cuando la Reina de las Furias, Alecto, interviene. Sin embargo, Orkos aparece y libera a Kratos, trasladándolo a otro lugar, con Alecto prometiendo que Kratos nunca tendrá éxito.
Después de un peligroso viaje y recibir la Piedra del Juramento de Orkos, Kratos usa el Amuleto de Uróboros para restaurar completamente la estatua y recuperar
los Ojos de la Verdad que se encuentran en el faro de la estatua. Después de completar el Juicio de Arquímedes, Kratos es emboscado por las Furias, que le toman cautivo y le arrebatan los Ojos de la Verdad y la Piedra del Juramento de Orkos.



Kratos encadenado en una prisión para malditos por romper su juramento de sangre con el Dios de la Guerra, Ares. Megera, una de las tres Furias, viene a dar Kratos su castigo diario.
Megera tortura a Kratos, golpeándolo en repetidas ocasiones, pero ella rompe accidentalmente una de las cadenas que sujetaban los brazos a Kratos.
Con la parte superior de su cuerpo libre, Kratos realiza un ataque y libera las Espadas del Caos, permitiéndole finalmente soltarse y lanzarse contra Megera, sin embargo ésta se libera de él. Kratos entonces persigue a Megera, luchando contra varios enemigos en el proceso.
Finalmente la captura, pero Megera comienza a segregar nuevos parásitos. Megera utiliza estos parásitos para despertar a Egeón el Hecatónquiro, provocando que muchos brazos de la criatura comiencen a cobrar vida y atacar a Kratos.
Kratos también se enfrenta a la furia Tisífone, que intenta engañar al espartano con una ilusión. Después de superar la ilusión, Kratos localiza a Megera, que a pesar de usar a Egeón como arma, es asesinada por el espartano.
Kratos recupera el Amuleto de Uróboros, un artículo previamente quitado.

Tisífone crea una ilusión haciéndose pasar por el rey de Esparta, pero no engaña a Kratos, quien recupera la Piedra del Juramento. Se encuentra con el Escriba del Hecatónquiro, que revela que él fue el primer mortal en ser encarcelado por las Furias.
Kratos entonces aparentemente vuelve a casa con su esposa y su hija, sólo para descubrir que era una ilusión proyectada por Tisífone. Alecto intenta convencer a Kratos que puede vivir dentro de esta ilusión si vuelve con Ares, pero él se niega y le dice que prefiere la realidad. Enfurecidas, Alecto y Tisífone atacan, Kratos se las arregla para recuperar los Ojos de la Verdad, y Alecto se transforma en un monstruo marino llamado Caribdis.
Después de una batalla brutal y el uso de los Ojos de la Verdad para romper las ilusiones de las Furias, Kratos mata a las dos, y la prisión para malditos queda destruida. Antes de morir, Alecto promete que su muerte no cambiará nada.

Kratos, tras su victoria, regresa a su casa en Esparta, reuniéndose con Orkos, quien revela que él ha sido de nuevo convertido en el guardián del juramento del esparta no por las Furias, antes de su muerte. La única manera que tiene Kratos de ser liberado de su unión con Ares es asesinando a Orkos, quien acepta su muerte con honor.
A pesar de su negativa, Kratos desenvaina y ubica la espada en el abdomen de Orkos, y éste con sus propias manos también presiona el arma hasta morir por la misma, rompiendo finalmente el vínculo con Ares. Para gran horror de Kratos, sin embargo, las visiones inquietantes de la muerte de su esposa y su hija, que habían sido ocultadas al espartano mediante el vínculo, de repente plagan su mente.
Por lo que se aventura en una nueva búsqueda para liberarse de sus pesadillas,
no sin antes quemar su casa con el cadáver de Orkos en su interior.



Las cadenas del Olimpo: (God of War: Chains of Olympus)

Kratos sirve a los Dioses del Olimpo, durante 10 años. A lo largo de los años, Kratos tiene que completar varias metas para rescatarse de las pesadillas que atormentan los recreos profundos de su mente.

Batalla en atica:

Kratos es enviado por los dioses a las costas de Ática para detener el avance de los Persas. Tras abrirse paso entre los persas, Kratos trata de abrir una puerta, pero se sorprende por un Cíclope con un mazo. Le intenta aplastar con el, pero Kratos se lo impide. Antes que Kratos pueda contraatacar, un gran Basilisco se come al cíclope y se dispone a hacer lo mismo con Kratos. Tras una corta batalla, consigue espantar al temible basilisco dañando uno de los ojos a la bestia y así seguir con su camino.

