About Taringa!

Popular channels

Instalar la versión más reciente de Evernote en Linux



Evernote es, por enorme diferencia, la mejor aplicación que existe en la actualidad para tomar notas. Su amplia selección de funciones la convierte en una herramienta imprescindible en el día a día de muchos de nosotros.

Algunas de sus características son: capacidad de escribir notas con un editor de texto enriquecido (similar a Microsoft Word o LibreOffice Writer), clasificación de notas por libretas y etiquetas, clientes para web, PC, móviles y tablets con sincronización entre todos ellos, posibilidad de adjuntar cualquier tipo de archivo (de hasta 25 MB en la versión gratuita), guardar páginas web con sus extensiones para navegador (con autoetiquetado inteligente), tomar capturas de pantalla y fotografías y archivarlas automáticamente, tomar notas de voz, crear listas de tareas y recordatorios, compartir notas y editarlas en grupo, etc, etc, etc…

El punto negativo para los usuarios de Linux es que, a pesar de estar disponible para una gran variedad de plataformas (incluso WebOS), Evernote no tiene un cliente nativo para Linux y no parecen estar interesados en desarrollarlo. La comunidad ha creado por su cuenta algunos clientes tales como NixNote o Everpad, que sin embargo siguen estando bastante lejos del cliente oficial. Otra opción es usar el completo cliente web, algo no válido para quien busque acceder a sus notas sin conexión.

De tal manera, la mejor alternativa para usar Evernote en el escritorio de Linux es instalar el cliente de Windows mediante Wine, lo cual tiene el inconveniente de que en algunas distros no siempre funciona.

Así las cosas, les voy a mostrar ahora el método que yo uso para instalar Evernote en mi GNU/Linux y que me ha resultado el más efectivo hasta este momento.

Instrucciones

El primer paso es descargar el cliente de Evernote para Windows y guardarlo para usarlo más tarde.

Ahora vamos a instalar la aplicación PlayOnLinux que se encuentra en los repositorios oficiales. Por ejemplo, para el caso de Ubuntu, Linux Mint y Debian sería:

sudo apt-get install playonlinux

Una vez instalada la iniciamos. Veremos una ventana como ésta donde nos dice que por ser el primer uso tiene que preparar algunas cosas y tal:




Al más puro estilo Windows damos clic en Siguiente (o “Siguente” sin la segunda “i”, porque quien tradujo la interfaz de esta versión que estoy usando lo escribió mal ) las veces que sea necesario hasta que se quite esa pantalla.

A continuación nos vamos a Herramientas > Gestiona versiones de Wine:

Este paso puede ser o no ser necesario, dependiendo de la distro que uses y de las versiones de Wine y PlayOnLinux disponibles en los repositorios. Si quieres experimentar sáltate 3 pantallazos, si quieres ir por el método que a mí me funcionó, continúa con las instrucciones como están.



En la siguiente ventana, en la parte izquierda, seleccionamos la versión 1.4.1 y pulsamos en el botón que se indica para instalarla:



Nos esperamos a que la descargue e instale, y si todo salió bien, veremos cómo aparece ahora del lado derecho:



Cerramos esa ventana y pulsamos el botón de Instalar:



En la parte de abajo, hacemos clic en Instalar un programa no listado:



Se nos abre esta pantalla que nos dice cosas que sé que no leerán, así que solo damos en Siguente:



Ahora seleccionamos Install a program in a new virtual drive (ya saben que al final de cada paso hay que dar en Siguente, así que en adelante voy a omitirlo):



Nos pide que escribamos un nombre para la aplicación que vamos a instalar. Le ponemos Evernote:



Marcamos Use another version of Wine:



Seleccionamos la versión que habíamos instalado, la 1.4.1:



Damos clic en Explorar y buscamos el instalador de Evernote para Windows que descargamos al principio:



Ahora ya nos aparece la ventana del instalador de Evernote. Se ve horrible, lo sé, pero una vez instalado se verá mejor.



Los siguientes pasos no requieren mayor explicación, simplemente aceptamos el acuerdo de licencia (aunque tampoco hayamos leído un carajo), seguimos las instrucciones del instalador y al final accedemos a Evernote con nuestro usuario y contraseña.

Al terminar veremos cómo se lanza la ventana de Evernote ya instalado y se pone a sincronizar las notas que tengamos en nuestra cuenta. PEEERO, hay un detalle. Si prestan atención verán como la barra de progreso de PlayOnLinux sigue moviéndose de un lado a otro:



Eso es por el motivo del que ya les había hablado hace algún tiempo: PlayOnLinux necesita que cerremos Evernote para finalizar el asistente, de otro modo no se da por enterado de que ya terminó la instalación ni nos permitirá crear los atajos necesarios para usarlo de ahora en adelante.

Entonces, lo que tenemos que hacer es abrir el Monitor del sistema de nuestro escritorio y finalizar cualquier proceso relacionado con Evernote:



Esto provocará que Evernote se cierre bruscamente, pero no importa. Ahora el asistente de PlayOnLinux ya nos pregunta si queremos crear accesos directos. Vamos a seleccionar el más esencial, Evernote.exe:



Nos pide que le pongamos un nombre, le ponemos simplemente Evernote:



Ya que esté creado nos vuelve a preguntar si queremos crear algún otro. Pulsamos la primera opción para indicarle que no necesitamos ninguno más:



Finalmente se cerrará el asistente y nos aparecerán los accesos directos a Evernote en el menú de PlayOnLinux y en nuestro escritorio. Si queremos que también nos aparezca en el menú de aplicaciones como cualquier otro programa, sencillamente lo copiamos al directorio de accesos directos pegando estos comandos en la terminal:

cd Escritorio

sudo cp evernote.desktop /usr/share/applications

sudo chmod o+r /usr/share/applications/evernote.desktop


Conclusiones

Aunque gracias a este procedimiento podremos usar el cliente oficial de Evernote en nuestro GNU/Linux de una manera más o menos decente, la experiencia no será igual a como lo es en Windows ni en el resto de sistemas oficialmente soportados. Algunas partes no lucirán del todo bien, además de que carecerá de la capacidad de tomar capturas de pantalla, y es posible que tenga fallas de vez en cuando.

Sin embargo, es la mejor opción que existe hoy por hoy, al menos hasta que en Evernote se den cuenta de que en GNU/Linux también tienen una gran comunidad de usuarios quienes exigimos -y merecemos- un cliente nativo como todos los demás (la excusa de que carecen de recursos ya no es creíble en vista de lo mucho que han crecido y los más de $225 millones de dólares que han acumulado en financiación), o hasta que los clientes desarrollados por terceros evolucionen lo suficiente para igualarse al oficial. O, por qué no, hasta que surja una alternativa superior a Evernote que sí brinde soporte a Linux de forma oficial.

Mientras tanto, aquéllos que quieran que Evernote desarrolle un cliente para Linux pueden pedírselo en su foro o directamente por ticket.
0No comments yet
      GIF