Linux

Linux Mint Debian Edition abandonará Debian Testing

Linux Mint Debian Edition abandonará Debian Testing y se basará en Stable
Agosto 2014








De una forma bastante discreta, solo con un pequeño párrafo al final de su boletín del mes, el equipo de Linux Mint ha anunciado que dejará de basar su versión Linux Mint Debian Edition en la rama Testing de Debian para pasarla a Stable.


Recordemos que uno de los principales atractivos de este sabor de Linux Mint era el ciclo de desarrollo similar a una rolling release que le brindaba el basarse en Debian Testing, lo que eliminaba la necesidad de hacer reinstalaciones periódicas para pasar a la siguiente versión y le permitía tener paquetes más actualizados que los que se encuentran en Debian Stable (en teoría, ya que en realidad siempre fue la más abandonada de las versiones de Mint).


Desde Linux Mint no han aclarado las razones para hacer este cambio, simplemente se han limitado a decir que la transición entre el actual Update Pack 8 de LMDE a los paquetes de Debian Jessie será gradual, similar a cualquier otro Update Pack, y que estará en sincronía con el desarrollo de Debian Jessie y su congelamiento planeado para noviembre de este año.


Veremos qué cambios supone esta mudanza de base para LMDE, aunque de momento aquéllos que gustaran de esta distro por sus características rolling tendrán que ir buscado otra opción.


ACTUALIZACIÓN: Según nos cuentan en el foro de Linux Mint, esta decisión es producto de una larga deliberación que comenzó con el anuncio de que, a partir de Linux Mint 17, todas las próximas versiones de la rama principal de Linux Mint se basarán en las LTS de Ubuntu. El objetivo en ambos casos es concentrar los esfuerzos del equipo de desarrollo en unas pocas versiones de soporte extendido en lugar de dividirse entre una gran cantidad de versiones que son abandonadas al poco tiempo.


Según dicen, gracias a esto “las dos distribuciones serán más parecidas la una a la otra. LMDE ganará en calidad y atención a los detalles a la vez de que requerirá un menor mantenimiento”.



Además, en adelante las actualizaciones de software que no se encuentren en los repositorios de Debian Stable (y de Ubuntu 14.04 en el caso de la rama principal) llegarán de todos modos a LMDE en forma de backports, por lo que los usuarios de la distro no tendrán que conformarse con paquetería tan vieja como la de los repositorios del Debian Stable normal.