Check the new version here

Popular channels

Guia completa de shadow of the colossus[ps2] parte 2

este es la segunda parte

COLOSO 8: KUROMORI, PARIETINAE UMBRA

Dificultad: ***
Puntos débiles: la panza, el pecho

Cómo encontrar al coloso

- Encontrar este coloco puede darte ciertas dificultades cuando llegues a cierto punto del mapa.

- Primero: la dirección parece más o menos la que tomaste para enfrentar al primer gigante, pero un poco más al oeste (la izquierda).

- Pronto, tal como con el sexto coloso, llegarás a una especie de templo, que se halla en medio de un lago, aquí es cuando empieza el problema:

- En la recámara de este templo, después de bajar las escaleras, te encontrarás con que la salida se halla luego de una pared muy alta. Bien: busca con tu cámara una especie de "torreta" con una pira de fuego arriba.

- ¿La ubicaste? Perfecto: puedes ascender a través de ella, para saltar al puente.

- Y esa es toda la dificultad... parece sencillo (y lo es) pero este pequeño atolladero le ha causado muchos dolores de cabeza a algunas personas.

Técnica para vencerlo

- Este coloso no es el más grande que has enfrentado... pero sí el más aterrorizante de todos (hasta el momento), y la razón es muy sencilla: Kuromori es el único gigante que es más veloz de lo que tú eres.

- Y por si eso fuera poco, además de perseguirte con la velocidad de un rayo, puede arrojarte esferas eléctricas... aunque "arrojar" no es el término adecuado: creo que ametrallar es mejor.

- Entonces, si te supera en tamaño, en poder y en velocidad ¿cómo puedes hacerle frente?

- Sencillo: estás en un coliseo enorme y profundo: tendrás que meterte por recovecos y ser astuto... hay muchas paredes, muchos lugares donde protegerte.

- La táctica es la siguiente: ¿te has fijado en que el coliseo es una especie de torre circular? Pues bien: posiciónate en uno de los ángulos del anillo y pégale un flechazo a Kuromori... la idea es llamar su atención.

- Ahora bien: cuando veas que Kuromori escala directamente hacia donde tú estás, corre como alma que lleva el diablo y posiciónate en cualquier ángulo opuesto del anillo... asómate para tener un buen ángulo con tu flecha.

Por ejemplo, lee las instrucciones abajo y mira el "mapa" enmarcado entre asteriscos:

1: Kuromori
O: la torre
2: Wander (tú)

1 <-- si Kuromori está aquí...
O
2 <-- ...tú tienes que estar acá

- Dispárale un flechazo en una de sus "manos" (digo manos y no patas para que no te confundas, debido a que la idea no es pegarle en las "piernas", sino en sus manos como tal).

- Esto le hará daño: Kuromori se verá obligado a despegar la pata de donde la tiene agarrada.

- Ahora ¡rápido! Dispara otra flecha en cualquier otra pata...

- El coloso no podrá aguantar su propio peso, y caerá al suelo, panza arriba.

- Sin embargo, no hagas que este inmenso reptil pierda el equilibrio en pisos tan bajos, porque si no, se recuperará muy rápidamente.

- Ahora no pierdas el tiempo: salta desde donde estés (por eso lo más inteligente es hacer este truco desde los pisos inferiores, para que Wander no pierda mucha vida) encarámate encima del coloso, busca el signo de debilidad en su panza, y apuñálalo dos buenas veces.

- Ahora corre, corre antes de que tu enemigo se enderece otra vez.

- Repite la estrategia... pero esta vez dándote un tiempo adicional para curarte completamente en algún pasadizo desde donde él no te pueda ver ni atacar.

- Felicidades: la "sombra de la pared" ha sido vencida.

El próximo coloso está bastante alejado del castillo donde tu amada, "Mono", duerme. Sin embargo, es muy fácil de encontrar, porque el camino en sí es bastante lineal.

Llegará un momento en que, siguiendo el haz de luz de tu espada, te las verás frente a un inmenso precipicio.

Puedes escoger entre dos opciones: saltar lo más lejos que puedas (a fin de no despeñarte por el barranco) o rodear la montaña con Agro, tu caballo, y rodear un largo sendero.

Pronto, te las verás con el inmenso jefe...

"Vuestro siguiente rival es...una tierra donde árboles crecen
él duerme en un lago seco
tendrá un despertar violento"

COLOSO 9: BASARAN, NIMBUS RECANTO

Dificultad: ****
Puntos débiles: las patas, el cráneo
Técnica para vencerlo

Parte 1

- Basaran es el coloso con más poder que has enfrentado hasta ahora. Pero no dejes que las cuatro estrellas de dificultad te asusten: todos los ingredientes para vencerlo son paciencia, e inteligencia... veamos:

- Como podrás ver, los cometas de energía que este coloso dispara son fatales... es algo así como el mismo poder que tenía Kuromori, pero aumentado a la décima potencia.