Kratos siguiendo la pista del Basilisco, se topa con el Rey de Persia en persona. Este tiene la intención de "purgar" Grecia, gracias al Basilisco, y convertirse en su nuevo rey, y empezando por matar a Kratos. Después del enfrentamiento y antes de acabar con él, el Rey pide compasión a cambio de riquezas, mujeres y reinos.
Pero Kratos solo quiere una cosa, y es arrebatarle su vida. Con su muerte, obtiene el poder del Genio. Opcionalmente Kratos puede mantener relaciones sexuales con dos mujeres ubicadas en el interior de la fortaleza. Tras un largo camino Kratos alcanza al Basilisco, acabando con su vida y terminando con su misión.

La caida del sol:

Tras derrotar al Basilisco, Kratos no tiene suficiente y reclama a los dioses más faenas. Y es cuando ve que el Sol cae contra la Tierra, sucumbiendo el mundo en oscuridad. Kratos se dirige hacia zona de la colisión, cerca de la ciudad de Maratón. Al llegar ve una ciudad envuelta por una niebla de donde surgen enemigos y el Gran Carro de Helios, Dios del Sol. Tras escalarlo, Atenea se presenta como una estatua y comunica a Kratos que Morfeo ha lanzado su manto y está sucumbiendo a los dioses en un profundo sueño. Sin un Sol que ilumine, Morfeo no tiene límites. Kratos tiene una nueva misión: Devolver el Sol al cielo. Se adentra en el Templo de Helios (el carro), tras un corto camino se topa con Eos, que comunica a Kratos que su hermano, Helios, había sido secuestrado por Atlas. Para saber donde estaba Helios, Kratos despertó a los caballos de fuego, que no dudarían de ir con su amo.

El Hades:



Antes de conocer su destino, los caballos de fuego atraviesan la niebla de Morfeo, haciendo que Kratos sueñe con su fallecida hija, Calíope. Al despertar se encontraba en el Hades. Este lugar nunca había sido pisado por un mortal en vida. En el horizonte se observa la luz del Sol. Para llegar a él, debería pedir permiso a Caronte, pero no está en la labor. Tras un corto combate, Caronte noquea a Kratos y lo arroja a un abismo. Al despertar, Kratos se encuentra encadenado en la pared, pero fácilmente rompe los grilletes. Kratos se encuentra en el Tártaro. Buscando una salida, consigue el Guantelete de Zeus y observa los titanes, entre ellos a Hiperión, que una vez perdieron un guerra contra los olímpicos y Zeus los había encadenado en este lugar. También observa las cadenas rotas de Atlas, y Kratos solo tenía algo en mente: ¿Quién habrá sido?. Al fin encuentra una salida, y es hora de que Caronte sea derrotado. Y así es, Kratos derrota a Caronte,
apoderándose de su barca y pone rumbo hacia la luz del Sol.

El reencuentro:

Kratos se adentra más en el Hades donde ve a su fallecida hija, Calíope, adentrarse en un templo. Kratos sigue el rastro de ella y finalmente se topa con Perséfone, esposa de Hades y reina del Inframundo. Perséfone ofrece a Kratos la oportunidad de expiarse de sus pecados para descansar en paz con su hija. Kratos cede y pierde sus poderes a cambio de estar con su hija en los Campos Elíseos. Al fin Kratos abraza a su querida hija, pero Perséfone agua el reencuentro, porqué ella era la verdadera artífice del plan para liberar a Atlas y este, con los poderes del sol en sus manos, destruiría el enorme pilar que sostiene la tierra, y así acabar con el Olimpo de una vez por todas, mientras los dioses duermen gracias a Morfeo. Kratos se da cuenta de su error, y decide, aunque sea muy doloroso, separarse de su hija y recobrar sus poderes de la única forma que sabe: Matando a los muertos inocentes y ser otra vez el Fantasma de Esparta.

La batalla final:

Perséfone se dirige volando al Pilar que Atlas estaba destruyendo. Kratos logra agarrarse a Perséfone para llegar a él. Tras una encarnizada lucha contra Perséfone el gran titán Atlas entra en la batalla tratando de aplastar a Kratos, después de encadenar los poderosos brazos del titán se decide a terminar con Perséfone.
Kratos durante el combate debe hacer uso del Escudo del Sol y sus otras armas hasta que finalmente logra atravesarla con el Guantelete de Zeus. Antes de irse, Atlas le dice que los Olímpicos no le ayudarán. Kratos responde que los servirá fielmente. Atlas acaba la conversación diciendo que se volverán a ver.

Atlas siempre sostendrá el mundo sobre sus hombros, un castigo peor que el que Zeus impuso a los otros Titanes. Así es como Kratos, retornó el Sol al cielo, Morfeo se retiró a las sombras. Finalmente, Kratos se lanza del carruaje, quedando inconsciente sobre la montaña más alta de toda Grecia, mientras dos dioses Atenea y Helios le quitan el Escudo y el Guantelete. Kratos paga un alto precio, incluso para el Fantasma de Esparta.

