About Taringa!

Popular channels

cuentos chinos



durante 2000 años la tradición china produjo cuentos, fábulas y parábolas. Estas historias contenían una moraleja y eran un modo de transmisión de sabiduría popular.
Hemos compilado algunos cuentos chinos de enanos que hemos recopilado en años de búsqueda, y aquí va parte de esa selección.


El general y su consejero enano

Quhan Li era un general prestigioso, que había estado de campaña los últimos cinco años. Sumaba sus triunfos y eso gracias al consejo de Mahong, el sabio enano. El general escribía cartas al sabio, diciendo que extrañaba su hogar y que deseaba retornar. El sabio enano siempre respondía que eso no era adecuado y que lo mejor era seguir de campaña. Tres años más pasaron y el general volvió a escribir al sabio, señalando que anhelaba su hogar, y Mahong volvió a responderle que eso no era adecuado. En esa oportunidad el general volvió a escribir, preguntando porqué no era adecuado que volviese. Por respuesta recibió una nota del sabio, la cual decía:
"Mientras tu eres victoriosos con tus enemigos, yo me clavo a tu mujer".
El general comprendió que no siempre el éxito va acompañado de alegría.

El cazador de dragones

Tinni Pooh era un rico comerciante, a quién sus vecinos tenían por cobarde. Junto a su hogar vivía un hombre que era cazador de dragones, a quien sus vecinos respetaban y admiraban. Tinni Pooh no comprendía: él era millonario y hacia regalos a sus amigos y donaba comida a los pobres, mientras que el cazador de dragones holgazaneaba, fornicaba con mujeres de ajenos y vivía de prestado.
El comerciante fue a hablar con el cazador de dragones y le preguntó: "¿Puedes explicarme porque tus vecinos te admiran?", a lo que el cazador respondió: "Me admiran porque me rasco los huevos todo el día y porque las mujeres se calientan con mi profesión y no paro de garchar".
Ese día Tinni Pooh vendió su negocio y se dedicó a la caza de dragones.

Las tristezas del duque

El duque de Ju ofrecía un gran premio ha quien le devolviera la alegría. Unos pillos encontraron, en un camino, a un enano deforme, feo como los excrementos de un puerco y con gesto de idiota. Pensaron que si llevaban ese engendro al duque y lo presentaban como un bufón, les pagarían la recompensa.
Entonces se presentaron en la corte, diciendo que tenían en su poder al engendro más horrible, que era deforme e idiota. El duque los recibió personalmente y cuando los pillos lo vieron, notaron que era idéntico al engendro que ellos llevaban. El duque reconoció en el engendró a su hermano gemelo perdido y se sintió feliz.
Al día siguiente el duque les regaló 10 mujeres hermosas a cada pillo, como agradecimiento, y los mando a castrar, por pelotudos.

http://www.soloenanos.com/cuentoschinos.htm
11Comments
      GIF