- Lo primero que tienes que hacer apenas Basaran te vea, es bajarte de Agro... el control sobre tu personaje es mucho más fluido que el del caballo.

- Ahora bien: estoy seguro de que ya te has fijado en los géisers que hay en el terreno... son como pequeños volcanes, pero en vez de disparar lava, sueltan chorros de agua muy caliente.

- Si eres inteligente, ya habrás sospechado que estos géiseres juegan un papel vital en esta batalla: porque en efecto, lo que tienes que hacer es que Basaran pase sobre uno de ellos.

- El chorro de agua sobre su panza o pecho lo sacará por completo de balance.

- Ahora bien ¿cómo hacer que el coloso te siga hasta uno de esos géiseres? Mucha gente puede confundirse y creer que la solución es meterse justo debajo de este coloso y, a punta de flechazos y otras provocaciones, conducirlo hasta allá. Pero lo cierto es que esta táctica no sólo no da resultado, sino que además es peligrosa, porque Basarán empleará su segundo (y no menos terrible) ataque: saltar con las dos patas delanteras y caer con todo el peso de sus 600.000 toneladas... el terremoto que ocasiona causa mucho daño.

- ¿Cómo hacer que él te siga, entonces? Sencillo (pero arriesgado): tienes que correr bastante alejado, frente a él (que te vea). Sí, algunas esferas de energía que dispare te harán daño, indefectiblemente, pero si eres rápido y eliges inteligentemente el géiser más cercano, no tendrás problemas. En caso que necesites recargar tu energía, sencillamente corre
detrás de él en círculos.

Parte 2: ¡RÁPIDO!

- Ahora bien: te darás cuenta de que el balance de Basaran se ha visto afectado... porque lo manifiesta levantando dos patas: ahora elige tu arco y flecha y, de la forma más rápido que puedas, acércate bien y carga hasta el máximo dos flechas contra la parte luminiscente (verdosa) de sus dos patas, que son como símbolos de debilidad.

- Cuando lo hayas hecho, el coloso, lleno de dolor, no podrá sostenerse más y caerá sobre su caparazón.

- Ese es el momento en que tienes que subirte por su panza peluda y (lo más rápido que puedas) escalar hasta el borde de su
caparazón, de manera que, cuando se ponga en sus dos patas nuevamente, te cojas del R1 y, con una maroma, quedes de pie.

- Ahora rápidamente (pero sin perder el control) corre hasta su cabeza.

- El caparazón no tiene pelaje, pero es tan grande y aparatoso, que aún con el coloso moviéndose, es difícil caerte. La cabeza está llena de pelos.

- Cuando saltes a su cabeza, ya de sobra sabes lo que debes hacer: aprovecha su único punto real de debilidad hasta matarlo.

- Un consejo: si estás perdiendo mucha energía, ten paciencia y, en vez de pegarle, aprovecha los pocos momentos de quietud del monstruo para soltarte y quedarte de pie sobre su cabeza recuperando energía.

Has acabado con uno de los colosos más difíciles de todo el juego.

La siguiente pelea tomará lugar en un mar de arena...

"Vuestro siguiente rival es...
en un desierto abandonado
sus huellas están bien escondidas
tambaleando la tierra,
su mirada fija, está sobre ti"

COLOSO 10: DIRGE, HARENA TIGRIS

Dificultad: ****
Puntos débiles: su pecho, su panza

Técnica para sobrevivir

- Antes de iniciar las tácticas para vencerlo, quiero darte algunos consejos que te ayudarán a sobrevivir: este coloso es el más poderoso de todos. Una sola estocada de él te dejará moribundo, y lo peor de todo es que muy posiblemente ni siquiera tenga intenciones (aún) de matarte.

- ¿Qué hacer si te hiere? Bien: el océano de arena es muy grande... escapar de ahí es harto difícil, por ello tienes que ubicar unos "picos" rocosos aquí y allá en cuyos bordes puedes ponerte a salvo. Recurre a ellos cada vez que lo necesites: Dirge hace temblar la tierra, pero en esos puntos no te hará daño.

Técnica para vencerlo

- Para vencer a este coloso vas a tener que hacer una "locura" equiparable a la que hiciste con Avion, el coloso que volaba: consiste en coger a tu caballo, colocarte justo delante del monstruo, esperar a que levante la cabeza, y meterle un flechazo en los ojos.

- El coloso enloquecerá, y, básicamente, quedará boca abajo: tienes un minuto para apuñalarlo todo lo que puedas. Pero antes de hablar sobre eso, te daré varios consejos con respecto a dispararle en los ojos:

1) Agro, el caballo, es vital en este combate.