El campeon de los Dioses: (God of war 1)

tras 10 largos años, le sirve fielmente a los dioses del Olimpo como su campeón, haciendo tareas imposibles para un simple humano, como matar a la Hidra en el Mar Egeo por una orden de Poseidón. Todo ello por solo un trato: el olvido de las pesadillas que le atormentan. Después de tantos años de obediencia, Kratos se comunica con Atenea y le reclama el perdón de sus pecados y el olvido de las pesadillas. Atenea le dice que antes tiene que hacer una tarea más: matar a Ares, ya que estaba destruyendo la ciudad de Atenas, y los dioses no lo podían detener, porque Zeus había dicho que no se debía pelear entre los dioses del Olimpo, es por eso que solo un mortal entrenado por un dios podría encargarse de la tarea de poder matarlo. Con el único propósito de encontrar la paz interna, se embarca en la aventura de matar a un dios, adentrándose en la ciudad de Atenas asediada por el dios, donde Kratos deberá buscar al Oráculo de Atenas para que pueda ayudarlo, mientras peleaba con los ejércitos de Ares. El Oráculo de Atenas le dice que tiene que conseguir la Caja de Pandora. Esta caja lo haría muy poderoso y era la única forma de poder matarlo, de hecho era el arma más poderosa a la que un mortal podía acceder, pero es así como también estaba bien escondida de los mortales y no para los dioses. La caja está atravesando el desierto de las almas perdidas en la espalda del gran titán Cronos. Dentro del Templo de Pandora, en la parte más escondida del templo, es donde Kratos se encuentra con otra estatua de Palas Atenea, que le indica que siga el canto de las sirenas ya que lo guiaran hacia la caja. Una vez atravesando el desierto, Kratos toca un cuerno inmenso que le permite que el gran titán se acerque a donde esta su posición para poder escalar hacia el templo de Pandora.
Es ahí donde la gran aventura de su vida comienza.

La caja de Pandora:



Kratos atraviesa el " Desierto de las Almas Perdidas " y encuentra un cuerno que al tocarlo, llamaría al titan Cronos quien en su espalda cargaba el enorme templo de Pandora. Una vez encima del titán, tarda 3 días escalando y buscando algún costado por el que escalar, cuando finalmente encuentra un lugar por el cual llegar a tierra firme. Kratos comienza su misión adentrándose al templo, pero antes de ingresar se encuentra con una persona, de hecho era un humano, no era un dios, que había sido condenado por los dioses a quemar los cuerpos de los humanos que querían entrar al templo y poder conseguir la caja de Pandora pero no lo conseguian. Por el camino va matando a muchos seres mágicos y míticos, como sirenas, minotauros, cíclopes y gorgonas; además de los múltiples rompecabezas que tiene que armar con
el fin de encontrar y usar la Caja de Pandora. En esta travesía se entremezclan la historia principal, de la cual es Kratos tratando de hallar la caja de Pandora, con historias secundarias, como la del primer humano que intento conquistar la caja, pero al no haberlo logrado, los dioses lo condenaron a una eternidad quemando los cadáveres en una hoguera de aquellos guerreros que al igual que él fallaron en la búsqueda. También en el camino Kratos se va encontrando con los cadáveres de aquellas personas que buscando el poder máximo perecieron. A su vez, a lo largo de esta travesía en el Templo de Pandora, que se divide en dos zonas: los anillos de Pandora y los acantilados de la locura, el juego se adentra también en la historia del arquitecto que construyó esta enorme masa; Pathos Verdes III. Este arquitecto fue un fiel seguidor de los dioses que aceptó la tarea de construir un templo lleno de trampas para poder albergar a la caja. Sin embargo, este arquitecto, casado y con dos hijos, mientras construía este templo, le fallecen sus dos hijos. Este hecho lo volvió loco, y empezó a alejarse cada vez más de la lealtad a los dioses, considerándolos
hasta crueles con él. Sin embargo, estas dos muertes no detienen al arquitecto a seguir construyendo su obra maestra, hasta utilizando las cabezas de sus hijos para acceder a ciertos lugares del templo, es por eso que mientras más se va avanzando en el templo, más loco él se fue volviendo y las trampas se van haciendo cada vez mas difíciles. Debido a la utilización de los cadáveres de sus hijos como herramientas o llaves para ir avanzando en el templo, la esposa inicia una fuerte conversación con él, que termino con la muerte de ella, clavada por un cuchillo, y el posterior suicidio de Pathos Verdes III. Cuando al fin Kratos consigue la caja de Pandora y la tiene en su poder, Ares, estando en la ciudad de Atenas viendo el gran logro del espartano, le lanza una columna de hormigón atravesándolo y matándolo, y en su lecho de muerte, las pesadillas y sus visiones terribles acerca del pasado que lo envuelve lo siguen acosando, con los recuerdos que él tenia sobre el cruel asesinato de su familia y el culpable de todo esto. Kratos muere, y desciende al Inframundo, donde antes de caer se pudo salvar gracias al hombre que se comió la Hidra y al que él había quitado su llave, hediéndolo para así poder encontrar la salida sorteando las dificultades a las que él ya esta acostumbrado. Cuando haya la salida, se encuentra saliendo de una tumba en Atenas, que días antes un misterioso ermitaño que había charlado con Kratos, había estado cavando. Este anciano desaparece, dejando a Kratos con dudas de la identidad de tal ermitaño. Es entonces cuando Kratos se dispone a entrar nuevamente al ahora destruido Templo del Oráculo, sabiendo que su batalla final se encontraba allí.

