Popular channels

The Order: 1886, primeras impresiones

Uno de los títulos exclusivos de PlayStation 4.


link: https://www.youtube.com/watch?v=eRfG0eYOhzE

The Order 1886, del estudio Ready at Dawn, ofrece una aventura cinematográfica ambientada en una Londres oscura, sobrenatural y opresiva. Su propuesta estética y argumental fue ganando adeptos durante su desarrollo hasta convertirse en uno de los títulos más anticipados de la nueva generación de consolas.



The Order 1886 supera las expectativas en el apartado técnico y artístico. Ofrece una experiencia visual y sonora excepcional en PlayStation 4. Cada textura y cada modelado gozan de detalle, belleza y pulcritud de excepción. La iluminación es precisa y dinámica, hiperrealista, lo que contribuye a sumergir al jugador en la prevalente atmósfera ominosa.

Constituye un indiscutible placer estético, pero su jugabilidad es pobre. The Order 1886 abusa de las secuencias cinemáticas y torna en una tediosa experiencia. Maneja una estructura narrativa lineal y nos encadena a seguir el guion planteado sin opción alguna de tomar otras rutas o acciones alternativas.

Las escenas de acción pura –como un intercambio de disparos con un grupo de enemigos- se ven interrumpidas por cinemáticas o por Quick Time Events (secuencias de video que involucran cierto grado de interacción) que entorpecen el ritmo de la historia.

Por momentos, el elevado número de secuencias cinematográficas conlleva a creer que no estamos jugando sino viendo una película con elementos interactivos. Los amantes del cine podrían inclinarse a alabar tal propuesta, pero la trama tampoco es digna de un Oscar (no para mí).

Otra arista negativa en The Order 1886 es su sistema de controles. Durante todo el primer capítulo, los comandos propuestos cambian de forma constante. Pareciera que para cada escena hay un conjunto de controles distinto (algo innecesario e inusual).

A lo anterior se suma que The Order cuenta con una oferta limitada en cuanto a modos de juego se refiere. No hay multijugador, no hay misiones adicionales, no existe la posibilidad de explorar los mapas a nuestras anchas. La rejugabilidad es nula. La única opción es pasar los capítulos en diferentes niveles de dificultad.

Se habla de que completarlo no conlleva más de 10 horas. Algunos ‘gamers’ experimentados lo han finiquitado en cinco.

¿Vale los 60 dólares? Como obra de arte digital, sí. Como juego, se queda corto.
0
0
0
0No comments yet