2) Argo no es estúpido: no necesitas estarlo espoileando para que éste sepa que debe correr rápido.

3) ¿Sabías que puedes disparar flechas mientras tu caballo está corriendo? Pues entérate ahora mismo: esto es vital porque,
obviamente, Agro estará corriendo a todo dar al momento que le tengas que disparar al coloso en los ojos.

- Sin embargo, no es tan fácil hacer que Dirge asome su cabeza completa: tienes que estar "más o menos" cerca de ella mientras montas a tu amigo.

- La flecha no tiene que estar cargada: un flechazo común servirá para tu propósito.

- Cuando Dirge se ponga boca abajo, deberás saltar sobre su estómago y encontrar el primer punto de debilidad que veas: como este coloso es un gusano, es muy difícil definir cuál es su pecho y cuál es su estómago, pero la ventaja es que ambos símbolos de debilidad son enormes, así que no deberías tener problemas...

- Dispones del suficiente tiempo para quitarle la mitad de su energía. Cuando se vuelva a enderezar, repite la táctica otra vez, hasta matarlo.

Consejos básicos

a) apenas le dispares una flecha en el ojo a Dirge, no saltes de Agro: el coloso no se detendrá hasta que choque contra una pared, y ésta podría estar demasiado lejos: te estarías quitando minutos valiosos de tiempo nada más para llegar hasta allá.

b) no te arriesgues: si el coloso te golpea, coge el caballo y corre hasta la columna rocosa más cercana, y refúgiate ahí hasta que tu barra de energía se llene. Dos toques son suficientes para matarte.

c) Sé paciente: muchas veces estarás corriendo cerca del coloso y éste no asomará lo suficiente su cabeza para que puedas ver sus ojos. Ten en cuenta que:

1) Debes estar justo delante de su cabeza: no detrás ni a los lados

2) Muchas veces el coloso te arrollará sin asomar los ojos, y eso se debe a que estabas demasiado cerca.

3) No necesitas tener la flecha recargada al máximo para hacerle daño.

4) Algunas veces ni siquiera verás el brillo de los ojos, sino la cuenta negra de éstos: dispárale de todas formas, que igual funciona.

Felicidades: ¡ya estamos cerca de la batalla definitiva!

"Vuestro siguiente rival es...
un altar que mira sobre lo alto el lago un guardián se ha liberado mantiene las llamas vivas"

COLOSO 11: CELOSIA, IGNIS EXCUBITOR

Dificultad: **
Puntos débiles: su lomo

Cómo encontrar a este coloso

- Tal vez la peor parte del coloso número 11 es darse a la tarea de encontrarlo...

- Sin embargo, no te preocupes, que con estas indicaciones, será muy fácil: presiona el botón START.

- Ahora mismo, debes estar viendo un mapa de todas las tierras que abarcan este juego. Si revisas bien la pantalla, y mueves el bastoncito diagonal izquierdo hacia abajo, te vas a dar cuenta que al fondo del todo, el mapa está cruzado por un alfabeto que llega hasta la J. De igual forma: si revisas hacia la izquierda, vas a ver una fila de número que llegan hasta el 0... y si te fijas muy, muy bien, te darás cuenta que todo el mapa en sí está cuadriculado por delgadas líneas negras...

- ...todo esto no es accidental: el mapa fue diseñado en base a coordenadas para ayudarnos mejor a encontrar a los colosos. Bien: el siguiente coloso se halla en el punto 1-F.

- Más detalles: tu objetivo se halla del lado derecho del inmensísimo puente que cruzaste con Agro, tu caballo, al principio del juego.

- El punto exacto de la ubicación está a la mitad del cuadro, exactamente al comienzo de la nube dibujada... te darás cuenta de que esta vez la pelea no es en campo traviesa, ni en una cueva o un templo: sino al fondo de un profundísimo precipicio. Revisa bien a los lados, y te darás cuenta que hay un camino serpenteante que baja hasta el fondo: no puedes llevarte a tu caballo, así que deberás ir a pie.

Técnica para vencerlo

- Muy bien: como te podrás haber dado cuenta, este es el coloso más pequeño que has enfrentado hasta el momento... pero eso no quiere decir nada, porque es increíblemente rápido y, tal como un toro, le encanta mandarte a volar lejos dándote cornadas.

- Afortunadamente, este jefe no es demasiado difícil, pero sí desesperante hasta más no poder, porque si bien sus ataques no te restan mucha energía, tu personaje, Wander, se tomará mucho tiempo para levantarse y tener el control otra vez... momento en el que Celosia ya estará preparando otro ataque con su implacable velocidad.

- Lo primero que tienes que hacer, es romper su armadura, y esta es la forma en que lo logras: ¿te has dado cuenta que en la sala donde estás peleando con este infernal demonio, hay cuatro piras a los lados? Pues bien: corre hacia cualquiera de ellas (la más cercana, por supuesto) y ocúltate en uno de los resquicios.