Kratos VS Ares:



Kratos entra al templo y se diríge a la parte trasera de éste, que está al aire libre, donde anteriormente se encontraba una estatua enorme con una espada gigante haciendo de puente. Es allí donde se encuentra con el dios de la guerra, quien se encontraba hablándole al cielo, criticando a su padre Zeus, y reprochándole que si estaba viendo lo que su hijo podía hacer, lo poderoso que él era y ahora aun más, porque la caja de Pandora ahora le pertenecía a él. Kratos le lanza un rayo a la cadena que sostenía la Caja de Pandora que Ares tenia en la mano, y se dispone a abrirla. Después de mil años, la caja finalmente fue abierta, y los poderes de los
dioses se desataron. Kratos aumento enormemente de tamaño, llegando a la altura de Ares. Después de una pequeña batalla reñida, Ares envía a Kratos a otra dimensión, diciéndole que él adoptaba muchas formas de matar a un hombre, pero que la mejor forma de matar a alguien era quebrantándole su espíritu, es por eso que Kratos cae en una plataforma en donde solo había un templo, el templo en el que años anteriores había matado a su familia. Kratos no entiende mucho, abre la puerta del templo y ve que dentro del se encuentra su familia, siendo esto una ilusión, pero es allí donde ve que de las paredes empiezan a emerger clones de él. Se formaba así una paradoja en la cual Kratos tenía que matar a estos clones suyos, ya que estos querían matar a su familia, entonces, tenia que evitar lo que años anteriores el mismo había hecho.

Luego de una pelea difícil, donde los clones de Kratos crecen mucho numéricamente, Ares despoja a Kratos de sus espadas, arrancándoselas de sus brazos, y con ellas mata a su familia nuevamente. Ares hace volver a Kratos a Atenea, donde antes habían estado peleando, y ahora Kratos despojado de sus espadas y de toda esperanza solo espera el golpe final de su enemigo. Pero es allí donde ve la estatua con la espada dorada gigante que simulaba un puente, así que esquiva el golpe de su enemigo y arranca la espada de la estatua, plantándose así en una segunda pelea con el dios, dispuesto a aniquilarlo por lo que le hizo. Tras otra pelea con Ares, Kratos logra vencerlo, y Ares, derrumbado sobre el agua (ya que la lucha se desarrolla en el mar), le recuerda que fue él quien lo salvo de su muerte, pero él quería conseguir al guerrero ideal que no tuviera piedad, pero Kratos le dice que lo había conseguido, y lo atraviesa con la espada, matándolo sin piedad. Kratos había logrado lo imposible, que un mortal matara a un dios. Ahora, Ares ya no existía más.



El nuevo Dios de la Guerra:

Kratos, al haber cumplido el mandato de Atenea, siente que será redimido de sus sentimientos de culpa, pero cuando habla con ella, esta le dice que los dioses han llorado a su hermano caído y que le agradecen por realizar su tarea, pero que no sería despojado de sus pesadillas que le atormentaban cuando mató a su familia ya que ningún hombre y ningún dios olvidaría los terribles hechos que él había cometido.

Al ver que su principal objetivo no se había alcanzado y que viviría con el remordimiento de no recuperar a su familia por el resto de sus días, Kratos no soporta la idea y decide lanzarse desde la cima de una montaña en cuyo precipicio le esperan unos riscos que seguramente acabaran con su vida, diciendo:
"Los dioses del Olimpo me han abandonado, ahora ya no hay ninguna esperanza", pero al lanzarse y caer en el agua, es levitado por la diosa Atenea hasta la cima donde se lanzó, donde se encontraba una estatua de ella y una compuerta dorada misteriosa, y le dice que no era su momento de morir, y que los dioses no podrían olvidar las hazañas que logro vencer a sin ninguna ayuda de un dios, y, como Ares había muerto, quedo una vacante entre los dioses que debía ser ocupada por él, ya que no existía un dios de la guerra, es allí donde Atenea abre la compuerta dorada y revela su interior: la entrada lo llevaba al Monte Olimpo. La diosa le entrega las
"Espadas de Atenea", que se asemejan mucho a las Espadas del Caos, solo que estas son doradas, en vez de las otras que estaban forjadas de hierro. Kratos se dispone a entrar al Monte Olimpo, entrando a un salón donde al fondo lo espera el majestuoso trono donde por fin se sienta y descansa, sabiendo que no solo había logrado lo imposible, sino que también sabia, que ahora era el nuevo Dios de la Guerra.


