Popular channels

PlayStation 5 podría llegar mucho antes de lo esperado

Cuando aún la PlayStation 4 de Sony y la Xbox One de Microsoft no llevan ni un año en el mercado ya se empieza a hablar de su renovación y de las sucesoras, según se desprende de las palabras de Devinder Kumar, Presidente y CFO (Chief Financial Officer) de AMD, la empresa que firma los procesadores y unidades gráficas de la actual generación de consolas.



Kumar en la conferencia Global Technology, organizada por el Bank Of America Merrill Lynch, fue preguntado por su visión del futuro del mercado del videojuego y, en concreto, por el desarrollo de la actual generación de videoconsolas, tanto PlayStation 3 como Xbox One y Wii U. El ejecutivo de AMD confesó que tanto Sony como Microsoft y Nintendo están ya pensando en su siguiente generación de productos que podría llegar “mucho antes de lo que la gente espera”. “El ciclo de vida de los productos va a ser, probablemente, más corto” indicaba a lo que añadía “nuestros clientes ya están pensando en lo que vendrá después.”

PS4 y Xbox One podrían tener una vida de entre 4 y 5 años antes de ser sustituidas
Las consolas que recientemente han recibido el relevo, PS3 y Xbox One, han protagonizado la que ha sido una de las generaciones de videoconsolas más larga de la historia. El sistema de Sony se lanzaba siete años antes de ser sustituido por la PS4 y su rival, Xbox 360 ha estado a la venta ocho años hasta la llegada de la nueva videconsola de Microsoft.
De cara al usuario, esta longevidad de sus plataformas de ocio electrónico no está vista como algo negativo, de hecho muchos lo ven con buenos ojos ya que ha pasado casi una década en la que no han tenido que renovar sus equipos para acceder a las últimas novedades del mercado. Sin embargo, para las compañías, tanto fabricantes de consolas como editoras de videojuegos y aquellos relacionados con esta industria, es todo lo contrario.

Las generaciones "largas" no interesan a nadie en la industria

El propio Kumar lo explicaba dado que para AMD, el proyecto de desarrollo de nuevos productos para sus clientes – Sony, Microsoft, Nintendo, etc – empieza aproximadamente tres años antes de que una de sus consolas llegue al mercado. En ese punto, toda la cadena se detiene ya que una vez que el producto llega al mercado, ya no hay más que desarrollar, y por tanto no hay dinero que invertir en I+D, hasta la siguiente generación.
Podría parecer que esto es algo que sólo afecta a AMD, pero también es negativo a medio plazo para los fabricantes. Si bien en un primer momento el objetivo es recuperar la inversión y empezar a obtener beneficios, algo que ya hace PS4, llega un punto en el que las ventas decaen y el esfuerzo de marketing, promoción y comunicación es más fuerte para seguir incentivando una tecnología que ya no brilla por su novedad.



Por este motivo, si los engranajes en Microsoft y Sony se empiezan a mover ya, es posible vaticinar que PS4 y Xbox One no tendrán una vida tan extensa como sus inmediatas predecesoras. Dado los tiempos que comenta Devinder Kumar, es probable que hacia 2016/17, en estas mismas fechas en las que está a punto de empezar el mayor evento anual de la industria del videojuego, la Entertaiment Electronic Expo (E3) de Los Ángeles estemos expectantes ante las conferencias en las que nos mostrarán las nuevas videoconsolas de cada marca.
0
0
0
0No comments yet