- A continuación: intenta subir hasta el tope de la pira: pronto, Celosia tratará de embestirla, y el choque ocasionará que, del fuego, caiga un palo de madera seco.

- Si Celosia no la embiste, provócalo de un flechazo.

- Ahora bien: en el momento que tú consideres más propicio, deberás saltar al suelo y, con el botón R1, coger este palo seco.

- Ahora devuélvete rápidamente a la pira, y vuelve a escalar hasta donde está el fuego.

- Ahora menea el palo enfrente del fuego, para que se encienda.

- ¡Muy bien! Ahora tienes control: salta, y empieza a amenazar (más no le pegues) a Celosia con el fuego. El coloso se asustará mucho, y comenzará a retroceder.

- Pero no abuses: si te le acercas demasiado, te hará daño de todas formas: sencillamente, amenázalo hasta que lo hagas caer al borde de la plataforma.

- Su armadura se romperá, y lo que es mejor: quedará "inconsciente" por al menos 10 segundos: sáltale encima.

- Su punto de debilidad está ahí mismo: mátalo enseguida.

- En caso que no consigas caer encima de él, pues tendrás que hacer uso de toda tu destreza: sencillamente, y con mucha
mano izquierda, esquívalo y sáltale encima. Es difícil, pero no TAN difícil.

Listo: el onceavo coloso ha sido aniquilado.

"Vuestro siguienre rival es...
un paraíso flota sobre el lago
un ser silencioso maneja el trueno
un puente que se mueve
para cruzar el alto terreno"

COLOSO 12: PELAGIA, PERMAGNUS PISTRIX

Dificultad: **
Punto débile: el pecho

Cómo encontrar a este coloso

- Encontrar este coloso no es ni por asomo tan difícil como haber tenido que hallar al onceavo. Sin embargo, puedes confundirte un poco debido a que muchas veces, mucha gente, al cruzar por cierto puente, se interna en un área boscosa y oscura, donde hay un riachuelo que desemboca en una cascada enorme... el verdadero camino queda saliendo de ese tramo del bosque, cruzando por un risco que contornea un precipicio... para llegar hasta acá, hay que abandonar a Agro y nadar mucho. Este coloso se halla en la coordenada 2-G. Presiona start, observa los bordes del mapa (a la izquierda, utilizando el stick diagonal están los números, y abajo el alfabeto).

Técnica para vencerlo

- Este coloso es muy fácil, más sin embargo vencerlo lleva tiempo: lo primero que tienes que hacer es nadar bajo el agua (presionando X + R1) para que sus esferas de electricidad no te hagan daño.

- ¿Ves esas "casitas" con columnas al ras del agua, que tienen techo? Nada hasta alguna de ellas... detrás de la plataforma del centro, al agacharte con R1, puedes refugiarte de sus tendenciosos ataques.

- Atrae la atención del coloso, disparándole flechas... haz que se acerque.

- Ahora bien: hay dos tácticas para lograr montarte encima de él... una es disparándole flechazos en sus dos cuernos brillantes (para hacer que baje la cabeza y de ese modo saltar sobre ella y subirte hasta el cráneo) o la segunda (mi favorita, porque es más fácil), nada bajo el agua, entre las piernas de Pelagia, hasta que quedes detrás de él: súbete por su
cola, y dirígete al cráneo.

- Por el hecho de ser muy grande y pesado, este coloso es lento... sin embargo, el único ataque que puede hacerte daño son sus esferas eléctricas: de resto, siempre y cuando no te acerques a su cabeza, puedes nadar todo lo cerca de él que tú quieras.

- Ahora bien: ¿ves que en la cabeza hay unos dientes a la derecha, a la izquierda, y al frente? Si le pegas a estos dientes, el coloso irá en la dirección indicada acorde a la posición del diente: haz que se acerque lo más posible a uno de los techos bajo el que te refugiaste antes, y salta encima de dicho techo.

- Ahora provoca al coloso todo lo que puedas (escondiéndote, por supuesto, de los ataques eléctricos).

- En poco tiempo, Pelagia se cansará de ti, y alzará sus dos patas, apoyándolas contra el techo, para poder "verte mejor".

- ¡Esta es tu oportunidad! Acércate a él: ¿ves esa cosa abultada que tiene en el pecho? Salta ahí: es su punto de debilidad.

- Tendrás el chance de atacar dos veces...

- Cuando Pelagia vuelva a su posición normal, repite el truco de nuevo.

- Hacer esta operación debería tomarte tres intentos: al segundo, este poderoso coloso destrozará la casa que estabas utilizando para tu estrategia... escoge cualquier otra.

Listo: el coloso número 12 ha sido vencido.

