1. Entretenimiento
  2. »
  3. Links
  4. »
  5. Links

Nueva filtración de Panama Papers e intento de encubrimiento

LAVADO Y ENCUBRIMIENTO

Nueva filtración Panama Papers: los Macri blanquearon ante la AFIP $63 millones

Se trata de 1,2 millones de documentos (443 GB de archivos PDF, correos electrónicos y documentos HTML) producidos entre comienzos de 2016 y finales de 2017. Es decir, cubren, en su mayoría, el año y medio posterior a la primera publicación de los papeles de Panamá. Como en esa ocasión, la información ha sido obtenida por el diario alemán Süddeutsche Zeitung, que los compartió con el ICIJ y sus colaboradores. Los documentos han sido analizados de forma colaborativa por más de 100 periodistas de varias docenas de medios de comunicación.



Ocho meses después de la revelación de los Panama Papers , Gianfranco Macri declaró ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que él era el dueño de la sociedad offshore BF Corporation y exteriorizó más $ 63,5 millones en el blanqueo de capitales que promovió el gobierno de su hermano, Mauricio Macri.

La decisión de regularizar la situación ocurrió mientras las autoridades antilavado alemanas reportaban a sus pares argentinos que habían detectado movimientos sospechosos en una cuenta abierta en el banco UBS, en ese país, y los ejecutivos del estudio Mossack Fonseca reclamaban información a los intermediarios uruguayos de esa sociedad.

Ahora, ante la consulta del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), fuentes oficiales del grupo Socma confirmaron que los hermanos Gianfranco y Mariano Macri eran los dueños, 50% cada uno, de BF Corporation, e indicaron que todos los fondos depositados en el UBS de Alemania pertenecían a Gianfranco, quien los transfirió al banco Safra, en Suiza, y luego los regularizó ante la AFIP, según consta en las copias de los formularios que presentaron ante el organismo tributario y a los que accedió ICIJ.

Cuando se difundieron en 2016 los papeles de Panamá, Mossack Fonseca -sumida en una gigantesca crisis- empezó a reclamar precisiones sobre los dueños de BF Corporation, como hizo con incontables clientes. Se comunicaron sin éxito con el estudio uruguayo Lussich Torrendell & Asociados, que para entonces llevaba años como administrador o intermediario de otras sociedades de la familia Macri; entre ellas, Fleg Trading, en la que el actual Presidente figuró como director.




Lussich contestó que consultaría con "los clientes" y que lo contactaría otra vez "en cuanto tenga respuesta", lo que nunca ocurrió, según surge de nuevos documentos de "Panamá Papers" que obtuvieron el diario Süddeutsche Zeitung y el consorcio ICIJ, que integra LA NACION.

Hasta entonces, el estudio liderado por el contador uruguayo Santiago Diego Lussich Torrendell se había encargado siempre de responder las consultas de Mossack Fonseca en nombre de BF Corporation sin precisar jamás quiénes eran los dueños de la sociedad.



Renuncia a la sociedad

Creada en 2009, BF Corporation canalizó al menos US$ 16,5 millones que se depositaron en una cuenta abierta a su nombre en una sucursal en Hamburgo, Alemania, del banco suizo UBS. Seis días antes de las elecciones presidenciales de 2015, el estudio Lussich le ordenó al UBS que transfiriera esos fondos a otra cuenta en Suiza y que cerrara de inmediato la cuenta alemana. Autorizó la destrucción de toda la documentación respaldatoria, tal como LA NACION reveló en diciembre de 2016.

El UBS en Alemania reportó lo ocurrido a las autoridades antilavado de su país y generó una reacción en cadena internacional. La unidad antilavado reportó a la Fiscalía de Hamburgo, que no inició una investigación propia pero se contactó a través de Interpol con la Procuración de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), que lo informó a la Justicia penal argentina.

Para entonces, Mossack Fonseca ya se había despegado de la suerte de BF Corporation. Ocurrió en abril de 2016, cuando primero le requirió al estudio Lussich que detallara quiénes eran sus beneficiarios finales
. "Esta compañía tiene acciones al portador, siendo las mismas inválidas desde el 31 de diciembre. Debe emitir nuevas acciones", los conminó.

El 15 de abril, el estudio panameño dio otro paso. Les envió a los uruguayos una factura por 100 dólares por los costos derivados de su renuncia como agente de la sociedad.
"En vista que no hemos recibido la información solicitada para completar la debida diligencia |de BF Corporation| y que a la fecha los cambios de Agente Registrado no ha sido culminados, estaremos procediendo como lo establece la ley, a renuncias a nuestros cargos de Directores y Agente Registrado".

Tres días después, Lussich envió una respuesta escueta: "Les comento a los clientes su email y en cuanto tenga respuesta nos volvemos a contactar". Pero la identidad de los beneficiarios finales detrás de BF Corporation nunca llegó a Panamá. Por eso, el 22 de ese mes, Mossack Fonseca emitió un acta en la que renunció a representar a la sociedad. Y ese mismo día lo oficializó ante el Registro Público.