link: https://www.youtube.com/watch?v=qLLjOlg6454&index=42&list=FLaxiaKtRC-BNrpSvzmv_MpA

Kratos en busca de la Ambrosia: (God of war Comic 1-6)

Kratos el recien coronado Dios de la Guerra, está en una búsqueda para destruir la legendaria Ambrosía de Asclepio, un elixir con propiedades curativas.Para así evitar que revivan al Dios caído, Ares.

En su búsqueda para adquirir la Ambrosía, una vez más, Kratos fue visto luchar contra hordas de bestias, que estaban tratando de evitar que llegara a su meta. Después de la masacre, comenzó a escalar una montaña y se acordó de su vida pasada, como su infancia y su ascenso para
convertirse en un guerrero espartano. su mente volvió al presente, en la búsqueda de un arácnido gigante que se envió a la batalla para que lo mataran.
Kratos enfrentó al arácnido gigante como el recién coronado Dios de la Guerra, Kratos exigió saber el origen de la bestia, sin embargo, cegado por la ira, Kratos venció a la araña sin esfuerzo, sin siquiera saber el nombre de su amo. Al mirar los ojos de la araña muerta, recuerda como mató al Fénix de Hades en su primera misión de la ambrosía.

Atenea le advierte a Kratos que ahora hay muchos peligros en el camino que una vez tuvo antes. Kratos, sin embargo, resta importancias a sus advertencias y presiona,
recordando su pasado, una vez más. En su primera misión para encontrar la Ambrosía.

Kratos encuentra a Atenea una vez más, quien afirmó que ahora Kratos ha de temer por los muertos. Kratos, sin embargo, siguió su camino, y encontró los cádaveres de los soldados espartanos que le ayudaron en su primera misión de la Ambrosía. Los soldados muertos luego se levantaron y lucharon contra Kratos en venganza por haberlos abandonado en su búsqueda inicial por la ambrosía.

Kratos peleó contra los espartanos no-muertos y es apuñalado por la espalda por uno de ellos. Su mente entonces se alejó de años antes, donde él y los espartanos recorrieron el desierto.

Kratos logró matar a todos los soldados no-muertos, llegando a la isla, que albergaba la ambrosía una vez más. A medida que avanzaba en la isla, la isla se ha revelado como una criatura enorme, un monstruo llamado Giges, hijo de Urano, quien lo abandonó por su forma gortesca. Giges planea apoderarse de la Tierra y gobernarla junto a sus hermanos, y que también ha estado aparentemente esperando el regreso de Kratos.

En otra visión, Kratos recuerda que los espartanos y bárbaros se enfrentaron en una batalla epica.

Kratos sigue luchando contra Giges, quien explicó que después de que Kratos tomó la ambrosía, quemó un centenar de sus brazos en su batalla contra el campeón de Helios, y desde entonces juró venganza. La isla viviente entonces proclamó que tomaría lo suyo.

Mientras luchaba con Giges, Kratos se acordó de su batalla con Alrik.

Giges la isla todavía luchaba contra Kratos, quien reveló sus verdaderas intenciones: la intención era tomar el resto de la ambrosía, para destruirla, ya que los discípulos de Ares querían aprovechar este poder para revivir a su dios caído. Giges le rogó misericorida a Kratos, ya que la ambrosía lo mantenía con vida, pero Kratos cruelmente continuó el ataque y finalmente quemó a Giges con las llamas de Apolo, quemando el árbol de la vida y todas sus ambrosías.
Cuando Giges murió en agonía quemandose, Kratos abandonó la zona sabiendo muy bien que los díscipulos de Ares habían perdido su última esperanza de resucitar a su dios caído.

El fantasma de esparta: (God of war: Ghost of Sparta)



Kratos, el Fantasma de Esparta, había tomado su lugar entre los Olímpicos como el Dios de la Guerra; las batallas, la sangre derramada, por fin lo habían llevado ahí.
Ares estaba muerto, y aún estando en el Olimpo como un Dios, la visiones de su existencia mortal lo seguían persiguiendo, visiones de su hermano Deimos y su madre Calisto; Kratos sabía que no era una simple visión ...
Estas visiones lo llevaron a buscar respuestas, respuestas que estaban en las profundidades de la ciudad de Atlantis, en el Templo de Poseidón.

