Popular channels

Debian vs. Ubuntu: comparativa para el usuario final


Tal vez es una comparación un poco absurda para un usuario avanzado en el mundo Linux, pero la mayoría de los usuarios que recién comienzan se han hecho esta pregunta al menos una vez cuando decidieron migrar a Linux.

Comparando cuatro puntos importantes de las dos distribuciones, es interesante su punto de vista.

0. Lo mismo, pero diferente

Hay que partir del hecho de que Ubuntu se basa en Debian, y que las dos distribuciones comparten muchos paquetes y tienen mucho trabajo en común. Pero aún así, las dos distribuciones son distintas.

Ubuntu saca versiones cada seis meses, Debian cuando le place. Ubuntu tiene repositorios para la versión estable (actual), una antigua y la futura versión, Debian tiene cuatro ramas de repositorios: estable, testing, unstable y experimental (van de mayor a menor estabilidad, siendo experimental realizada para desarrolladores).
1. Dos visiones diferentes

Se podría decir que cada distribución tiene su visión, mientras Ubuntu se centra en facilitar al máximo todo para que el usuario esté feliz (algo así como un out of the box), Debian intenta centrarse en que su versión estable sea eso estable, sin ningún tipo de fallos y que las actualizaciones que lleguen estén más que probadas, normalmente se dice que la rama estable de Debian está destinada únicamente a servidores en producción (para los no informáticos, servidores que están y deben estar funcionando todo el día).
2. Instalación

Ubuntu te instala una serie de programas a discreción, sin que tú puedas elegir cual quieres o no. También tiene algún problema en que hay algunos programas que “no puedes” desinstalar porque quitarían un metapaquete de Ubuntu para el control de versiones.

Debian tiene varios tipos de instalación, desde una básica (consola y listo) hasta una mediante DVD en la cual puedes instalar un huevazo de cosas, en este caso lo bueno (o malo) es que puedes elegir que quieres instalar.
3. Programas

Ubuntu ofrece un repositorio muy amplio, pero con el inconveniente de que no meterá más que actualizaciones de las versiones de los programas diseñados para la versión de dicho repositorio, lo que equivale a decir que si decidieron usar la versión X de un programa nunca tendrás la versión X+1 de dicho programa, a no ser que la encuentres por ahí (extraoficialmente) o cambies de versión de Ubuntu.

Debian ofrece varios repositorios (como ya comenté), lo más normal para un usuario de escritorio, es usar el repositorio testing, que tiene paquetes bastante nuevos aunque alguna vez tengan pequeños fallos. Lo bueno es que aquí te ligas a una rama de desarrollo y no tienes que estar cambiando el nombre del repositorio cada vez que saquen una distribución nueva, ya que aquí no hay distribuciones.
4. GNOME en Debian

Yo soy usuario de GNOME, y en Debian hay un pequeño problema con este escritorio. Resulta que por algún motivo el equipo que mantenía los paquetes de GNOME, se disolvió o dejó de hacer su trabajo en la versión 2.14 y se quedó sin actualizar durante un tiempo, hasta que un nuevo equipo surgió y empezó a crear paquetes para las nuevas versiones, actualmente en la rama unstable está la vesión 2.20 de GNOME y en testing cada poco tiempo van llegando más y más paquetes de dicha versión.



Aunque hoy en día la popularidad de Ubuntu está muy por encima de la de Debian, nadie debería olvidar de que la distribución de Canonical nació a partir de la propia Debian. Luego aplicó su propia “receta” para triunfar, pero es interesante comprobar cómo han ido evolucionando ambas y qué diferencias y similitudes tienen estas dos soluciones, que tratan de acercar al usuario distintas propuestas con el mismo objetivo: aprovechar la potencia de GNU/Linux.

En DebianToday han realizado un interesante artículo en dos partes (por ahora) en el que analizan esas diferencias, y en que se puede comprobar rápidamente la orientación de ambos proyectos. A grandes rasgos esas diferencias son las siguientes:

1. Plataformas: Debian está disponible oficialmente para 11 arquitecturas. Intel x86 / IA-32 (”386″), Motorola 68k (m68k), Sun SPARC (”sparc”), Alpha (”alpha”), Motorola / IBM PowerPC (”powerpc”), ARM (”arm”), MIPS (”mips” y “mipsel”), HP PA-RISC (”hppa”), IA-64 (”ia64″), S/390 (”s390″), y AMD64 (”amd64″). Por su parte, Ubuntu está disponible únicamente para tres plataformas: Intel x86, PowerPC (no soportada oficialmente por Canonical) y AMD64.

2. Paquetes y licencias: hay tres grupos distintos de paquetes y licencias: main, contrib y non-free. Ubuntu hace uso de unas categorías similares, que se diferencian por la política de licencias utilizada en cada una de ellas. Tenemos main, restricted, universe y multiverse, siendo estos dos últimos grupos “no oficiales” de paquetes.

3. Mantenimiento: cada paquete de Debian tiene un “mantenedor” (maintainer) designado, y en Ubuntu no es así, ya que todos los paquetes son mantenidos por diversos grupos de desarrollo que pueden ir variando.

4. Seguimiento de errores: Debian usa Debbugs, mientras que Ubuntu usa Launchpad. El primero funciona a tavés de listas de correo, mientras que el segundo es accesible vía web y es más difuso, en tanto en cuanto los errores se refieren a múltiples contextos.

5. Colaboración: Aunque existe cierta “animosidad” entre ciertos sectores de usuarios, parece que los desarrolladores de Debian y Ubuntu se llevan muy bien, y ambos grupos se ayudan de forma totalmente abierta y sin nintún problema.

6. Utnubu (Ubuntu escrito al revés): este proyecto trata de revertir los cambios que Ubuntu ha ido haciendo a partir de Debian. La idea es la de usar algunos de los mejores paquetes de Ubuntu que no están en Debian, e incorporarlos a Debian.

Una interesante recopilación de información, aunque hay aún bastantes otros temas que el autor original no ha tratado y sobre los que seguro que podéis aportar vuestros propios comentarios. ¿Se llevan bien los usuarios de Debian y Ubuntu? Mi impresión general es que los usuarios de Debian ‘desprecian‘ a los de Ubuntu. ¿Es así?

0
0
0
0No comments yet