Check the new version here

Popular channels

[Propio] Mi primera novela

Hola, que tal comunidad. Bien, primero que nada quisiera darle las gracias a cristianromeror por hablarme hacerca de esta comunidad, me dijo que aquí siempre te leían. Bueno, quisiera su opinión y sobre todo, que me den ideas para el título y para continuar con la novela. Sin mayor preámbulo, eh aquí el primer capítulo:

Capitulo 1

Mis Orígenes


Escucho el tocar de los policías… los gritos desgarrados y llenos de ira de mi madre… por favor háganlos callar. Sabía que debí matarla cuando tuve la oportunidad, pero su mirada tierna y desconsolada me lo impidió.
Ya la policía me grita que me entregue, que no tengo a donde correr. Lo que no saben es que yo no quiero huir. Yo lo que quiero es quedarme aquí, en mi apartamento. Sé que nadie puede forzar mi cerradura ya que mi puerta es completamente a prueba de todo tipo de balas, hasta de algunos explosivos. Como no tengo ventanas, no pueden entrar por ahí; mis paredes son tan gruesas, que casi no pasa sonido. En resumen, estoy a salvo.
¿Quieren saber porqué la policía me persigue? La respuesta es simple: por hacer justicia. Después de darme cuenta de que esta no me ayudaba, decidí ajustar cuentas por mí mismo. Ahora describiré a cada una de las personas a las que tuve que… castigar:
• Mi padre: De nombre Raymundo, fue, en cierta forma, un buen padre. Lo único malo que hizo básicamente fue convertirse en alguien alcohólico. Muchos dirán: “¿Qué tiene de malo? Lo peor que puede hacer es morir de cirrosis.” Pues no. Su alcoholismo lo llevó a hacer cosas un tanto… oscuras. Una vez llegó más ebrio de lo normal. Estaba tan ebrio, que lo que hizo fue la razón por la cual decidí darle un castigo. Llegó, nos golpeó a mí y a mi hermana y, acto seguido, fue a violar a mi madre. ¿Ahora entienden que tiene de malo ser alcohólico? Al momento de su muerte, tenía 50 años.
• Mi hermana: Ella no era realmente mala. De hecho, la recuerdo con cariño y hasta la extraño. Su nombre era Jazmín. Era una buena chica, aunque tenía sus defectos como cualquiera. Era 4 años mayor que yo, nos llevábamos bastante bien. La verdad es que, su único defecto mayor fue la lujuria. La primera vez que probó este placer destructivo fue a los 16. Se puso tan tomada, que llegó a la casa con un “amigo”. Subieron apuradamente a su cuarto y se encerraron. Luego daré detalles. El punto es que, el tener una hermana prostituta no se ve nada bien, así que tenía que ser erradicada. Según mis cálculos, hace un año tenía 25.
• Mi novia: Ella era simplemente, la chica perfecta. Era bella, pero más que su belleza externa, tenía un alma pura. Era de estatura media, de pelo café y ojos color miel. Sencillamente, no tenía ningún defecto, solo el cual vi y me dicen que no era cierto. Bueno, yo estaba seguro de que ella me engañaba con uno de mis mejores amigos. Todos me decían que no era cierto, que me estaba volviendo muy paranoico. Yo no le di el beneficio de la duda y termine con ella. Era 3 meses exactos mayor que yo, naciendo en Agosto 23. Su nombre era Brenda.
• Uno de mis amigos: Su crimen fue sencillo, rápido pero muy doloroso. Él fue el que el que estaba saliendo con Brenda a mis espaldas. Su nombre era Diego. Era mayor que yo por 3 años, sólo uno menos que lo que me llevaba mi hermana. Pensé que no era necesario matarlo, pero luego me di cuenta de lo que me hizo, ya que Brenda era, realmente, el amor de mi vida. Todos me decían que no era cierto, que yo era un paranoico ya que Brenda me amaba tanto que jamás se hubiera atrevido a engañarme con nadie.
Yo sabía que no era un paranoico y que tampoco estaba inventando las historias que veía, las historias por las cuales tuve que acabar con casi toda mi familia, uno de mis mejores amigos y la mujer a la cual amaba y sigo amando. Sabía, de igual manera, que algo me estaba siguiendo y acosando; catalogando cada pequeño movimiento que hacía y lo que no. Esta fue la mayor razón por la cual conseguí este apartamento.
Soy nativo de la ciudad de Finecrasta, en el país de Tradacomista. En este tiempo, el año 6413, las cosas son muy diferentes de las que había hace 4402 años según nos cuentan los libros de historia y ciencias que había en aquella época. En esta época, por ejemplo, el materialismo se fue a los cielos, llegando hasta el punto en el cual para hacer un solo amigo debes de tener un nivel social igual o mayor al de la persona con la cual quieres hacer amistad. Desde el descubrimiento y contacto con los alienígenas, tenemos un tiempo de vida indefinido ya que ellos nos transmitieron la cura de la mayoría de las enfermedades mortales, así como el secreto para que nuestros genes jamás se desgasten.
