Check the new version here

Popular channels

Guia Assassin Creed II

Consejos

Consejo Historia

La senda del asesino no es un camino fácil, un gran peso que seguirá sobre nuestra espalda por el gran río de sangre que dependiendo de nuestra eficacia, al final de la aventura será una marea roja, densa y sucia.

Precisamente, yo, Yonfri Lametto, maestre de los Assassins de la ciudad condal os contaré los secretos para que este camino sea mucho más fácil.

Empezaremos hablando sobre la habilidad de escalar... han llegado a mis oídos que alguno de vosotros la utiliza para robar enaguas de lino y satén de alguna vecina. ¡Los culpables serán castigados! Debemos darle un buen uso y utilizarlo para acabar con los enemigos del credo. Surcando los tejados, seremos más efectivos si corremos a máxima velocidad, ir corriendo normal esta bien, pero de esta manera, (dejando X/A apretado) saltaremos de forma más automática.
De todas maneras, aunque tengamos esta ventaja, debemos estar alerta ya que los tejados tienen muchos altibajos y podemos saltar al vacío. Por suerte tendremos multitud de cuerdas tendidas entre los edificios que podremos aprovechar para cruzar.
Para llegar al tejado podemos encarar prácticamente todas las paredes habidas y por haber en el juego, pero fijaos vosotros que los comerciantes son muy majetes y colocarán estratégicamente una seria de cajas para que podamos subirlas a toda pastilla, y así en un par de saltitos estamos arriba.
Como en el credo somos tíos finos de buen gusto, nuestras vestiduras nos taparán la cara y eso es una ventaja, pero no podemos dejar que se noten mucho nuestras fechorías en plena calle, si no nos reconocerán enseguida. Si llegamos al extremo que llenamos la barra de notoriedad, deberemos reducirla para seguir actuando desde la sombra. Tener dicha barra al mínimo nos da ciertos beneficios como el poder escapar con mayor facilidad y pasar por delante de los guardias sin que nos reconozcan.
Tenemos tres maneras de reducir dicha barra. La primera de ellas es arrancar los carteles repartidos por el mapa con nuestra cara. Esta medida es la más abundante pero tendremos que quitar muchos carteles. Si queremos reducir dicha barra de manera más drástica hay otras dos posibilidades, que tendremos señaladas en el mapa, sobornar a los pregoneros o asesinar silenciosamente a una serie de objetivos ya marcados.
Otra manera de camuflarte entre la multitud es colocándote entre los grupo de gente, de esta manera veremos la zona en la que los guardias no nos detectarán.
Durante misiones de sigilo o de escolta deberás quitarte de en medio a guardias y perroflautas (si, también los hay, mejor vestidos, aunque igual de cansinos y sin perro). La mejor manera es arrojando monedas al suelo, créeme, correrán como moscas.
Ahora pasaremos a hablar de los florines y como conseguir cantidades astronómicas desde un inicio. Podrás observar como de vez en cuando aparece en el mapa un icono de una bolsa de dinero roja. No es que en realidad haya una bolsa de dinero gigante corriendo por los tejados, se trata de un ladrón. Si consigues atraparlo después de unas carreras por los tejados, mátalo y regístralo. De esta manera conseguirás 500 florines fácilmente. Pero seamos serios, 500 florines no nos da ni para una bolsa de pipas, como mucho puedes sobornar a un pregonero.
De vez en cuando encontrarás a ciudadanos que al verte salen corriendo y se enfilan a los tejados. Verás que no aparecen en el mapa con ningún icono. Se trata de un mensajero de los Borgia y si lo atrapas y registras su cuerpo conseguirás la suma de 1500 florines. ¿Esto es más apetecible que atrapar al ladrón verdad? No te desesperes, en intentar encontrarlos, por que te encontrarás con ellos cuando menos te lo esperas, y son bastante habituales.
Otra cosa que va bien es robar directamente a la gente. Sí, me habéis oído bien mis queridos discípulos. Podéis ser unos vulgares carteristas como los de las Ramblas de Barcelona o ser unos maestros. En primer lugar no vayáis a por un objetivo en solitario, cuando estéis cerca pulsad el botón. En vez de eso dirigíos hacia un grupo numeroso de gente, cuanto más mejor y mientras caminas hacia ellos ten ya el botón X/A apretado y sin soltar pasa por en medio del grupo. Así de una manera rápida le robareis a todos y podréis desaparecer en seguida.
Una vez ayudado al señor de Medici tendréis acceso a las misiones de asesinato. Estas misiones os aportarán grandes beneficios.
Y ahora vamos con la Villa Auditore, que será lo que verdaderamente nos dará beneficios. Como verás dentro del palacete de tu tío, hay un arquitecto, gracias a él remodelarás la villa entera, aumentando florines. A medida que vayas modernizando los edificios, más dinero ganaras, pero eso no es todo. Si mejoras tu armadura, compras cuadros, encuentras plumas, etc. aumentarás el valor de la villa y con eso el dinero que ganarás.