Comandando su nave, Kratos zarpó a Atlantis, mientras Atenea le imploraba que no lo hiciera; insistía que solo era un sueño y sería un viaje irracional. Kratos, enfurecido por los intentos de Atenea, le dijo que esas visiones lo seguían atormentando, visiones que ella (Atenea) había prometido llevarse.

Kratos el Fantasma de Esparta, ha tenido el lugar de Ares como el nuevo dios de la guerra en el Monte Olimpo. Aún atormentado por visiones de su pasado mortal, Kratos decide explorar su pasado y viaja hacia el Templo de Poseidón, que se encuentra dentro de la ciudad de Atlantis.
A pesar de que Poseidón hizo todo lo posible para evitar que Kratos llegue a la ciudad, incluyendo el envío del monstruo Escila, Kratos llega a Atlantis.
Kratos finalmente localiza a su madre Calisto, quien le revela la identidad secreta de su padre, pero Kratos solo escucha sonidos muy débiles. Cuando Calisto se transforma de repente en una bestia horrible, Kratos se ve obligado a batallar, y antes de morir, Calisto le dice a Kratos que busque a su hermano Deimos en Esparta. Antes de irse de Atlantis, Kratos se encuentra y libera a la titánide Thera, lo que provoca la erupción de un volcán subterráneo, destruyendo la ciudad de Atlantis.

Después de haber tenido una batalla con Erinias, la hija de Tánatos, Kratos llega a Esparta y es testigo de que un grupo de espartanos, liderados por el último espartano, derriban una estatua de Ares para reemplazarla por una de Kratos. Después de un encuentro con un fantasma de su yo más joven, él se entera de que debe volver a Atlantis y encontrar el dominio de la muerte. Kratos acepta sus armas primero, las Armas de Esparta, como un regalo del general espartano, y se marcha.



Entrando al dominio de la muerte, Kratos finalmente localiza y libera a su preso hermano Deimos. Enfurecido del fracaso de Kratos para rescatarlo antes, Deimos no perdona a Kratos, y lo ataca, sólo para que Tánatos intervenga. Tomando a Deimos lo lleva a los Riscos del Suicidio y lo deja colgando de un precipicio. Kratos luego salva a su hermano, y se reconcilian. Después de darle a Deimos las armas de Esparta, Kratos y Deimos luchan contra Tánatos juntos. Durante la lucha,
Tánatos mata a Deimos, pero luego es destruido por Kratos. Kratos entierra a Deimos, usando las armas de Esparta como una lápida. Después de ser advertido por el enigmático Enterrador de no malquistar a los dioses, Kratos se preguntó en que se ha convertido. El enterrador le responde que se ha convertido en
"La muerte... el Destructor de Mundos". Esto se cree que a medida que Kratos mató a Tánatos, en lugar de no existir la muerte en el mundo, Kratos se ha convertido en la muerte, el destructor final que traerá caos al mundo de los hombres y de los dioses Atenea le pide a Kratos perdón por no revelar la verdad, sólo para que el espartano haga caso omiso de sus súplicas. Kratos regresa al Olimpo diciendo que los dioses lo van a pagar.Cuando Kratos lo dice, Atenea exclama
"Perdóname... hermano".
El Enterrador se muestra en la tumba de Calisto, y dice "Y ahora... solo queda uno".

La Traicion: (God of war: Betrayal)

Kratos está al frente de su ejército espartano con el objetivo de conquistar Grecia. Si bien, lucha junto a sus guerreros, es atacado por un número de criaturas dirigidas por el gigante Argos, que es enviado por Hera para detener la guerra que Kratos está llevando a cabo. Sin embargo, antes de que Kratos pueda derrotar a la bestia, Argos es asesinado por un desconocido, en un esfuerzo para destruir la reputación del anti-héroe ante los Dioses del Olimpo. Kratos lo persigue a través de Grecia con el fin de descubrir la identidad del líder del asesino, que está tratando de poner a los Dioses en su contra. Sin embargo, el hijo de Hermes, Cérix, es enviado a entregar un mensaje a Kratos de parte de Zeus, que está cada vez más preocupado con la cantidad de destrucción que deja atrás Kratos. Cérix ordena que Kratos se detenga, pero el Dios de la Guerra se niega e inicia una gran batalla contra el mensajero. Aprovechando la situación, el asesino se escapa. Kratos mata a Cérix y los soldados espartanos lo celebran, pero al observar el cuerpo del Dios muerto se da cuenta de que Zeus tomará medidas de este acto de rebeldía.