Los alienígenas también nos enseñaron a resucitar a los muertos, haciendo de este modo que muchas grandes personalidades como Michael Jackson, John Lenon o los integrantes originales de la banda Avenged Sevenfold revivan para poder deleitarnos una vez más con su música. Descubrimos una nueva manera de viajar, la cual es por medio de unas cápsulas que te lanzan de un lugar a otro a una velocidad superior a la de la luz, lo cual los hace muy seguros, rápidos y económicos. Literalmente pueden ir a cualquier lugar debido a que no ocupan mucho espacio y se reducen a la hora en que llegas a tu destino y los puedes guardar en tu bolsillo.
Y algunos se preguntarán: “¿No lo trataron bien de niño? ¿Porqué se volvió tan demente?”. Pues la verdad es que tuve una infancia un tanto… feliz. Nunca me faltó nada, ni siquiera atención. Todo lo que pedía, me lo concedían sin cuestionarme nada. La verdad es que no tengo una excusa válida para haber hecho lo que hice, solo la que no me atendieron como debía en el centro de policía. Lo más traumatizante que sucedió en mi niñez fue el momento en el cual choqué. Tomé el carro de mis padres sin permiso ya que quería ir a la tienda de videojuegos y ninguno de mis choferes estaba disponible. Decidí tomar uno de los carros voladores de mis padres y fui a la tienda. Cuando llegué a la tienda, me di cuenta de que no era tan difícil, así que decidí acelerar un poco más. Terminé chocando contra otro carro. Lo malo fue que, como no pesaba mucho, el seguro no se activó y caí sin fin hasta la tierra.
Estuve a punto de morir y los especialistas consideran que ese golpe pudo haber sido el que me transformo en el psicópata que ahora soy.
En lo personal, pienso que no estoy loco. Que todo eso que los doctores están diciendo de mí está mal, ya que yo sé que mi misión en este mundo fue precisamente lo que hice: matar a todos los que me habían fallado y/o decepcionado para que de esta manera no pudieran hacer lo mismo con el resto del mundo.
Bueno, mi adolescencia fue un poco más ruda y desgastante de lo que describen como lo “normal”. Esto fue resultado de una combinación de todas las cosas que me sucedieron durante la niñez, mi pre-adolescencia y el accidente casi fatal que tuve. Las personas se burlaban de mi apariencia, ya que el accidente me destrozó el rostro por completo y ahora tenía cara de fenómeno. Debía soportar continuamente las burlas de mis compañeros.
La verdad es que yo no tenía ningún amigo. Durante los recreos, yo me la pasaba sentado en un rincón, comiendo lo que sea que me haya mandado mi madre de lonche. A la hora de la salida, inventaba cualquier excusa para salirme de la escuela y esperar a mi chofer en la acera, ya que si me quedaba dentro me iban a golpear y a criticar.
Muchas veces pensé en suicidarme, pero siempre me detenía a la mitad del acto (después de colgar la soga, antes de cortarme las venas por completo, antes de pasar la dosis mortal de pastillas, etc.) por alguna extraña fuerza que no me dejaba continuar. A veces, yo definía esta fuerza como “sentido común”, pero poco a poco me fui dando cuenta de que había una fuerza superior a mi comprensión que no me dejaba hacerlo para que pudiera fulminar mi meta y mi propósito.
A esta fuerza la comencé a llamar “destino”. Es un término que no se usaba desde el año 2022, pero sé que es una fuerza gracias a la cual se creía que ocurrían las cosas y que el mismo no se podía cambiar. El concepto de destino no se usaba ya que, en una investigación, se pudo demostrar que no era el destino lo que nos predestinaba a actuar, sino que era nuestra mente lo que nos engañaba para hacernos creer que las decisiones que tomamos están predeterminadas. La verdad es que no hay acciones predeterminadas, sólo son nuestras decisiones y nada más.
Aún después de que se comprobó que la investigación fue correcta, yo sigo firme en la creencia de que el destino es lo que nos dice que debemos de hacer y hacia donde debemos de ir, no importa lo que decidamos. Así pues, bajo el conocimiento de esta fuerza, supe lo que tenía que hacer más adelante debido a donde me llevaba, los eventos de mi vida y las personas que conocía.