"Vuestro siguiente rival es...
las vastas tierras desiertas
una huella gigante
deriva a través del cielo
vuestra merced no está sola"

COLOSO 13: PHALANX, AERIS VELIVOLUS

Dificultad: ***
Puntos débiles: 3 sacos de aire, 3 puntos distribuidos a lo largo del cuerpo

Cómo encontrar a este coloso

- Ni por asomo tan difícil de conseguir como Celosia, sin embargo, tienes que usar mucho tu sable de luz y, sobre todo, saber que tienes que posarte en un pequeño templo deshecho (muy parecido al de Stonehenge) en medio de una enorme planicie. Mucho antes de este punto podría haber un momento en que muy probablemente te veas frente a un precipicio en cuyo fondo hay un lago... te tendrás que bajar para descender por el musgo verde que se halla al borde.

- Como información adicional, (si te sirve), puedes ubicarte con el mapa que aparece cuando presionas el botón START: este coloso se haya en el punto E-6.

Técnica para vencerlo

- Vencer a este coloso no es muy difícil. sin embargo, tienes que tener mucha paciencia. Primero, vamos a hacer un repaso de dos cosas que necesitas: tus flechas y Agro, tu caballo.

- Como podrás darte cuenta, Phalanx vuela muy alto... sin embargo, quiero que lo observes bien: ¿te das cuenta que, distribuido en tres partes, este coloso tiene unas especies de bolsas de color azul claro o brillante? Son abombadas.

- Bien: lo que tienes que hacer es perseguirlo con Agro, acercártele desde abajo lo más que puedas, y disparar una sola flecha por cada una de las tres bolsas distribuidas por su cuerpo.

- Cada vez que un flechazo atine a una (no es tan fácil... este juego es tan rico en detalles que hasta la dirección de la brisa y la altitud puede desviar un poco la flecha) empezará a salir un chorro de sangre, y ésta oscurecerá.

- Una vez que hayas acertado tres flechas y así desinflado sus tres bolsas, Phalanx descenderá bastante, tanto, que sus aletas delanteras tocarán la tierra.

- Tienes mucho tiempo, así que no te preocupes: coge a Agro y acércate lo más que puedas a estas aletas. Por lo general, el caballo, por más que lo agites, no es tan rápido como el coloso, por lo que deberás usar la cabeza y recorrer ángulos convenientes de modo que te permita ponerte hombro a hombro con
Phalanx.

- Ahora bien: pega un brinco alto con el botón triángulo y pégate a una de estas aletas. Hacer esto es complicado, pero si
te caes no te preocupes: tienes todo el tiempo que quieras para intentarlo de nuevo.

- Una vez que te hayas subido a una de sus aletas, no trates de ascender por ti mismo, es demasiado problemático: el coloso pronto se recuperará (y es aquí cuando tienes que procurar no caerte por nada del mundo, porque si no, tendrás que volver a repetir lo de flechar sus bolsas de aire).

- Cuando sus aletas se enderecen, aprovecha y corre a toda prisa hasta el fondo, agárrate con el R1 cuando lo consideres necesario.

- Una vez que estés en la punta de dicha aleta, salta hacia el cuerpo del coloso y agárrate de su pelaje.

- Ahora bien: selecciona tu espada para que los símbolos de debilidad sean visibles.

- tendrás que caminar hasta una gran aleta dorsal: debajo de ella, se halla tu objetivo. Apuñálalo hasta que el símbolo desaparezca.

- Inevitablemente, Phalanx se enterrará en la arena, deshaciéndote de ti: tendrás que repetir exactamente lo mismo que hiciste antes por dos oportunidades más... este coloso tiene tres símbolos que debes aprovechar. Si ya lo hiciste una vez, lo demás será fácil.

Felicidades: has vencido uno de los colosos más grandes de todo el juego.

Encontrar al siguiente coloso será una labor sencilla.

"Vuestro siguiente rival es...
un guardián se ha liberado
en una ciudad bloqueada
más allá del canal
él siente lujuria por la destrucción"

COLOSO 14: CENOBIA, CLADES CANDOR

Dificultad: ***
Puntos débiles: el lomo, debajo de la armadura

Técnica para vencerlo

- Cenobia es casi idéntico a Celosia, con la diferencia de que éste es más rápido y más fuerte. Es como una especie de super rottweiler iracundo que no sólo no te perderá de vista en ningún momento, sino que además tiene unas ganas de matarte enormes.

- Lo primero que tienes que hacer apenas tengas control de Wander es arrojarte hacia la bifurcación (que se transforma en un camino debajo del suelo, como una cañería pero al aire libre) que tienes detrás de ti.