Consejo Enemigos

Mis queridos pupilos, hasta ahora hemos jugado en las ligas inferiores, robar dinero esta bien, pero eso lo hace cualquiera. Donde deberéis demostrar que sois unos auténticos Assassins es precisamente en el arte del asesinato. Pero como se que todavía sois unos benjamines, os daré unos cuantos consejos.

A priori, tendréis multitud de armas a vuestra disposición, pero la que más acabaréis utilizando es la hoja oculta. Empezaremos con una, luego la duplicaremos poniendo una en la otra mano y a medida que avancemos más en el modo historia le añadiremos una hoja con veneno y una pequeña arma de fuego.
A la hora de enfrentarte a varios enemigos a la vez la doble hoja oculta es clave. Acércate ellos y elimina a dos a la vez, los otros que queden vivos se encararán hacia ti. No saques ninguna otra arma, acércate despacio hasta el enemigo y ataca, le matarás de un navajazo y lo mismo con los que queden en pie, hasta que Ezio empiece a pelear. No sé si es un nueva rutina de esta parte o un fallo por parte de los programadores pero podemos aprovechar esto en multitud de ocasiones. Por ejemplo en los tejados, cuando un enemigo cambie su estado a alerta tan solo os tenéis que acercarros andado y le claváis la hoja oculta, así sin más.
Con los enemigos que llevan armadura, los más grandes es más de lo mismo os podéis acercar de cara y clavadle la hoja oculta, es lo más fácil. O si estáis en una pelea multitudinaria corred hasta situaros detrás de ellos y de nuevo la hoja oculta. Si utilizáis a menudo estas técnicas os daréis cuenta de que no es un juego precisamente difícil.
Hay un tipo de enemigo que porta una lanza, con este es otro cantar, es mejor atacarle con las manos desnudas y robarle el arma para acabar con él.
Si durante algún asesinado veis que necesitáis escapar, no os andéis con chiquitas, lo mejor es la bomba de humo, que ni las de las segunda guerra mundial oiga. Creareis una humareda que no os verán ni con visión térmica.
Cuando tengáis que huir de los enemigos, subid a los tejados y corred como alma que lleva el diablo, para despistar por completo a los enemigos debéis salir de la zona amarilla y luego esconderos entre la paja y la multitud de escondites que existen. Si os escondéis dentro de la zona amarilla, tened seguro de que os encontrarán y muy fácilmente.
Hay asesinatos que deberéis cometer a plena luz del día y entre la multitud, a priori pueden parecer difíciles, pero nada más lejos. Tan solo aprovechar y mezclaros entre los grupos de gente para pasar desapercibidos.

Guia Coleccionable

Florencia - San Giovanni


Florencia - San Marco


Florencia - Santa Maria Novella


Monteriggioni


Romagna


Toscana - San Gimignano


Toscana - Afueras de San Gimignano


Venecia - Cannaregio


Venecia - San Polo


Venecia - Castello


Venecia - Dorsoduro



Fuente: http://www.eurogamer.es

Esperemos que salga rapido ese Crack, porque me muero por jugarlo
0
0
0
1
0No comments yet