Retribución Divina: (God of war II: Divine retribution)

Kratos, convertido en dios de la Guerra, amenaza con destruir a toda Grecia, ya que un espartano lo invoca para lograr la "Gloria de Esparta", luego llega Atenea y le dice que no destruya la ciudad o ya no podrá protegerlo, pero Kratos la ignora y se lanza desde lo más alto del Monte Olimpo a la ciudad de Rodas.

La ciudad de Rodas:

Kratos cae como si fuera un meteorito sobre la ciudad de Rodas. En un estado de gigante, empieza a destruir todo a su paso, cuando de repente, una misteriosa ave blanca que Kratos cree que es Atenea quita la mayor parte de sus poderes de dios y da vida al Coloso de Rodas, una gran estatua de bronce. Éste comienza a perseguir a Kratos. Tras una larga lucha contra el coloso, Zeus hace presencia para ayudar a Kratos, entregándole la "Espada del Olimpo", la cual uso Zeus para derrotar a los titanes. Al inicio Kratos no se fía, pero visto que no podía derrotar al Coloso sin sus poderes, cede. Pero siempre hay un pago, debe insertar el resto de sus poderes en la espada. Con ella en su poder, derrota fácilmente al Coloso.

Al vencer al Coloso, Kratos es aplastado por la mano gigante del Coloso de Rodas cuando este caía y queda gravemente herido. Pero eso no era normal en él, ya que al dar todo su poder divino en el arma se volvió un mortal vulnerable a las armas de la muerte, pero para tener una mínima esperanza de supervivencia, tenía que agarrar la Espada del Olimpo. En el momento que iba por el arma vuelve a hacer presencia el ave misteriosa, que se transforma, para su desgracia, aparece Zeus. Este levanta la espada sobre Kratos, diciéndole que termine con está guerra y que le sirva fielmente. Kratos, aun herido gravemente, se niega rotundamente. Zeus no tiene otra alternativa que matar a Kratos, atravesándolo con la espada, también mato a todos los guerreros de Esparta y Rodas.

Gaia:



Kratos es llevado al inframundo de Hades, y recuerda las pesadillas que quería olvidar (cuando mató a su esposa e hija, cuando asesinaba gente por ordenes de Ares y cuando estaba a punto de ser derrotado por el Rey Bárbaro y Ares lo salva). En ese momento hace presencia la Titánide Gaia. Ella habla con Kratos, y le dice que le ayudara a salir del inframundo y a vengarse de Zeus. Kratos no duda en aceptar. Gaia le indica que la única forma de vencer a Zeus es usando la Espada del Olimpo.
Para ello, debe viajar en el tiempo de las Hermanas del Destino, en el preciso momento que lo mató, y sólo podrá hacerlo gracias a las hermanas del destino y su telar del destino.

La guarida de Tifón:

Kratos una vez más logra escapar de las garras de Hades. Ahora solo tiene una cosa en mente; vengarse de Zeus. Para ello, Gaia trae a Pegaso, para que Kratos pueda viajar por los cielos. Pero en el momento que iba volando en Pegaso, Kratos dijo: "Vuelve al Olimpo bestia. ¡Zeus, te atreves a enfrentar al Dios de la Guerra!"
y Gaia le hace recordar "Kratos, ya no eres un Dios, todo tu poder divino está en la Espada del Olimpo, el Olimpo y Zeus estarán fuera de tu alcance para siempre, por eso te mostraré el camino hacia las Hermanas del Destino para ir a los hilos del tiempo y usarlos como un portal para volver en el momento en que Zeus te traicionó", es decir, cuando era vulnerable. De camino al encuentro de las Hermanas, Kratos entra a una montaña donde se encuentran presos el Titán Tifón y Prometeo, que robo el fuego sagrado del Olimpo y que como castigo sufría una tortura eterna. Al ayudar a Prometeo a salir de su condena dandole muerte, le proporciona un nuevo poder: La Furia de los Titanes. En cambio, Tifón no está en la labor de ayudarle, hasta intenta matarlo, pero Kratos pudo quitarle de su ojo un nuevo poder: la Perdición de Tifón, con ella deja totalmente ciego a Tifon.

Isla de la creación:

En la isla de la creación Kratos tendrá que abrirse paso con centenares de monstruos y resolver algunos rompecabezas. Aparte, también se cruzará por el camino con varios héroes griegos. Kratos se enfrenta a Teseo quién protege a las Hermanas del Destino por la gloria de Zeus y tras una larga batalla logra matarlo y le roba la Llave del Guardián del Caballo con la que activa a los Corceles del Tiempo. Usando la llave Kratos accede a un santuario donde encuentra un holograma
del Titán Cronos, y Este le concede la Furia de Cronos. Al seguir su camino Kratos se encuentra con nada más y nada menos que el Rey Bárbaro (Alrik) que quiere venganza contra él, sin embargo, Kratos lo elimina y le quita su martillo.