- Ahora bien, sigue este pequeño mapa en ascii que te he preparado para
que te ubiques:

x: aquí estás tú

00: la columna caída en el suelo sobre la que tienes que saltar

00 <--
-------------- 00
| |--------------
| | x
| |-------------
| -------------


- Muy bien: la x es donde estás tú al momento de iniciar la pelea. Tienes que correr hacia atrás y saltar en la birfucación.

- Sigue el camino indicado en el mapa hasta que llegues a los 00, que es una columna que está caída en el suelo y sobre la que te tienes que subir.

- Desde este punto, tienes dos opciones, hay personas que lo logran y que no lo logran, (cosa muy extraña, porque es como si hubieran dos tipos de juego) la primera es saltar hacia unas columnas techadas que están justo al frente del pilar caído. La otra es...

- ...tienes que lograr que el coloso embista y golpee la columna sobre la que estás parado en la dirección que lo indica la flecha. ¿Por qué? Sencillo: porque la empujará milimétricamente poco a poco, hasta que puedas llegar a otras columnas techadas que están ahí mismo, cerca.

- Para atraer la atención del coloso e ir haciendo que golpee la columna todas las veces que quieras, lo único que tienes que hacer es pegarle un flechazo.

- Ahora bien: salta hasta la serie de columnas techadas que están próximas al pilar caído. Camina por ahí y luego salta desde estas columnas techadas salta a la pared que está justo en frente.

- Desde esta pared, deberás saltar a otra que está un poco más abajo y que tiene mucha grama y musgo verde.

- Recorre rápidamente esta pared hasta el fondo: verás un pilar grueso y muy alto, con estructuras irregulares desde donde justamente puedes escalar hasta el tope: llega hasta allá.

- Apenas Cenobia la embista dos o tres veces, la columna donde estás parado caerá. Si el coloso se distrae de la labor que tú quieres que haga, simplemente pégale un flechazo o silba, como si estuvieras llamando a Agro. Eso atraerá su atención de inmediato.

- Ahora bien: cuando la columna caiga, deberás hacer exactamente el mismo proceso que antes: ¿te das cuenta que la columna donde estás ahora, que se acaba de caer, es idéntica a la que estuviste al principio? Súbete hasta el techo más cercano y sigue todo el camino tal como antes, hasta que consigas un pilar idéntico al que escalaste antes y que hiciste que derribara.

- Lo mismo: provoca a Cenobia para que lo golpee. Dos golpes bastarán para que se deshaga.

- Ahora, desde ese nuevo pilar derribado, deberás correr (ya no tienes que seguir otro camino, afortunadamente) hasta otro pilar igual de alto y de arquitectura idéntica: ya sabes cuál es tu labor... hacer que esta terrible bestia lo derribe, tal como los otros dos antes de ese.

- Y sigue así con otro más... y luego otro... llegará un punto en el que tendrás que volver a subirte en una de esas columnas techadas, que tienen musgo verde en el tope, y de ahí, saltar a una torre que es mucho más grande y resistente que los anteriores pilares que Cenobia ha derribado.

- Cerca de esta torre, verás que hay una última columna que debes hacer que caiga: arréglatelas para escalar, "caminar con las manos", y saltar hasta allá.

- Cuando esta columna caiga, destrozará, una pared entera, cercana a ella.

- Ahora bien: súbete al pilar caído para que estés a salvo de Cenobia, y mira bien el área frente a ti: verás "cajas" de concreto, que no son otra cosa que pedazos de columna caídos.

- Más allá, verás que hay un techo que apenas se sostiene con unas cuantas columnas echas de estas cajas de concreto.

- Tu labor aquí es simple: bájate, y corre hacia una de las paredes laterales a este techo que se sostiene por esas columnas, y escala poco a poco (debes reconocer cuál pared es porque es la única que es angosta y tiene formas irregulares, lo que indica que puedes escalar por ella, además, es de color semi naranja).

- Súbete hasta el techo.

- Ahora, atrae la atención del coloso...

- ¡Listo! Una vez que el techo le caiga encima, notarás un enorme cambio en él: la apariencia de Cenobia es ahora tan lamentable (gracias a su propia estupidez) que da inclusive lástima.

- Matarlo ahora tiene muy poca gracia: todo lo que tienes que hacer es subirte a cualquier columna derribada, como lo hacías antes, y esperar a que él intente embestirla... como ya no tiene armadura, los golpes lo dejarán inconsciente por 10 segundos: oportunidad exacta para aprovecharte de su ahora descubierto punto de debilidad.

Pronto, el catorceavo coloso será historia.

Encontrar el próximo coloso es muy sencillo: tendrás que introducirte en un castillo al fondo del mapa, al principio del inmenso puente que cruzaste cuando comenzaste la primera partida.

Tu oponente está justo al fondo de la última sala.

