Check the new version here

Popular channels

Instalar 2 WinXP c/ RAID IDE y SATA.

Cómo montar dos Windows XP en un PC en un RAID IDE y en un RAID SATA respectivamente


Vamos a introducir el articulo con una explicación simple sobre los distintos sistemas RAID para tener una idea de su importancia, así como de sus propiedades y virtudes. En nuestro articulo, se utiliza sólo un RAID 0 dado que es el que ofrece un mejor rendimiento, sus capacidades además se suman, pero también es verdad que no ofrece seguridad de datos: si uno de los discos RAID se avería perderemos todos los datos, incluidos los contenidos en el segundo disco, ya que este sistema debe su rendimiento a una distribución de datos, tanto en escritura como en lectura entre ambos discos, haciendo posible por ello un mejor rendimiento al repartir estas tareas entre dos dispositivos.

Un RAID alternativo que nos permita seguridad de datos ante una avería, es el RAID 1, pero en este sistema las capacidades de ambos no se suman, ambos discos se verám como uno sólo, ya que el segundo disco copia y elimina exactamente aquello que copia y elimina el primer disco, el rendimiento disminuye respecto al RAID 0.

Detallo los RAID más conocidos dando una breve descripción de cada uno de ellos:

RAID 0
La información es grabada y leída en paralelo entre varios discos, no hay redundancia, el riesgo de fallos es mayor pero el rendimiento es muy bueno.

RAID 1
La configuración de nivel 1 de RAID o disco en espejo incluye dos unidades de disco, el primero graba los datos y el segundo los replica, los mismos datos pueden ser leídos en cualquiera de las dos unidades, si uno tiene avería la información está a salvo en el replicante, aquí no existen riesgos de pérdida de datos y su rendimiento es menor que en RAID 0, aunque prácticamente igual que en un sistema no RAID.

RAID 2
Es el primer nivel de RAID que usa código de correcciones de error utilizando la "generación Hamming" de código de error. Este nivel cuenta con varios discos para bloques de redundancia y corrección de errores. La división es a nivel de bits, cada byte se graba con un bit de paridad en cada uno de los discos y un bit de paridad en el noveno. El acceso es simultáneo a todas las unidades tanto en operaciones de escritura como lectura. Algunos de estos discos son empleados para códigos de error, los cuales se emplean para referencias de los datos en caso de que falle uno de los discos.

RAID 3
Sistemas de disco en paralelo con disco de paridad para corrección de errores, conocido también como "Striping" con paridad delicada. Utiliza también un disco de protección de información separado para almacenar información de control codificada con lo que se logra una forma más eficaz de proporcionar redundancia de datos. Se requieren como mínimo 3 discos y se utiliza la capacidad de un disco para la información de control.

RAID 4
Sistemas de discos independientes con disco de control de errores. En el nivel 4 de RAID los bloques de datos pueden ser distribuidos a través de un grupo de discos para reducir el tiempo de transferencia y explotar toda la capacidad de transferencia de datos de la matriz de disco. Cada disco graba un bloque de datos distinto, y un disco adicional graba un código de corrección de errores. Si falla un disco, su información se puede recomponer, sólo perdemos la capacidad de un disco, pero este estará muy saturado.

RAID 5
Igual que el anterior, pero el disco que graba el código de corrección se va alternando. Rápido, seguro, y sólo pierde la capacidad de un disco. Necesita al menos 3 discos.

RAID 6
Este tipo es similar al RAID 5, pero incluye un segundo esquema de paridad distribuido por los distintos discos y por tanto ofrece tolerancia extremadamente alta a los fallos y las caídas de disco.

RAID 7
Este tipo incluye un sistema operativo incrustado de tiempo real como controlador, haciendo las operaciones de caché a través de un bus de alta velocidad y otras características de un ordenador sencillo.

RAID 10
La información se distribuyen en bloques como el RAID 0, y adicionalmente cada disco se duplica como RAID 1, creando un segundo nivel de arreglo se conoce como "Striping de arreglos duplicados ". Se requieren dos canales, dos discos para cada canal y se utiliza el 50 % de la capacidad para información de control.

RAID 30
Es ideal para aplicaciones no interactivas, se conoce también como "Striping de arreglos de paridad dedicada". La información es distribuida través de los discos, como en RAID 0 y utiliza paridad dedicada, como RAID 3, en un segundo canal. Requiere un mínimo de 6 discos.

RAID 50
Está diseñado para aplicaciones que requieren un almacenamiento altamente confiable, una elevada tasa de lectura y un buen rendimiento en la transferencia de datos con un nivel de RAID 50, la información se reparte en los discos y se usa paridad distribuida, por ello se conoce como" Striping de arreglo de paridad distribuida". Se requiere un mínimo de 6 discos.

