About Taringa!

Popular channels

Retrogaming: Turbo Girl

Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos

Análisis de este clásico matamarcianos para la Amstrad CPC

Nos remontamos Amstrad CPC y a los años 80. Sí, seamos sinceros, todos los que jugamos a Turbo Girl lo hicimos después de ver la tremenda portada que se ideó Luis Royo en uno de sus primeros trabajos para Dinamic. Estoy convencido de que nadie se fijó en este juego por el contenido y de que prácticamente nadie diría que era un buen juego. Pero la verdad es que, portada aparte, el juego tenía su encanto.

Lo que está claro es que cuando tenes 9 o 10 años y ves una portada de tal calibre, lo menos que haces es alucinar: una exuberante mujer teñida de rubio, de pelo corto, vestida con medias, tacones, chaqueta de cuero y media ingle al descubierto. Y por si esto fuera poco, subida en una no menos impresionante moto roja. ¿¿Para qué queríamos jugar al juego si con contemplar la portada ya eramos felices??

El juego lo firmaba Dinamic pero en realidad estaba programado por un grupo externo llamado Gamesoft, con retoques de la propia Dinamic. Era una especie de matamarcianos pero a lomos de una moto que disparaba rayos láser y podía saltar. Este fue el primer trabajo de Gamesoft, responsables del fabuloso El Capitán Trueno solo un año después.

Empecemos con el análisis exhaustivo de cada apartado porque si MAD de Mad Mix Game tenía cara de malas uvas, comparado con Turbo Girl era un Oso Amoroso. No digo más.

Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos
Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos

Gráficos:

Pero vamos a ver, ¿dónde está la chica de la portada? Aquí solo hay una figura de color rojo que se mueve para todos los lados. Bromas aparte, tratándose de Dinamic no podíamos esperar nada menos que un trabajo notable en el colorido, si bien es cierto que el apartado de diseño no es nada del otro mundo. Solo hay tres escenarios distintos y encima son muy repetitivos (y cortos), llegando a cansar. Por otro lado, los sprites, tanto nuestro personaje como los enemigos, son pequeños, exceptuando los enemigos finales que sí tienen un tamaño aceptable. El scroll (movimiento de la pantalla) es bastante suave y además tiene varios niveles, el de las estrellas del fondo y el de la superficie que estemos atravesando. Hay un efecto curioso en la segunda fase, al derrumbarse el suelo que pisamos, que para la época está bastante conseguido y le suma puntos al nivel gráfico.

Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos
Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos

Música:

Para no romper la norma con los juegos de Amstrad CPC, solo hay música en la pantalla de introducción y en la del final, que además vuelve a ser la misma, aunque hay que decir que ésta es bastante pegadiza, muy del estilo de la de Army Moves pero con menos calidad. Durante el recorrido en moto, por lo tanto, no habrá ningún tipo de canción.

Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos
Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos

Sonido:

Ya que no hay música, al menos que haya un buen sonido. Eso es lo que debieron pensar en Dinamic porque en este apartado se esmeraron un poco. Y es que hay sonidos para los disparos de la moto, cuando saltamos, cuando nos chocamos o destruimos una nave y cuando recibimos impactos de los disparos enemigos. Cómo mínimo dan el pego y cumplen su función.

Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos

Argumento:

Tres Elder, unos extraños seres vivos cibernéticos, han descubierto una de nuestras colonias y se quieren quedar con todos los suministros. Para ello van acompañados de un enorme ejército de naves-robot que no parará hasta conseguir su objetivo.

La teniente del cuerpo de intervención inmediata del ejército Korg, conocida como Turbo Girl en toda la galaxia, ha sido elegida para acabar con la amenaza y afrontar así una misión suicida.

Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos
Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos

Desarrollo y jugabilidad:

Estamos ante un matamarcianos vertical de los de toda la vida, con la única excepción de que llevamos una moto en lugar de una nave y vamos por tierra en lugar de por aire. Debemos superar las tres fases con un scroll automático y derrotar a cada uno de los tres Elder que nos esperan al final de cada fase. La primera fase se desarrolla en una estación espacial abandonada plagada de cañones y naves enemigas. La segunda transcurre en un puente que conecta la estación con el planeta y que se cae a trozos a medida que vamos recorriéndolo. Y por último, la superficie desértica del planeta. Los tres Elder son, por orden, una llama de fuego con 4 satélites rodeándola, una nave que nos dispara misiles enormes y un tanque al que defienden cinco rocas.

Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos

Empezamos con 6 vidas pero nos regalan una cada cinco mil puntos, y crean que son muy necesarias.

Es imposible que nos golpeemos con ninguna nave enemiga a no ser que saltemos, ya que todas ellas van por encima nuestro y lo único que nos puede dar son sus disparos, lo que hará que vaya descendiendo nuestra barra de energía. Por otro lado, cualquier choque con alguna tubería, pared, bosque, o cualquier caída nos restará una vida automáticamente, empezando casi siempre desde el principio, a no ser que hayamos llegado a alguno de los puntos de control.

Cada vez que completamos una fase se nos obsequia con un mensaje diferente:

  • “Pisa fuerte... pero ¡¡mira donde!!” al acabar la primera fase.
  • “Comienza la juerga” al completar la segunda.
  • “Te has portado bien muchacho. Reserva tus energías para la próxima aventura” dicho por Turbo Girl al completar el juego. De hecho esta frase es el único final que veremos.
    Respecto a los enemigos, encontramos variedad, como por ejemplo los Nokis, los Crotas y los Itrones, todas ellas naves de diferente tipo, y también los cañones llamados Trompos. Y además nos encontramos con una lluvia de meteoritos en la primera fase o de matojos en la tercera, diferenciados solo por el color, unos marrones y los otros verdes.
Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos

Como ya he dicho antes, el juego es extremadamente corto, ya que si tenemos un poco de habilidad lo podemos completar en 10 o 15 minutos. Eso sí, si no somos muy hábiles o tenemos poca paciencia, el juego nos durará mucho menos porque lo mandaremos a freír espárragos en dos minutos, desesperados de caer siempre en el mismo agujero.

Como dato curioso, comentar que, no se sabe muy bien porque, pero en la primera fase tanto nuestros disparos como los de los enemigos son amarillos, mientras que en la segunda y tercera son rojos. Quizás por el sobrecalentamiento de tanto disparo...

Sería justo comentar también que Gamesoft, antes de que pasara por la tijera de Dinamic, desarrolló Turbo Girl bajo el nombre de Masacrón, siendo un matamarcianos con nave de protagonista y con 10 o 15 fases.

Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos

Conclusión:

Turbo Girl era un juego entretenido mientras duraba. Su mayor defecto seguramente radica que era demasiado corto y muy difícil, pero hay que darle el mérito que se merece al haber conseguido captar la atención de absolutamente todos los jugadores de la época (sí, chicas incluidas) debido a su provocativa portada. El juego no vendió mal en España en parte gracias a una excelente tarea de publicidad en revistas (Micromanía le dedicó la portada del primer número de la segunda época, en formato sábana), mientras que en otros países como Reino Unido o Francia, el juego no disfrutó de mucho reconocimiento debido a su horrible portada y su cambio de nombre (Turbo Bike).

Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos

Se progranó una segunda parte que nunca llegó a ver la luz debido a la quiebra de Dinamic y el fin de Gamesoft.

Con todo, es un juego que nos puede dar algunos ratos de diversión, aunque siempre nos quedará la duda de como habría sido el juego si Dinamic no hubiera masacrado, nunca mejor dicho, el original de Gamesoft. Denle una oportunidad y juzguen por ustedes mismos.

Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos
Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos

Gameplay:

Retrogaming: Turbo Girl published in Juegos
8Comments