También se enfrenta al Cerbero Mole a quien Kratos mata y recupera el vellocino de oro de sus entrañas. Luego enfrenta a Euríale en su templo a quien Kratos decapita y obtiene otro poder, la Cabeza de Euríale. Tras resolver varios puzzles Kratos se enfrenta a Perseo y tras una dura batalla lo mata y le quita su escudo el cual utiliza para resolver un puzzle. Tras un largo camino en el que Kratos se encuentra con Ícaro y los dos se enfrentan y caen al vacio, lugar donde se ve que Atlas sujeta al mundo y le quita las alas a Ícaro. Después de estar en otra aventura Kratos habla con el titán Atlas y le regala el poder del Temblor de Atlas después de subir a Atlas, Kratos se encuentra frente al Templo de los hados, y la única forma de llegar es montado sobre el Fénix. Solo faltaba montar un puente para llegar a él,en cuanto Kratos se enfrenta a un soldado desconocido, que resulta ser el general espartano que le invocó en Rodas, el cual le comunica una terrible noticia a Kratos antes de morir. Mientras él estaba en la isla y todo el mundo pensaba que había muerto, Zeus atacó la ciudad de Esparta por sorpresa y la destruyó por completo con sus
poderes divinos como venganza contra Kratos. Kratos se hunde en la amargura, sin más ganas de luchar. Pero Gaia, esta vez con la forma de la difunta esposa de Kratos, le dice que no debe rendirse y usa el mismo fuego que ha consumido Esparta para fortalecer los poderes de Kratos. Tras este acontecimiento, el espartano entra en razón y se percata de que se encuentra entre los tentáculos del viscoso Kraken. Tras matarlo, Kratos lo empala con ayuda del puente y sus restos caen al vacío.
Ahora puede montar en el lomo del Fénix y enfrentarse a las Hermanas del Destino para viajar en el tiempo y vengarse de Zeus.

Las hermanas del destino:



Kratos después de haber volado en el Fénix y llegado al lugar donde se encuentran las Hermanas del Destino, primero se encuentra a Laquesis con la que Kratos lucha en una batalla muy reñida. Laquesis, al ver que el espartano no se rendiria hasta su muerte, lo lleva al escenario en el que se encuentra Átropos, a quien invoca con su báculo, esta lo lleva al pasado y pelean donde se libró la batalla de Ares contra Kratos, parados sobre el arma que simulaba el puente, y Kratos debe evitar que Átropos destruya la espada con la que derrotó a Ares o si no Kratos del pasado morirá ante Ares (Por eso en God of War la espada quedó malgastada). Kratos después de luchar con Átropos vuelve a luchar con Laquesis y aparecen unos espejos en los cuales aparece Átropos, Kratos lucha con Laquesis la cual se queda cansada en dos ocasiones y Kratos aprovecha y congela el tiempo para acabar con Átropos en dos de los tres espejos de los cuales ella salía. Átropos sale del tercer espejo y agarra a Kratos por la espalda y Laquesis va con su báculo para atravesar a Kratos, pero él se engancha en un poste y Laquesis atraviesa a Átropos y ambas se meten en el
tercer espejo, el cual Kratos destruye.

Luego lucha contra Cloto, quien muere atravesada por un hacha que deja a Kratos con ventaja para poder usar los hilos del destino.

Kratos VS Zeus:

Usando el poder de los hilos, Kratos viaja al pasado, justo al instante en que Zeus lo traiciona ya que en ese momento Kratos era mortal. Él empuja a Zeus, coge la Espada del Olimpo del cuerpo sin vida de Kratos del pasado y se enfrenta cara a cara con el Rey del Olimpo. Tras un combate bastante duro, Kratos está a punto de asestarle el golpe final con la espada. Sin embargo, Atenea aparece y se pone en el medio, siendo ella asesinada a manos de Kratos. Zeus aprovecha esta oportunidad para huir. Kratos no entiende por qué Atenea se ha sacrificado. Él quiere destruir a Zeus, no al Olimpo, pero Atenea le dice que Zeus es su padre. Y con su último suspiro le dice a Kratos que Zeus quiere matar a su hijo. Por ello Zeus está temeroso que Kratos le matase, por el mismo motivo por el que él tuvo que acabar con su padre, el Titán Cronos, quien también había luchado con su padre, Urano. Zeus decidió no arriesgarse y matar él mismo a Kratos para acabar con el ciclo de "hijo mata al padre". Revelado esto, la diosa muere y se volatiliza.



Parte II:http://www.taringa.net/posts/juegos/18136086/God-of-War-historia-completa-2-2.html
0
0
0
0
0No comments yet