Canales populares

Si queres que Google Chrome no consuma tantos recursos pasa!


Suspende las pestañas inactivas en Chrome para ahorrar recursos con esta extensión


|Evitar el consumo masivo de RAM con esta extensión|



Google Chrome es un navegador que tiene fama de ser un devorador de recursos, y cuantas más pestañas tengamos abiertas peor lo pasaremos con él si nuestros equipos andan un poco cortos de memoria RAM. Afortunadamente hay desarrolladores que ponen su ingenio a nuestro servicio, y hemos encontrado una extensión que nos plantea una solución práctica al problema.

Se trata de The Great Suspender, una extensión que una vez instalada nos permitirá poner en suspensión las pestañas que no estemos utilizando en Chrome. De esta manera, podremos centrarnos en trabajar sólo con determinadas pestañas mientras que las demás permanecen abiertas pero desactivadas y sin consumir recursos hasta que volvamos a necesitarlas.

The Great Suspender

Cuando instalamos la extensión accederemos a un menú de configuración en el que podremos determinar el tiempo que tiene que pasar para suspender las pestañas y decidir cuales son suspendidas. También tendremos una lista blanca en la que podremos incluir excepciones para que las pestañas que contengan ciertas palabras o estén viendo determinadas webs no sean suspendidas.

Aunque en ese menú tendremos la opción de hacer que cuando entremos en una pestaña automáticamente se vuelva a activar, de no haberlo hecho lo que veremos es un mensaje que nos indicará que está suspendida y que hagamos click para reactivarla. Además, en la parte superior se nos mostrará la página que estamos visitando en ella y se nos dará la opción de hacer click para añadirla a la lista de excepciones.

Las mejores extensiones para manejar pestañas en Chrome y optimizar su uso de la RAM

|OneTab|



Con esta opción cambiamos de método: OneTab genera una lista con todas las pestañas que tengamos abiertas en ese momento, pudiendo restaurarlas todas de lleno o una a una. Promete una reducción de consumo del 95%.

OneTab

|Tabs Outliner|



Esta herramienta no ahorra consumo de memoria, pero puede ser toda una navaja suiza para los que suelan tener incluso más de cien pestañas abiertas en una misma sesión clasificándolas en una lista jerárquica.

Tabs Outliner

|Tab Memory Purge|



Extensión adecuada para los que no quieren complicaciones: instala un botón en la barra de herramientas de Chrome con el que purgar la memoria que consumen las pestañas suspendiendo aquellas que crea adecuado.

Tab Memory Purge

|Tab Wrangler|



Otra opción que suspende pestañas que llevan tiempo sin uso, pudiendo configurar el tiempo límite con el que empezar a suspenderlas. Aquí tenemos la ventaja de que no se suspenden las pestañas que se hayan fijado, y que podemos recuperar fácilmente las que se cierren.

Tab Wrangler

|Tab Snooze|



Tab Snooze es una mezcla de "suspensor" de pestañas que además optimiza nuestro tiempo: podemos suspender una pestaña y programarla para que se recargue más tarde, al día siguiente o en una fecha determinada. Para quien quiera tener su tiempo al milímetro.

Tab Snooze

|Tab Suspender|



Terminamos con Tab Suspender, otra extensión que reduce el 80% del consumo de memoria y ahorra batería en el ordenador suspendiendo aquellas pestañas que no se usen. Todas las pestañas que se abran de nuevo se recargan automáticamente, para que la experiencia de uso no se vea perjudicada.

Tab Suspender

Toby, organiza tus pestañas y ahorra memoria en Chrome al mismo tiempo


Aunque Google promete que pronto Chrome consumirá menos recursos, la historia en estos momentos es otra. Aunque el navegador sigue siendo uno de los mejores del mercado y sin duda el más usado, no deja de ser el origen de muchos dolores de cabezas para los usuarios, dejando muy pocos recursos para ejecutar el resto de las aplicaciones.

Por suerte, contamos con muchas extensiones que nos pueden ayudar a optimizar el uso de RAM en Chrome. Este tipo de extensiones tienen algo en común: nos ayudan a organizar nuestras pestañas y para ello usualmente las suspenden. Toby va un poco más allá y nos deja manejar todos nuestros enlaces en tableros con un estilo similar a Trello.

|Haz que las pestañas trabajen para ti|



Toby es una extensión para Chrome que se describe a sí misma como un gestor de información. Sus creadores piensan que el manejo de pestañas en los navegadores tiene muchas fallas (no podría estar más de acuerdo) y que afecta nuestro flujo de trabajo en el día a día. Esta herramienta es su respuesta.

