About Taringa!

Popular channels

Los 100 mejores videojuegos de PS2 [Parte 10]

81. Castlevania: Lament of Innocence


Lament of Innocence es un Castlevania que no dejó indiferente a nadie. Generador de opiniones dicotómicas, odiado y elogiado a partes iguales, incluso dentro de la redacción de Meristation, pero puede considerarse como el primer Castlevania 3D que no fue un fracaso rotundo, como Legacy of Darkness o Castlevania 64. Mantuvo al trío de oro formado por Koji Igarashi en la producción, Michiru Yamane en la banda sonora yAyami Kojima en la dirección artística, artífices de la resurrección de la saga enSymphony of the Night. Lament of Innocence es importante a nivel argumental para la saga por detallar los acontecimientos que llevan al clan Belmont a enfrentarse por siempre con los señores de la noche, y en él se asiste a la forja del legendario Vampire Killer, la reliquia, el arma definitiva contra los vampiros que ha ido pasando de generación en generación, así como el nacimiento de Drácula como prólogo. Los jefes finales, con clásicos como la Sucubo, Medusa, el Golem o la Muerte, incluso con El Olvidado como jefe secreto en la Prisión de la Tortura Eterna. Mantuvo el sistema clásico de arma -siempre látigo- y sub-arma -hacha, cruz, cristal, daga y agua bendita- aunque añadió un novedoso sistema de orbes para potenciar y modificar los efectos de cada una de estas subarmas a 7 niveles diferentes. En definitiva, un Castlevania muy digno, injustamente eclipsado por el apogeo de los Castlevania portátiles de los que fue coetáneo.
82. The King of Fighters XI


A la hora de discutir cuál es el mejor King of Fighters de todos, a buen seguro que KOF 98 destacaría en las votaciones y opiniones. Es justo que así sea y la calidad del Dream Match es incuestionable. Pero en este debate muchas veces se ignora este KOF 11 en una época en la que ya se tenía poca esperanza en los desarrolladores. Esta entrega marca el fin de una era en el uso de los decanos y queridos sprites de la saga -aunque aquí ya retocaron algunos-, pero el equipo hizo un gran uso con ellos, creando un juego más rápido y ágil que 2003, introduciendo más variedad de personajes que además aportaban mucho a la profundidad de combate, dejando una fantástica plantilla de 47 personajes. La conversión a PS2 además fue mejor incluso que la recreativa en algunos aspectos, con tiempos de carga más rápidos y jugosos extras. Un gran juego y una gran conversión.
83. Manhunt


El imaginario de películas snuff fue el ingrediente maestro de Rockstar North a la hora de abordar Manhunt, un polémico título de terror psicológico con elementos de infiltración que apareció allá por 2003 en PlayStation 2 (llegando en 2004 a Xbox) y que como siempre con su compañía ofrecía mucho más allá de sus bestiales imágenes, yendo más allá de la provocación barata para ahondar en otros aspectos de sumo interés. El concepto consistía en ir ejecutando a hasta una veintena de personajes de formas diferentes, usando una gran variedad de armas y elementos, como bolsas de plástico o bates de béisbol. Decididamente para adultos, causó una gran controversia en su momento, pero como se suele decir "más vale que hablen de uno, bien o mal, pero que hablen". Esto ayudó, por supuesto, a que la gente lo probase movida por el puro morbo. El juego bien merecía ser descubierto y destacado, así que por ese lado, ninguna queja.
84. Haunting Ground

Tras resucitar su propia serie Clock Tower con la lograda tercera entrega para PS2,Capcom decidió realizar un título que compartiera mecánicas jugables parecidas, aunque con una ambientación totalmente diferente: Tras un brutal accidente de coche, la voluptuosa y al mismo tiempo delicada Fiona Belli despierta casi desnuda dentro de una jaula. Después de salir y conocer a Hewie, un pastor alemán que parece tan asustado como ella, Fiona se da cuenta de que está en un extraño castillo que parece mezclar el pasado con el presente. Y en el que algo siniestro nos aguarda para darnos caza en cada pasillo, estancia y jardín. Con un gameplay basado principalmente en escapar de nuestro perseguidor -Debilitas primero, Daniella después- escondiéndonos de él y despistándole hasta que nos enfrentemos y lo derrotemos, la relación de nuestro personaje con el perro Hewie (al que podemos premiar o castigar) se deviene esencial para que este nos ayude a escapar de los enemigos, así como de resolver puzles y ayudar en la exploración en una IA aliada muy bien implementada. Contando con un conjunto gráfico espectacular, tanto la parte ingame como las escenas CG –el fotorrealismo de la intro resulta espectacular viendo el juego reescalado en HD en una PS3 retrocompatible-, Haunting Groundconsigue transmitir como nadie la desasosegante sensación de sentirnos perseguidos constantemente, gracias sobre todo a un desquiciante apartado sonoro al estilo de films como el reciente Sinister, y scripts como cuando Fiona entra en pánico y la pantalla se satura. Un buen juego al que le falló un poco su guión y cuya distribución en España fue encima bastante irregular, siendo difícil, muy difícil de encontrar.
85. Grand Theft Auto III