RAID 53
Este tipo ofrece un conjunto de bandas en el cual cada banda es un conjunto de discos RAID 3. Esto proporciona mejor rendimiento que el RAID 3, pero a un costo mucho mayor.



INSTALACIÓN DE DOS SISTEMAS RAID CON DISCOS IDE Y SATA, RESPECTIVAMENTE


Dado que los HD están cada vez a precios más asequibles, son de gran capacidad y tienen buenas velocidades de transferencia y rotación, así como un buffer óptimo, es posible que queramos instalar dos sistemas RAID con discos IDE y discos SATA.
Será necesario disponer de un par de cada tipo, a ser posible exactamente iguales y en el caso de los IDE, además, deberían ser ATA 133 y a 7200 revoluciones.

En el caso que no sean de igual capacidad, el RAID sumará sólo la capacidad del segundo disco mayor que iguale a la del más pequeño, esto es, desperdiciará la resta entre su capacidad y la sobrante con respecto al menor.
Ejemplo: si sumamos dos discos de 80 GB y 120 GB, el RAID formado será de 160 GB en lugar de los 200 GB que sumarían ambos. En cuanto al modelo, estos sí deben ser iguales ya que son las características físicas de ambos las que determinan que el sistema RAID pueda funcionar adecuadamente.

Antes que nada y basado sólo en mi experiencia: los discos SATA actuales no presentan una mejora importante respecto a los IDE, he comparado en diversas pruebas el rendimiento de ambos con la aplicación HD Tech http://www.simplisoftware.com/Public/index.php?request=HdTach
y sorprendentemente los SATA a 150 no superan a los IDE ATA 133, ambos a 7200.
Estas son mis pruebas:


Antes de iniciar el proceso es conveniente disponer de los drivers de la controladora RAID, en disquetes, ya que durante el proceso de instalación de Windows XP, mediante la pulsación de la tecla F6 justo al principio de la misma, se nos comunicará mediante un rótulo inferior, y nos pedirá la introducción de dicho disquete que contiene los drivers de la controladora RAID.
Esto es un pequeño inconveniente, pues no todos los fabricantes ofrecen dichos drivers en disquetes. Pero la mayoría disponen de una utilidad en el CD de instalación de sus controladores, representada generalmente con el icono de un disquete, que nos permitirá crearlos en disquetes de manera fácil y rápida, aunque será necesario para esto disponer de un segundo PC si partimos de cero.

Una vez tengamos los drivers en disquetes, continuamos el proceso: instalamos los discos en RAID, comenzando por ejemplo con los IDE, en sus respectivas controladoras. Estas pueden estar integradas en placa base, estar colocadas en un slot PCI, o una combinación de ambas.
Los precios de la controladoras RAID PCI tanto para discos IDE como SATA también están ya a precios muy asequibles, si no tenéis pensado colocar más de cuatro discos por controladora os recomiendo la compréis para sólo dos discos por controladora, lo que disminuirá el precio a la mitad. Además, todas suelen incluir los cables respectivos.

Una vez instalados, recordemos que debemos tener en BIOS la secuencia adecuada de arranque, esto es, tendremos el CD/DVD como primer dispositivo de arranque.
Tras el reinicio, lo primero que nos vamos a encontrar es el acceso a las controladoras RAID respectivas, mirad en pantalla la manera de acceder a ellas, normalmente con una combinación de dos teclas. Dos combinaciones habituales pueden ser Ctrl+F o Ctrl+S, en cualquier caso, se informa en la pantalla de dicha combinación durante el proceso de arranque.

Una vez dentro veremos una pantalla de ayuda, donde veremos de manera clara como crear el RAID y de qué tipo, en nuestro caso en RAID cero o" perfomance" para obtener un mejor rendimiento, el proceso se hará por cada uno de los RAID quedando como algo parecido a "2+0 Stripe".

Una vez concluido este proceso se reanudará la instalación, y pulsaremos una tecla cualquiera para iniciar el CD. Estaremos atentos a la parte inferior y pulsaremos la tecla de función F6 para asegurar que nos pedirá los disquetes con los drivers de las controladoras RAID.

Hay que tener cuidado con los teclados multifunción, pues para que la tecla de función F6 actúe es necesario, en la mayoría de los modelos, activarla previamente mediante la tecla de función "F Lock".

