About Taringa!

Popular channels

Un jugador de CS:GO “cazó” 5500 cheaters en 2 dias



En la vida real, la justicia por mano propia suele tener consecuencias negativas o caóticas. Pero, ¿qué ocurre cuando alguien quiere hacer un poco de justicia virtual?


¿Porqué en el CS:GO?
Los cheats para CS:GO son hoy en día una gran problemática, porque hay toda una industria atrás de ellos. Obviamente, la industria existe porque hay un público que los necesita y tiene los medios para consumirlos, sin remordimiento alguno. Cuestión de ética y principios que tristemente este grupo de personas deja de lado cuando de competencias en línea se trata. Googleando se podrán encontrar una tremenda cantidad de sitios que ofrecen cheats “premium” e “indetectables”, mientras que también existen webs a las que usuarios anónimos suben cheats “atados con alambre”.




En este juego hay dos filtros.

1- Valve Anti-Cheat (VAC): una máquina que detecta cheats de forma automática. Suele ser lento.

2-Overwatch: un sistema en el cual podés reportar un cheater, para que la comunidad vea sus movimientos y juzgue si el usuario es cheater o no.

Pero todos sabemos que estos dos filtros suelen ser lentos o tal vez ineficaces. Muchos cheats son capaz de burlar el VAC por muchísimo tiempo. Y varios astutos son capaces de burlar a toda una comunidad simulando sus cheats. En este punto, cae de maduro que CS:GO tiene un problema con los cheaters. Un parásito difícil de extirpar.




El plan perfecto

Tras un poco de investigación, un usuario de reddit llamado AndroidL detectó sitios muy populares en los que los usuarios compartían cheats para CS:GO de manera totalmente gratuita. Algunos de ellos permanecían indetectables, mientras que otros eran descubiertos posteriormente por el Valve Anticheat tras meses de estar en línea.

Al usuario le pareció llamativo el hecho de que una gran cantidad de gente confíe el “honor” y la seguridad de las cuentas de Steam en un desconocido que sube a Internet un archivo ejecutable hecho en casa. Entonces, se le ocurrió la gran idea con la que podría detener a varios cheaters “con las manos en la masa”.

El plan consistía en subir cheats detectables para que los usuarios del foro sean banneados. Sin embargo debería valerse de una serie de artimañas para no ser lince-denunciado rápidamente, con el fin de causar el mayor daño posible.



Cheats 1 y 2: Bombas de Tiempo [2500 caídos]


Estos primeros dos cheats actuaban como unas verdaderas bombas de tiempo. El concepto era bastante sencillo.

El usuario, con un poco de conocimientos de programación, creó cheats reales de CS:GO. Estos consistían en un wallhack, es decir un programa externo que te permitía ver a través de las paredes en el modo online de CS:GO. Al ser un cheat nuevo, este no era detectado por el Valve Anticheat. Estos dos cheats tuvieron aproximadamente 1.000 descargas cada uno. (El foro posee un contador de descargas de archivos adjuntos)

Sin embargo, el cheat tenía un pequeño programilla escondido. El ejecutable tenía un timer que activaba vida y balas infinitas “estallaba” el día siguiente a la subida del cheat, a una hora determinada. Esto obvio es como decir “¡MIRA VALVE ESTOY CHITEANDO!”. Pequeña sorpresa de los cheaters que estaban fascinados con el wallhack cuando notaron que al día siguiente, fueron banneados automáticamente, y las quejas no tardaron en inundar el foro. Pocos minutos después el cheat fue dado de baja.



Cheat 3: El ban instantáneo [3000 caídos]


Contentísimo con su anterior resultado, el usuario notó un aspecto muy interesante del foro. Este es que los usuarios generalmente nunca ven la segunda página del foro. Leen la primera, y si la mayoría de la gente dice que el cheat funciona, lo descargan sin dudarlo.

Para esto, se creó una nueva cuenta en el foro, y pidió a varios de sus amigos que envíen comentarios diciendo que el cheat funciona correctamente, hasta llenar la primer página. Increíblemente, lo creas o no, 3000 personas descargaron el “cheat” tras leer los comentarios falsos de la primer página.

Este cheat tenía un comportamiento algo distinto. Apenas abrías el juego, eras automáticamente banneado. Esto ocurre porque modificaba un archivo del juego para cambiar el ángulo de tu mira, que es algo físicamente imposible.

En pocas horas fue dado de baja, pero el daño ya estaba hecho.



Si uno se pone a hacer cuentas, con estas diminuta “cacería”, Valve técnicamente reportaría ingresos de 75.000 dólares. Los tres cheats en conjunto alcanzaron un total de 5500 descargas, lo que se traduce en aproximadamente 5500 personas gastando 15 dólares en una nueva copia de CS:GO. Esto da 75.000 dólares (1.125.000 pesos). Uno se pregunta entonces, si hay capital, ¿porqué todavía no hay sistemas con mejor tecnología para detectar cheats?
50Comments