En ese contexto, Gianfranco Macri avanzó hacia la regularización de esos fondos. Y el 22 de diciembre de 2016 presentó una "declaración voluntaria y excepcional de bienes en el país y/o en el exterior" ante la AFIP, como parte del blanqueo que impulsó el gobierno de Cambiemos.

Gianfranco Macri detalló que él y su hermano Mariano controlaban el 50% cada uno de BF Corporation, pero indicó que era suyo el 100% del dinero controlado por esa sociedad, que estimó en $ 63,5 millones, el equivalente a unos US$ 4 millones al tipo de cambio entonces vigente, según la documentación aportada desde Socma.

El equipo argentino de Panama Papers fue integrado por Hugo Alconada Mon, Iván Ruiz, Maia Jastreblansky y Ricardo Brom por el diario LA NACION. También participaron Mariel Fitz Patrick (Infobae), Emilia Delfino (Perfil) y Sandra Crucianelli.


La nota: https://www.lanacion.com.ar/2145755-un-hermano-de-macri-blanqueo-ante-la-afip-63-millones-tras-la-difusion-de-panama-papers









Macri intenta ocultar los documentos que demuestran su corrupcion

La secuela de los Panamá Papers revela que entre los archivos internos de Mossack Fonseca nunca figuró quiénes eran los accionistas de la offshore bahameña Fleg Trading. La megafiltración reveló que Mauricio, Mariano y Franco eran los directivos de la firma que fue utilizada para canalizar inversiones millonarias del Grupo Socma en Brasil, pero no existen precisiones sobre sus tenedores del paquete accionario. La relevancia del caso y la llegada de exhortos de la justicia argentina a las oficinas bahameñas del estudio de abogados obligaron a Mossack Fonseca a consultar en persona con los intermediarios uruguayos de la familia Macri.

Los reportes de esa reunión sostienen que el contador Lussich Torrendell estaba dispuesto a viajar para resolver la cuestión de forma expeditiva, pero enfatiza que el uruguayo no quería recibir correos ni llamados. Ante la falta de respuesta y la urgencia por responder la solicitud de información cursada por el juez nacional en lo Civil, Andrés Fraga, Mossack Fonseca presionó a Lussich Torrendell para que informe quiénes eran los dueños ocultos. “De lo contrario, declararemos que son los directores”, dijeron en un tono que amenazaba con exponer a los Macri.

En uno de esos correos, Mossack Fonseca deslizó la posibilidad de que Lussich Torrendell firme un documento antedatado con la información de los beneficiarios finales de Fleg Trading. Pero, según relata la agente uruguaya de Mossack Fonseca en los mails filtrados, el contador se resistió a confeccionar un documento con una fecha anterior a 2016 ya que consideró muy riesgoso redactar una carta de puño y letra
cuando esa prueba podría ser refutada por un perito caligráfico fácilmente”. Al momento de los intercambios, habían pasado 18 años desde la creación de la offshore bahameña. “Lo que no sabe el cliente y no quiere jugarse, es el alcance que pueda llegar a tener esto, ya que está el Presidente de la Argentina y su familia involucrada. Por esto es que le incomoda fecharlo con la fecha de compra, por si a futuro la piden la carta y le hacen un examen caligráfico ¿Entiendes?”, escribió la agente de Mossack Fonseca citada por el CIPI. La discusión se resolvió cuando Lussich Torrendell accedió a enviar una carta “con fecha actual” confirmando que la sociedad fue adquirida a pedido de Franco Macri y que fue él el único dueño de la sociedad.Por la presente le comunico que la sociedad Fleg Trading Ltd, sociedad de Bahamas, adquirida a vuestro estudio en el 1998, lo fue a pedido del señor Francisco |Franco| Macri”, sostiene la misiva firmada por Lussich Torrendell. El precario documento y las declaraciones juradas presentadas por los letrados de Franco Macri fueron prueba suficiente para que la justicia argentina despegue al presidente de la operatoria offshore.







https://www.clarin.com/politica/marcos-pena-offshore-macri-ocultar_0_VJXM5o3Rx.html



http://www.eldestapeweb.com/el-grupo-macri-tiene-50-sociedades-offshore-n23973



http://www.eldiario24.com/nota/argentina/389971/marcos-pena-subestimo-panama-papers-son-operacion-prensa-berreta.html



https://www.icij.org/blog/2017/04/panama-papers-wins-pulitzer-prize
https://www.democraticunderground.com/11742139











Corrupción: Macri imputado por el caso Panamá Papers

Se confirmó que Macri lavó U$S 9 millones con Fleg Trading

Lavado: Macri tiene 50 sociedades offshore

Macri movió fondos ocultos a Suiza y destruyó pruebas

Vínculos entre el Correo, Panama Papers y la fuga de divisas













+2
0
0
0No hay comentarios