Una vez instalada, Toby se abrirá cada vez que presiones el botón de nueva pestaña. Desde le extensión podrás hacer varias cosas: a la derecha cuentas con una lista de todas las pestañas abiertas actualmente, y tendrás la opción de salvar la sesión completa o elegir cualquier pestañas para guardar. A la izquierda cuentas con el gestor de pestañas como tal, donde puedes añadir todos los enlaces que quieras, al grupo que quieras.

Puedes crear diferentes listas o "tableros" de pestañas. A cada grupo se le puede asignar un nombre, y cuentas con botones para abrir un grupo completo a la vez, algo que te ahorra muchos clics y que resulta muy cómodo si quieres abrir una docena de pestañas al mismo tiempo. Desde esos tableros también puedes agregar, en un solo clic, todas las pestañas que tengas abiertas en determinado momento, en lugar de agregar una por una navegando entre ellas.



Si terminas creando una lista gigantesca de grupos de pestañas y sesiones en las que has estado trabajando, no debes preocuparte por sufrir para encontrar una pestaña, pues Toby cuenta con un buscador integrado que resalta de una forma muy llamativa los resultados que concuerdan.

Si usas varias instalaciones de Chrome, puedes sincronizar todas tus pestañas con Google Drive, lo que quiere decir que siempre contarás con toda tu información en cualquier otro ordenador, o si tienes que resinstalar el navegador o el sistema operativo y empezar de cero. Cada pestaña que envíes a Toby es una pestaña menos que debes mantener abierta consumiendo recursos, y siempre la tendrás a mano para cuando verdaderamente la necesites.

Toby

Cómo reiniciar Google Chrome usando un marcador



Chrome tiene una serie de páginas internas que alojan toda clase de ajustes ocultos. Todas ellas usan el esquema chrome://algo. De hecho, ya podríamos reiniciar el navegador escribiendo chrome://restart, pero resulta mucho menos engorroso crear un proceso automático que nos facilite la tarea.

En primer lugar tenemos que hacer visible la barra de marcadores. Si no está presente en el navegador, presionando Control+Shift+B aparecerá en pantalla.



El siguiente paso es abrir cualquier página web y arrastrar el icono de la misma que aparece a la izquierda de la URL a la barra de marcadores.

Después haz clic con el botón derecho encima del marcador recién creado y selecciona "Editar".



En los campos del menú que aparece, cambia el nombre del marcador a Reiniciar Chrome o algo por el estilo. Después, cambia la URL a chrome://restart y haz clic en "Guardar".



Si ahora haces clic en el marcador Chrome se reiniciará automáticamente.

Cuando el programa vuelva a arrancar restaurará las pestañas abiertas tanto si lo habías añadido en los ajustes como si no.

Nueve consejos para optimizar la eficiencia de Chrome al máximo



|Purga la caché cada cierto tiempo|



Para no tardar tanto en entrar en las webs que más visitamos, nuestros navegadores crean copias internas de algunos de sus archivos en su caché. Aunque esta utilidad en un principio es beneficiosa, a la larga nuestros navegadores acaban acumulando demasiados archivos innecesarios, por lo que es aconsejable purgarla de vez en cuando.

Para purgar la caché de nuestro Chrome y conseguir así acelerarlo sólo tenemos que acceder a la configuración del navegador, mostrar las opciones avanzadas y, en la sección de privacidad, hacer click en borrar datos de navegación asegurándonos de marcar la casilla de Archivos e imágenes almacenados en caché. Asegúrate de que en la opción temporal eliges la opción de borrar los elementos almacenados desde el origen de los tiempos.

|Reinicia Chrome de vez en cuando|



Según lo vamos utilizando de forma continuada, Chrome tiende a consumir cada vez más memoria. Por eso, otro buen hábito que deberíamos adoptar es el de reiniciarlo cada cierto tiempo. Eso sí, para que esta operación tenga algún sentido primero tenemos que asegurarnos de tener deshabilitada, de nuevo en las opciones avanzadas, la casilla para seguir ejecutando aplicaciones en segundo plano al cerrar Chrome.

Después, simplemente tenemos que cerrar el navegador, esperar unos segundos y volverlo a abrir otra vez. Un pequeño truco para saber cuando necesita ser reiniciado Chrome es consultar la pestaña de procesos del administrador de tareas de Windows, al cual se accede desde el menú que nos aparece al pulsar Ctrl+Alt+Supr. Allí sabremos el porcentaje de memoria que está usando el señor Chrome.

|Vigila el administrador de tareas de Chrome|



Pero además del de Windows como hemos dicho en el paso anterior, Chrome también tiene su propio administrador de tareas, y podemos acceder a él pulsando Shift+Esc. En esta ventana veremos todos los subprocesos que el navegador está ejecutando, con los diferentes complementos utilizados en cada una de sus pestañas.