"Vuestro siguiente rival es...
un gigante ha caído
en el valle
actúa como un centinela
de una ciudad destruida"

COLOSO 15: ARGUS, PRAESIDIUM VIGILO

Dificultad: ***
Puntos débiles: el cráneo, la palma de la mano

Técnica para vencerlo

- Muy bien: vencer este coloso requerirá que sepas muy bien cómo es el terreno en el que están combatiendo contra él.

- Lo primero que tienes que hacer es correr cerca de los gigantescos pilares que anteceden a esta gran sala.

- Ahora bien, antes de meterte entre los pilares, mira hacia los lados del castillo: hay unas plataformas muy elevadas para alcanzar, y sobre estas plataformas hay escalones a nuevos niveles.

- Lo que tienes que hacer es llegar hasta estas plataformas, ¿pero cómo? Sencillo: haz que Argus te persiga.

- Si da un pisotón (su ataque preferido) cerca de donde intentas saltar para subirte (inútilmente) a la plataforma, una inmensa baldosa se despegará del suelo, y te servirá como rampa.

- Ahora sube las escaleras... estarás debajo de unos arcos macizos con columnas: ¿qué hacer ahora? Pues prolongar la misma táctica y llevar la ventaja que te brindó el coloso una segunda vez: pégale flechazos en la carne... en lo que sangre, Argus se enojará y dará un batacazo contra las columnas, haciendo que caiga un pedazo de escombro.

Inténtalo justo al principio de esta área.

- Ahora provecha la roca que ha caído para subirte a ella y ascender dos tramos por la pared.

- Salta al resquicio que está a tu espalda, y llega hasta el tercer piso del palacio.

- Desde aquí, deberás conseguir unas escaleras que ascienden a un cuarto piso... están muy cerca (no empieces a recorrer todo el pasillo que está del otro lado, saltando sobre huecos y eso, porque te las verás con unas escaleras descendentes, y eso no es lo que quieres).

- Muy bien: estas últimas escaleras te llevarán hacia el primer paso de tu victoria.

- Al fondo del largo camino, verás que tienes la posibilidad de cruzar un puente, pero la idea no es que lo hagas: quédate a un borde y espera que el gigante venga y lo destruya. Antes o después (según te convenga y sientas que es el momento adecuado) salta alto y cáele sobre la cabeza: ¡listo! Acaba con el punto de debilidad sobre su cabeza, que le restará más de la mitad de su vida general.


- Ahora bien: no hace falta que te diga que, cuando necesites descansar (y Argus es experto en restar vitalidad) puedes posarte sobre sus hombros, teniendo, desde luego, el respectivo cuidado.

- Ok: baja a través de su brazo derecho, el que sostiene la espada, y ubícate un poco por debajo de su codo: encontrarás un área extraña, rojiza, como si el coloso tuviese una especie de herida ahí: conseguirás un punto de debilidad incompleto. Apuñálalo ahí. Eso sin dudas hará esta batalla todavía más fácil.

- En este tramo de la batalla, Dormin, el Dios oculto que te ha estado hablando durante todo este tiempo, debería intervenir para decirte que debes encontrar un punto "oculto" en el coloso.

- ¿Dónde podría estar? Pues en la palma de la mano que sostenía la espada.

- ¿Cómo llegar hasta ahí? Sencillo: primero, déjate caer, ya no tienes nada que hacer en los hombros del coloso.

- Ahora bien: tendrás que dejar que él te persiga, sin embargo, debes jugar con las distancias, lo suficiente como para que él ejecute el ataque que te interesa: un puñetazo contra el suelo.

- Cuando lo haga, sencillamente, antes de que deje caer su inmensa manopla (procura que no sea encima de tu cráneo, por favor) salta para que la resaca del temblor no te afecte mucho, y agárrate de la palma de su mano.

- Al poco tiempo que lo apuñales ahí, Argus estará acabado.

Has matado al quinceavo, y penúltimo coloso de este juego...

ATENCIÓN

El final está cerca. El último coloso se halla directamente al norte del castillo, hasta el último tramo de tierra, en el punto F-8 del mapa.


"Finalmente, el coloso final...
el ritual está pronto a acabar
el deseo está próximo a ser cumplido
pero ahora alguien amenaza
con entrometerse
date prisa,
pues el tiempo, es corto...

COLOSO 16: MALUS, GRANDIS SUPERNUS

Dificultad: *****
Puntos débiles: el cráneo

Cómo encontrar al jefe final

- El camino es muy fácil al principio... de hecho, será inclusive lineal. Pero llegará un punto en el que, guiado por el haz de luz de tu espada, estarás a las pies de un templo en cuyas puertas hay un halo de luz circular.

- Tienes que posarte en el altar plano del suelo, que tiene un círculo blanco en el medio, y reflejar la luz de tu espada hacia el otrora círculo de la puerta.

