Check the new version here

Popular channels

Si fuera un villano...

Si fuera señor del mal



Ser un Señor Malvado parece una buena carrera. Esta bien pagada, hay toda clase de extras y puedes imponer tus propios horarios. Sin embargo todos los señores del mal que he leído en libros o visto en películas siempre son destronados y destruidos al final. He notado que no importa si eran señores bárbaros, magos trastornados, científicos locos o invasores alienígenas, siempre parecían cometer los mismos errores básicos. Con ello en mente permítanme presentarles…




1. Mis Legiones del Terror tendrán cascos con visores de plexiglás transparente, no con visores que tapen la cara.


2. Mis conductos de ventilación serán demasiado pequeños para gatear por ellos.


3. Mi noble medio-hermano cuyo trono usurpe será asesinado, no encarcelado secretamente en una celda olvidada de mis calabozos.


4. Disparar no es demasiado bueno para mis enemigos.


5. El artefacto que es la fuente de mi poder no será guardado en la montaña de la desesperación mas allá del río de fuego guardado por los dragones de la eternidad. Estará en mi depósito de seguridad. Lo mismo es aplicable al objeto que es mi única debilidad.


6. Yo no me recrearé en el sufrimiento de mi enemigo antes de matarle.


7. Cuando halla capturado a mi adversario y él diga “antes de matarme, ¿podrías decirme al menos que es todo esto ? ” yo diré ” NO ” y le dispararé, no, pensándolo mejor le dispararé y entonces diré “NO”.


8. Después de raptar a la bella princesa, nos casaremos inmediatamente en una modesta ceremonia civil. No con un espectáculo sorprendente de tres semanas, tiempo en el cual la fase final de mi plan será desbaratada.


9. No incluiré un mecanismo de autodestrucción a no ser que sea absolutamente necesario. Si es necesario, no será un gran botón rojo con una etiqueta que diga “peligro: no pulsar”. El gran botón rojo, sin embargo, disparará una ráfaga de balas sobre cualquiera lo bastante estúpido para usarlo. De igual forma, el botón ON/OFF no estará claramente marcado como tal.


10. No interrogaré a mis enemigos en el santuario interior; un pequeño hotel alejado de mis fronteras funcionará igual de bien.


11. Estaré seguro de mi superioridad. Luego no sentiré ninguna necesidad de probarla dejando pistas en forma de acertijos o dejando mis enemigos más débiles vivos para demostrarles que no suponen una amenaza.


12. Uno de mis consejeros será un niño normal de 5 años. Cualquier fallo en mi plan que sea capaz de detectar será corregido antes de ser llevado acabo.









Recuerden




No se olviden de revisar los:



LOS AMIGOS DE JHONNY

UNO PARA TODOS Y TODOS PARA UNO
0
0
0
0
0No comments yet