Este administrador nos puede ayudar a saber qué pestaña es la que está ralentizando el navegador y por culpa de qué complemento. También puede sernos útil para saber la razón por la que se nos cuelga el navegador cuando accedemos a alguna página en concreto.

|Desactiva el inicio automático de complementos|



Si una página web tiene muchos complementos como vídeos y animaciones, el navegador intentará cargarlos todos automáticamente e irá bastante más lento. Una buena manera de evitar esto es desactivar el inicio automático de este tipo de complementos, de manera que sólo se carguen cuando el usuario haga click sobre ellos.

Para desactivar esta opción tendremos que volver a acceder a la configuración de Chrome, mostrar sus opciones avanzadas y dirigirnos a la sección de Privacidad, donde tendremos que pulsar sobre "Configuración de contenido" y, en el campo de Complementos, seleccionar el valor "Hacer click para reproducir".

|Administra las extensiones instaladas|



Una de las grandes ventajas de los navegadores de hoy en día es la cantidad de aplicaciones y plugins que podemos instalarles para mejorar su rendimiento o darles funciones extra. Pero claro, cuantos más complementos tengamos instalados más recursos consumirá el navegador, por lo que es aconsejable intentar quedarnos sólo con los esenciales.

Por eso lo recomendado es visitar de vez en cuando el panel de gestión de extensiones de Chrome, al cual podemos acceder desde la pestaña de herramientas de su menú. Una vez allí, simplemente tendremos que desinstalar todas las que no utilicemos o aquellas que se han instalado sin nuestro consentimiento, algo común cuando instalamos antivirus o utilizamos algún instalador de terceros.

Si no quieres desprenderte de algún complemento que no estás seguro de si vas a necesitar, puedes probar a desactivarlo y funcionar sin él durante una temporada. Todo complemento extra que añadamos supondrá un consumo añadido, por lo que tenemos que intentar seleccionar bien los que queremos mantener instalados.

Utiliza alguna extensión de gestión de pestañas



Como las que vimos al principio de este Post.

|Organiza tus marcadores|



La eficiencia de Chrome no sólo se mide por la velocidad del navegador, sino también por la eficiencia con la que utilizas las herramientas que pone a tu alcance. Es común que con el tiempo acabemos guardando en nuestros marcadores todo tipo de webs interesantes con las que nos hemos ido, pero que no gastemos demasiado tiempo en ordenarlas.

Esto es un error, porque no tener bien organizados los marcadores acaba provocando que le dediquemos más tiempo del deseado a buscar una web concreta, razón por la que es muy aconsejable dedicarle un rato cada cierto tiempo a poner un poco de orden. Para ello sólo tendremos que pulsar Ctrl+Shift+O y ponernos manos a la obra organizando nuestros marcadores en diferentes carpetas, deshaciéndonos de todas las webs que ya no nos interesen.

Restablece la configuración por defecto



Hay veces que cuando instalamos un programa en nuestro ordenador, este puede cambiar sin que lo sepamos la configuración de nuestro navegador. Normalmente es suficiente con editar de nuevo el motor de búsqueda o desinstalar algún complemento, pero si el problema persiste o no estamos seguros de lo que se ha cambiado una buena opción es la de restablecer la configuración por defecto de Chrome.

Para acceder a esta opción, nuevamente tendremos que volver a la configuración avanzada de Chrome. La que estamos buscando es la última opción, la de restablecer la configuración. Si queremos reportar la incidencia que hayamos tenido, antes de resetear Chrome Google nos deja seleccionar una casilla para enviarles anónimamente la configuración actual de tu navegador.

|Memoriza unos cuantos atajos|


Una buena manera de poder movernos por Chrome sin la necesidad de deambular por sus menús es la de memorizar algunos de sus atajos de teclado. Hay una gran cantidad de ellos, pero de momento nos conformaremos con enseñaros los más básicos.

Ctrl+N: Abre una nueva ventana.
Ctrl+T: Abre una nueva pestaña.
Ctrl+Shift+N: Abre una nueva ventana en modo incógnito.
Ctrl+Shift+T: Recupera la última pestaña que cerraste. Chrome es capaz de recordar hasta las 10 últimas.
Alt+F o Alt+E: Abre el menú de Chrome.
Ctrl+Shift+B: Muestra u oculta la barra de marcadores.
Ctrl+H: Abre el historial.
Ctrl+J: Abre la página de descargas.
Ctrl+Shift+O: Abre el administrador de marcadores.
Shift+Esc: Abre el administrador de tareas de Chrome.

Un Post que te puede resultar muy útil

|Click en la imagen|

La guía completa para construir tu propio PC


0No hay comentarios