Hay pocos juegos que marcan con tanta claridad un antes y un después como Grand Theft Auto III. La importancia del título en el contexto de PS2 es tan importante que abarca diferentes esferas, desde la financiera hasta la del propio desarrollo de videojuegos. La magia vino de algo tan simple y a la vez tan difícil como coger la exitosa serie GTA y pasarla del 2D al 3D manteniendo exactamente las mismas virtudes: mundo abierto, continuo y con completa libertad. Con la dimensión añadida llegó un sentido de la inmersión que nunca habían estado presentes en los títulos originales, dando nacimiento a lo que a la postre sería llamado “sandbox”, caja de arena. Lo que eran calles planas pasaron a convertirse en Liberty City, toda una ciudad, con sus distintos barrios, distritos y callejuelas, con sus gentes caminando por las calles y dando sensación de vida. Lo que antes era violencia arcade y desenfadada ahora tenía una contundencia más evidente en tres dimensiones, más visceral. Las historias, personajes y situaciones eran más creíbles, la acción más satisfactoria, las persecuciones en coche más emocionantes... Las tres dimensiones añadidas hicieron algo más que darle una nueva estética, crearon un mundo en el que no hemos dejado de realizar fechorías desde que entramos en él.
86. Guitar Hero


Playstation 2 vivió de primera mano uno de los booms más grandes que ha habido en los últimos años en el mundo de los videojuegos: los juegos musicales. Aunque ahora parece que están olvidados por una sobresaturación del mercado de este tipo de juegos, cuando apareció Guitar Hero fue una auténtica sorpresa. Dejábamos a un lado el clásicoDualShock para adentrarnos a un nuevo artilugio, una guitarra de plástico con botones que emularían a las clásicas cuerdas del instrumento musical original. Parece mentira, pero esta idea de trasladar la pasión por tocar canciones a los videojuegos fue un auténtico éxito tanto de crítica como de ventas.  Fue galardonado como uno de los videojuegos más influyentes del nuevo siglo y los números –la franquicia ha facturado más de mil millones de dólares desde entonces- hablan por sí solos. En esa primera iteración a la que seguirían diversas secuelas, se contó con casi 50 canciones de lo más variadas:Jimi Hendrix, Ozzy Osbourne, Franz Ferdinand, Deep Purple o Sum 41 fueron algunos de los artistas que tomaron parte en un título indudablemente clásico por lo que supuso.
87. Killzone

Hablar de Killzone es hacerlo de uno de los títulos con más expectativas generadas a su alrededor dentro del catálogo de Playstation 2. La primera entrega de una de las sagas consolidadas en la presente generación llegaba en el tramo final de vida de Playstation 2 con el objetivo, o al menos así se promocionó, de que la consola de Sony tuviera su propio Halo. De ahí el concepto Halo-Killer. La empresa era enorme, y a pesar de seguramente no acabar cumpliendo con la idea de convertirse en referente del género dentro dePlaystation 2, sí se sentaron diversas bases que han marcado la franquicia posteriormente. Un universo rico en detalles y posibilidades por las facciones en guerra, una atrevida apuesta técnica que no estaba exenta de fallos importantes y un modomultijugador interesante para hasta dieciséis jugadores con más de veinte mapas. Importante dentro de la historia de Sony por lo que vendría después.
88. Burnout 3: Takedown

Parece mentira que durante la pasada generación de consolas EA y Criterion estuvieran compitiendo para el trono de los mejores juegos de conducción arcade. Un reinado, por cierto, que siempre estuvo más en mano de Criterion gracias a productos como Burnout 3: Takedown. La sensación de velocidad de la franquicia ahora ausente desde hace tiempo era increíble, pero todavía más la adrenalina de competir a la máxima velocidad posible con enemigos agresivos que no tenían problemas en destrozarnos y echarnos de la pista. La fórmula de Takedown ofrecía un duelo constante con amigos o contra la CPU, algo que estaba aliñado como no podía ser de otra manera con un apartado audiovisual espectacular desde un primer momento y una grandísima variedad de circuitos, casi una veintena. La variedad de modalidades, algunas de carrera y otras de impacto, eran una baza importante. El título era un juego imprescindible para los jugadores de Playstation 2que fueran amantes del género de conducción más salvaje. No en vano, en 2004 consiguió multitud de premios como el mejor juego de conducción de su año.
89. SSX Tricky


Algunas sagas solo se permiten tener un gran éxito por generación, un juego que actúa como su referente interno. En el caso de SSX, la serie de snowboarding de Electronic Arts, este rol lo asumió SSX Tricky, que para deleite de los seguidores de este deporte se estrenó en la consola de sobremesa de SONY en el año 2001. La amplitud de modos de juego característica de la serie, el elevado número de personajes seleccionables –algunos convertido en clásicos y repescados para el SSX de PS3 y Xbox 360–, la decena de pistas y la introducción de las piruetas extremas (más difíciles de realizar pero altamente gratificantes) convertían a SSX Tricky en uno de los deportivos destacados de la pasada generación. Y así, lo que se presumía como una actualización del primer juego, terminó siendo un título divertido a buen ritmo (esa banda sonora con Rasmus e Hybrid, entre otros, daba salsa a la competición).
0No comments yet
      GIF