Linux

Hide Top Bar y Simple Dock, dos extensiones para GNOME

Hide Top Bar y Simple Dock, dos extensiones para ganar espacio y agilidad en GNOME Shell
por J.Pomeyrol20 de junio, 2014










Como cada poco tiempo, vuelvo por un “rato” a GNOME Shell para apreciar cómo el escritorio avanza en algunas cosas y se mantiene estéril en otras. Es entonces cuando me pregunto si habrá alguien que pueda utilizarlo sin echar mano de extensiones, y es que las extensiones no son “extras”, juegan un papel imprescindible en la personalización del escritorio.


En esta ocasión las protagonistas son Hide Top Bar y Simple Dock, dos extensiones que devuelven algo de posibilidades y coherencia a la experiencia por defecto. Comenzando por la segunda…


Simple Dock es tan simple como su nombre indica: mueve la barra de aplicaciones de la izquierda de la pantalla a la parte inferior de manera que siempre está visible. Carece de configuración, pero casi que no la necesita, porque su comportamiento es inteligente y cuando maximizas una ventana o una ventana flotante se acerca, se oculta automáticamente, a la espera de que aproximes el cursor para volver a mostrarse.


Puede parecer que no tiene mucha relevancia el cambio que facilita Simple Dock, pero te ahorras un gesto de ratón y aunque así se asemeje al estilo Mac (!), gana en estética y accesibilidad (el cursor se suele mover por el centro de la pantalla, más que por los extremos).









Un apunte: al activar Simple Dock ya no encontrarás la barra a la izquierda. Además, tiene una pega: no permite reordenar las aplicaciones, por lo que hay que desactivarlo, ordenar y volver a activarlo.


Especialmente si está en uso Simple Dock -que tiene un acceso directo para mostrar las aplicaciones-, las extensiones tipo barra de tareas se vuelven innecesarias, lo mismo con los menús, y la barra superior del escritorio queda prácticamente vacía, ocupando espacio únicamente por el reloj, los indicadores y el menú de usuario, que es lo que menos se utiliza en una sesión (por supuesto, si usas otros indicadores o extensiones, es diferente).


Pues bien, para solventar esa carencia está Hide Top Bar, que también hace honor a su nombre y ocultará la barra superior de GNOME Shell, con la posibilidad de configurar el comportamiento para no perder la “esquina caliente” superior izquierda de “Actividades”, o, al igual que Simple Dock, para mostrar la barra al acercar el cursos al borde superior de la pantalla.











El resultado, el que se ve en la imagen de cabecera.
Recuerda que para gestionar extensiones de GNOME Shell necesitarás tener GNOME Tweak Tool instalado.