About Taringa!

Popular channels

Magic: The Gathering

Magic The Gathering es un juego de cartas que fue diseñado en 1993 por un profesor de matemáticas, Richard Garfield, buscando un juego de estrategia con cartas en el que el azar tuviera el menor componente posible.
Cada jugador empieza la partida con 20 puntos de vida y un mazo (biblioteca) de al menos 60 cartas (en algunos torneos especiales está permitido usar mazos de 40). No se trata del típico juego en el que se “roban” cartas de un mazo común, sino que cada jugador lleva las suyas propias, seleccionadas según la estrategia que planee seguir.
Por ello, Magic reúne a la vez componentes de juego de mesa y de coleccionable. Podemos comprar un kit “básico” consistente en un mazo de cartas y un libro de reglas, pero para mejorar nuestro juego y nuestro equipamiento, la única vía es comprar sobres de cartas, como si de cromos se tratara, para ampliar nuestra colección con mejores cartas.



Este es uno de los grandes secreto de Magic: exige al jugador un desembolso constante, ya que constantemente salen nuevas expansiones, tipos de criatura… por lo que resulta extremadamente rentable para la empresa comercializadora.

El juego:

Las cartas representan a las tropas y la energía que el jugador va a usar durante la batalla, existiendo por tanto diversos tipos:
Tierras: Producen maná, la energía necesaria a su vez para invocar a las criaturas. Existen cinco tipos de maná diferentes, según el tipo de tierra: llanura, isla, pantano, montaña y bosque.
Criaturas: Una vez tiene el maná suficiente, el jugador puede invocar criaturas que puede utilizar para atacar al oponente o para bloquear sus ataques. Las criaturas son permanentes (no se descartan) aunque pueden ser eliminadas por un ataque del contrincante. En la parte inferior derecha de la carta aparecen dos números separados por una barra que indican la fuerza y la resistencia de la criatura.
Habilidades: Son lo que llamaríamos de forma genérica los “hechizos”, cartas que se juegan una vez durante la partida y se descartan. Proporcionan habilidades momentáneas al jugador.

El circuito profesional:

El mundillo de Magic va mucho más allá de la mesa de juego. Existe un circuito de campeonatos mundiales con importantes premios en metálico, en el que los buenos jugadores pueden subsistir practicamente dedicando su vida a este “deporte”.



El sistema de juego profesional en Magic: The Gathering está estrictamente regulado, existiendo una asociación dedicada a ello. La DCI es la encargada de de establecer las reglas oficiales, proporcionar los mecanismos para organizar los torneos, elegir a los jueces oficiales de torneo…
Existen varios tipos de torneo en función de las cartas que están permitidas en el juego. Según el tipo de torneo, algunas cartas están restringidas (se puede emplear sólo una copia de ellas en un mazo) y otras directamente prohibidas. De este modo se equilibra la competición entre jugadores de diferente poder adquisitivo, ya que alguien con el dinero necesario podría comprar las mejores cartas y tener el camino allanado de cara a la competición.
También existen torneos en los que, simplemente, se entrega a los jugadores un mazo sellado que deben emplear a lo largo del mismo, eliminando la posibilidad de traer un mazo preparado de casa y dejando el juego en manos de la habilidad del jugador.

El mercado de compra-venta:

Debido al valor de un buen mazo (recordemos que cada jugador prepara su propio mazo de cartas de juego, y cuanto mejoren sean éstas, mayor ventaja le darán) existe un boyante mercado de compra-venta de cartas de segunda mano.
Pero no sólo se paga por el valor de la carta en sí dentro del juego, sino que el factor coleccionismo implícito dentro del juego lleva a los coleccionistas a pagar grandes cantidades por cartas raras, editadas en tiradas limitadas o que han dejado de publicarse.
A todo ello cabe añadir que en ocasiones, las ilustraciones que adornan las cartas son encargadas a famosos dibujantes, alcanzando por ello un “valor artístico” mayor.



Existe un reducido número de cartas que se pagan por encima de los 100 €. La más famosa de ellas es la llamada “Black Lotus”, que dejo de editarse en 1994 y llegó a alcanzar precios desorbitados en el mercado de segunda mano de hasta 1.500 €.
¿Y que hacía la carta para ser considerada la más valiosa del juego? Pues, al ser jugada, agregaba tres puntos de maná de cualquier color a la reserva de maná. Aunque si yo tuviera dicha carta en mis manos lo primero que haría sería… venderla.

http://www.ionlitio.com/2007/04/16/magic-the-gathering/
0No comments yet