En esta etapa de mi vida fue también cuando mi padre se convirtió en alcohólico. Esto sucedió gracias a que se dio cuenta de que yo me quería suicidar, y se sintió decepcionado de mí, pero más que nada, sentía que él había fallado como padre al criarme y no enseñarme que debo afrontar mis problemas en lugar de buscar una salida fácil. A mí en lo personal me devastaba ver como llegaba noche tras noche cayéndose, tirando todo a su paso ya que se rehusaba a soltar lo que sea que estuviera tomando en la mano.
Una vez, mientras mi padre estaba ebrio, me golpeó hasta casi matarme. Obviamente, esto me deformó aun más la cara. De esta manera, creció poco a poco mi odio hacia mi padre. Gracias a la golpiza que me dio, menos personas me volteaban a ver y me sentía mucho más solo. Fue entonces que conocí a Brenda.
Ella había tenido un accidente en su carro, lo que hizo que se lastimara el cuello. La conocí en el hospital y me enamoré de ella al instante. Fue desde entonces la única persona que se preocupaba por mí y que me hablaba, la única que no se vomitaba con mi apariencia y que realmente comenzó a conocerme. Se podría decir que desde ese momento la comencé a amar, aunque ella se tardó un poco más porque me tenía que conocer.
Cuando cumplí 18 todo mi mundo se fue empeorando poco a poco debido a que tuve que pasar por muchas pruebas que, hasta el momento estaban permitidas. Una de esas pruebas consistía en probar que podía sobrevivir por mí mismo. Consistía en que te dejaran tirado en la parte más inhóspita del planeta, la cual está muy alejada de toda la civilización. Con lo contaminado que esta el planeta, tienes que arreglártelas para conseguir una fuente de agua limpia y potable. En esta prueba, también debes de conseguirte una buena fuente de oxígeno, ya que solo te dan 10 horas de él.
En esta prueba me fue tan mal, que me quedé desmayado cuando se acabó el aire. No encontré nada de agua y casi muero (de nuevo). La verdad es que siento que fue el destino lo que me salvó. Recuerdo haberme desmayado en la parte más inhóspita pero por algún motivo algo me llevó hasta una zona de cascadas. Siento que no es el destino. Fue algo más grande y que se movía. Desde entonces me siento acosado por este extraño ser, al que eh decidido llamar Monitoraggio.
La verdad es que siempre me ah gustado la música clásica, aunque muchas personas digan que es algo aburrida. Además de la clásica, por algún motivo también me comenzó a gustar un género llamado KrappyDoopieeTrshd. Es una clase de mezcla entre lo que antes se conocía como reggaetón, Death Metal y cumbia. Este género surgió en el año de 3045. La verdad es que este tipo de música solamente aumentó mis delirios según lo que dicen los especialistas que me examinaron para confirmar mi locura.
A los 20 me vi obligado a escaparme del instituto de salud mental donde mis padres habían ordenado mi detención. La verdad es que no fue sencillo, pero bien valió la pena ya que gracias a esto me enteré de que mi hermana andaba por un mal camino, pero eso es parte de otra historia que contaré después.
En lo personal, jamás creí que pudiera huir tanto de la policía. Cuando cometí mi primer crimen, pensé que con la nueva tecnología que hay disponible me atraparían en un instante, que no tendría tiempo de seguir con mi cometido. Creo que el destino tuvo mucho que ver en este asunto, ya que sin él jamás habría podido completar lo que me tenía preparado.
La verdad es que jamás supe quienes eran mis abuelos. Es algo que me perturbaba mucho, ya que cuando estaba en la escuela siempre escuchaba a los demás hablar de lo felices que estaban cuando pasaban tiempo con sus abuelos. Para remediar esto, hubo un tiempo en el cual estuve trabajando en un asilo de ancianos. Esto sucedió antes de que me encerraran en el manicomio. La verdad es que los viejos ya tenían muchos más años de los que aparentaban debido a la tecnología de la salud que nos proporcionaron los alienígenas. Debido a que la mayoría ya estaban muy desgastados, no les daba asco ver mi rostro deformado, por lo que platicaba muy a gusto con ellos.
Estoy escuchando que los policías están pidiendo equipo pesado, supongo que tengo que proseguir o sino nunca podré terminar de relatarles mi historia. Aunque creo que tardarán mucho más porque no tengo pared alguna que no tenga una lámina de hierro a prueba de cortes atravesada por la mitad. Lo repito: mi apartamento es, posiblemente, la construcción más segura de nuestros días.
0
0
0
0
0No comments yet