Al poco de comenzar la instalación y pulsar F6, se nos pedirá el disquete con los drivers RAID. Para ello pulsamos la tecla de la letra "s" para cargarlos y "enter" una vez finalizado.
La instalación seguirá hasta el final, es conveniente mantener el disquete introducido, pues la instalación podrá necesitarlo en una segunda ronda de instalación de archivos. De todas formas si lo hemos sacado, no pasará nada y el sistema nos pedirá lo introduzcamos de nuevo.

Cuando lleguemos a la pantalla donde la instalación de Windows XP nos indica la partición o disco donde instalar XP, aquí veremos ya un sólo disco con la capacidad de la suma de ambos, y podremos tratarlo como si de un sólo disco se tratase, creando particiones a nuestro gusto y formateando.

Cread una partición no mayor de 1 GB para instalar en ella el "boot" de arranque y posteriormente una de 24 GB para el sistema operativo, creo que este tamaño es el adecuado. Os recuerdo que tener un sistema operativo en un sólo disco de, por ejemplo, 120 GB, es una barbaridad, aunque sea tan sólo por lo que el disco tardará en buscar y encontrar archivos repartidos en tan gran espacio. Además, en el formateo de dicho sistema perderemos todos los datos; mientras que si particionamos, además de obtener un mejor rendimiento en el Sistema Operativo, podremos crear distintas particiones con el resto del disco donde guardar datos, por ejemplo, que en el caso de formateo de la partición del Sistema Operativo no se verán afectadas.

Cuando indiquéis al sistema que se instale sobre la partición de 1 GB entenderá perfectamente cuales son nuestras intenciones y nos pedirá el sistema de archivos para formatear la partición de 1 GB, por defecto C:, y acto seguido, tras el formateo, la de 24 GB o D:, los sistemas de archivos serán FAT y NTFS respectivamente.

Con esto Windows XP quedara instalado en D: como partición de "Inicio", y los archivos de arranque en C: como partición de "Sistema". Hemos conseguido nuestro propósito.

Para instalar el segundo sistema operativo Windows XP en el RAID SATA, la única precaución que deberemos presentarle a la instalación, es la de tener preparados los disquetes de drivers RAID ATA y también los RAID IDE.
Cuando tras pulsar F6 tengamos que ofrecerle los drivers RAID, lo haremos por partida doble, esto es, pulsando "s" para introducir los controladores RAID IDE y de nuevo "s" para introducir los controladores RAID SATA. Finalizamos con "enter".
Cuando terminen ambos procesos, si no realizamos este procedimiento, esta instalación ignorará el sistema instalado y creará la primera partición que hagamos para la instalación del sistema como partición C: creando sus propios archivos de sistema e impidiendo el acceso de manera natural a la partición C: original.

Para evitar este inconveniente, cuando la instalación de este segundo Windows XP nos muestre el nuevo disco RAID SATA, deberemos pulsar la tecla "esc" para que se muestren todas las particiones o discos del nuestro PC, donde además de el disco RAID SATA, deberemos ver la partición C: y D: de nuestra instalación anterior en el disco RAID IDE.
Al igual que hicimos con el disco RAID IDE, el nuevo disco RAID SATA podrá ser tratado como un sólo disco y efectuar las particiones convenientemente siguiendo los pasos que de manera tan eficaz nos muestra la instalación de Windows XP. Creamos entonces una partición de 24 GB e instalamos en ella el segundo Windows XP.

Al finalizar y reiniciar el sistema, tendremos el correspondiente "boot" de inicio, que nos permitirá seleccionar el sistema con el cual arrancar.
No olvidéis que es posible editar dicho boot desde el propio sistema y cambiar los nombres por defecto para poder identificarlos, así como disminuir el tiempo automático de entrada al Sistema marcado como preferente.

Recordad cambiar en BIOS el orden de dispositivos, presentando como primero el RAID IDE. Esto dependerá de la BIOS, pero será algo parecido a lo siguiente:

-En Ide Configuration - Enhaced Mode - Support On - S-ATA
-En Advanced - Operation Mode - RAID
-En Boot Device Priority - 1st Boot Device - FT TX Array 1 o algo parecido en función de la marca de la controladora.

El resto de particiones no creadas, podrán manipularse desde cualquiera de ambos sistema dentro de las opciones de disco que nos ofrece la" Administración de Disco" de las "Herramientas Administrativas" de nuestro Panel de Control.

Sugiero que las particiones que creéis posteriormente para albergar datos y no Sistemas Operativos, sean particiones extendidas, y dentro de ellas las lógicas que estiméis conveniente en los tamaños que estiméis necesarios.

--

Alejandro Curquejo
MVP de Microsoft
Windows XP - Shell / User
[email protected]

Online en: http://www.multingles.net/docs/alezito/alezito_raid.htm
0
3
0
0
3Comments