- Ahora sube con Agro todas las escaleras: justo antes del último tramo, te darás cuenta que el frente está signado por un puente: no lo cruces con Wander (cometerías un grave error), hazlo con el caballo: ¡a toda velocidad!

- Algo muy triste ocurre...

- Ahora bien: de derecha a izquierda, no hay ninguna escalera. ¿Qué hacer? Si has aprendido algo durante lo largo de este juego, es que hay paredes que se pueden escalar, y la que tienes justo al frente no es la excepción: hazlo, y más tarde, de roca en roca, consigue tu camino hasta la cima.

- Pronto, entrarás por una puerta, y subirás varios escalones, hasta estar de frente ante un precipicio: ¿ves las columnas circulares a los lados? Súbete a través de ellas.

- Pronto, te las verás contra el terrible Giga: Malus. El coloso más grande de todos.

Técnica para vencerlo

- Lo primero que tienes que entender es que los ataques de energía de Malus son demasiado poderosos. Cada uno de sus proyectiles es equiparable a un misil de guerra.

- Sube las escaleras, y refúgiate detrás de la columna de la derecha (que está destruida) concentra la cámara hacia esta dirección: ¿ves un hoyo en el suelo, a un lado? Pues salta dentro.

- Sigue el camino: a la salida, estarás no sólo mucho más cerca de tu enemigo, sino además tendrás una serie de barricadas grandes e indestructibles al frente, tras las cuales puedes refugiarte sin problemas.

- Ahora bien: mira hacia la derecha: tienes que pasar tras cada uno de estos escudos de roca, hasta llegar al último... ahí, hay otro agujero en el que tienes que saltar.

- Te daré un consejo: cuando estés ya en el último escudo, "salta" tras este para provocar que Malus lance otro proyectil, inmediatamente después arrójate en el hoyo.

- Sigue el camino: esta vez, al final, tendrás que ver hacia tu izquierda y saltar al semicírculo adornado en el que te puedes sujetar. Rodéalo con tus manos sujetas al concreto y tus piernas guindando al abismo, y salta del otro lado. Ten cuidado, no te desesperes.

- Ten mucho cuidado y actúa rápido: si Malus lanza otro proyectil, el temblor que éste ocasionará puede tirarte al precipicio.

- Ahora bien: corre rápido hacia adelante, refúgiate entre las rocas, y busca un tercer túnel por el cual entrar y proseguir el ya largo camino hacia Malus.

- Ahora estarás muy, pero muy cerca de él.

- Cuando salgas a la superficie, deberás mirar a la derecha: sí... nuevamente los escudos a medio destruir tras los que te has resguardado en dos oportunidades antes. Tienes que ir hacia la derecha, y saltar por otro hoyo.

- En esta oportunidad, vas a salir justo debajo de la falda del coloso.

- Súbete por la falda, y sal afuera. Contornea al gigante hasta que llegues a una pared en la que te puedes subir para seguir el recorrido en el piso de arriba.

- En este punto, yo ya no puedo decirte qué hacer o qué no hacer, porque tú lo sabes muy bien: tienes que aprovechar cada oportunidad para seguir ascendiento, y sobre todo, tienes que examinar bien las paredes para darte cuenta cuál puedes escalar, y cuál no. El trabajo quedará de tu parte, y tu objetivo es ir a la espalda del coloso.


- Una vez que hieras su espalda, él bajará una mano para ver qué es lo que lo está estorbando: tu objetivo ahora es la palma de su mano. Agárrate a ella.

- No intentes moverte una vez estés en la palma, porque Malus la enderezará y podrás ponerte de pie ¡y apenas lo haga rápido, súbete por el brazo y agárrate de lo que puedas antes de llegar al brazo!

- Desde este punto, podrás tener una oportunidad de saltar de nuevo y cogerte del pelaje de su brazo.

- Recuerda seleccionar la espada para que veas los símbolos de debilidad.

- Una vez en el brazo, da otra puñalada más con tu espada al símbolo de debilidad.

- El coloso utilizará la otra mano para ver qué le han hecho: salta encima de ella.

- Una vez que estés ahí, apuñálale en la palma (aunque no hayan símbolos de debilidad) y encarámate justo en el reverso de la palma de la mano.

- Malus la colocará pronto en una posición en que se quedará viéndote, sin moverla: dispárale una flecha en el hombro izquierdo.

- ¡Agárrate duro! El coloso acariciará su hombro, adolorido: salta encima.

- Si necesitas descansar, tú sabes cómo hacerlo, más ten mucho, pero mucho cuidado.

- Ahora dirígete a su cráneo: ahí está el último símbolo de debilidad. Tú ya sabes lo que debes hacer.

Ahora siéntate, y disfruta del final

Espero les haya gustado la guia!!!
0
0
0
2
0No comments yet