Canales populares

Dragón ball z la batalla de los dioses (Análisis).


Este análisis contiene spoilers, por lo que si tienen pensado ver la película (lo cual dudo mucho) sin saber de antemano lo que sucederá, favor de abstenerse de leer este artículo.
Este análisis lo he realizado debido a las malas críticas que a despertado esta película, el hecho de no haber encontrado después de tanto tiempo un análisis parecido en internet y por que ya viene una segunda película de Dragón ball.
El análisis esta hecho de acuerdo a lo que yo creo que fue el verdadero mensaje de la película (por lo que se presta a debate), esto debido a que no encontré nada referente a las ideas de Akira Toriyama, por lo que si alguien encuentra algo, puede exponerlo en los comentarios.
Bueno, aclarado todo esto...


La primera vez que escuche el título, supuse que sería una película con mucha acción, llena de batallas sorprendentes y de transformaciones poderosas, pero salvo la última expectativa esto no fue así; gran sorpresa me lleve al darme cuenta de que la película era una total sátira religiosa, que la palabra dioses no se refería a batallas sorprendentes, sino a una representación de dios en el mundo terrenal, todo esto con el consecuente toque de humor que conlleva hacer algo así.
La verdad es que siempre he visto a Dragón ball como un anime ateo, incluso hasta satánico, pero nunca antes algo tan obvio como esta película (no espero que los fans y no tan fans de Dragón ball se sientan ofendidos, ya que no es mi intención ofender).
Pero, ¿a qué me refiero con sátira religiosa?, ¿en qué me baso para decir algo así? Bien una sátira religiosa es básicamente una mofa o burla de la religión y mi base son los personajes mismos.


Un ejemplo de ello es Bills el dios de la destrucción que no actúa por poder o maldad, si no por necesidad (esto se explica en la película). La necesidad viene del saber que para crear hay que destruir, ¿cómo es esto? Bueno es tan simple como darse cuenta de que para que un ser vivo exista este debe destruir a otro, ya sea alimentándose de él ó evitándolo, de cualquier forma uno morirá (comido o de inanición); un ejemplo de algo no vivo sería la destrucción de una piedra para formar una escultura.


En ningún momento Bills se deja ver como un ser malvado, si no mas bien como un niño muy poderoso (personalidad típica en la comedia atea). Esto se puede comprobar con la discusión que tuvo con Majinbú, donde Wills se ve mejor comportado que Bills.
Busca placeres tan extraños para un dios como la comida (un dios comiendo es obviamente extraño), también carece de las típicas capacidades de un dios, como: la omnisciencia (no sabe donde esta el dios súper sayayin), omnipresencia (viaja con la ayuda de Wills) y la típica imagen de un ser todo poderoso; este ultimo es algo que el mismo confiesa no tener, ya que Goku cree que a sido derrotado por el mejor del universo, cosa totalmente falsa según las propias palabras de Bills.


Aquí otra de Bills: Sangrando por los golpes de Vegeta; esto debido al enojo que le causo a Vegeta el hecho de que Bills golpeara a Bulma. Debo aclarar que Bills no volvió a sangrar en toda la película, incluso contra Goku en fase dios, lo que lo hiso más cómico a mi parecer, ya que al final de la película se habla de lo poderoso que fue Vegeta en ese momento.


En la escena de Mai (novia de Trunks) apuntando con un arma la cabeza de Trunks, Bills dice que el acto amerita un castigo. Bills recibe una bala en la frente y decide renovar la Tierra, diciendo que para crear hay que destruir.


Después Vegeta se humilla para lograr que Bills olvide su enojo, cosa que logra ya que a Bills no le gustan los malos cantantes, lo que indica que Vegeta fue lo bastante astuto para manipular a un dios.
Vegeta: ¡Sacrifique mi orgullo, mi dignidad!, pero al menos logre que Bills siguiera de buen humor.
Esto demuestra que Vegeta no cambio, solo combatió usando únicamente el cerebro lo cuál no es raro en Vegeta, ya que es muy listo.
En la película se enfrenta el orgullo de vegeta contra su inteligencia. Akira Toriyama al parecer lo hiso mas inteligente que orgulloso razón por la cuál se humilla y da a la película un mayor toque de humor.


Otro personaje del cual me baso (Goku).
Cuando Goku se encuentra con Bills por primera vez, este decide enfrentarlo y por más que Kayosama le dice que es imposible que gane por que Bills es un dios, Goku lo enfrenta y pierde el encuentro; después de perder contra Bills, Goku dice: ¡Con que un dios súper sayayin he!, que interesante (esto por que Bills busca un dios súper sayayin).


Después de recuperarse de la batalla, Goku decide entrenar para enfrentarlo de nuevo; tomando en cuenta que Bills busca un dios, Goku diseña una curiosa y tonta forma de entrenar para poder vencer a un dios, la cual consiste en lograr superar una versión modificada de la famosa paradoja de dios (crear una piedra tan grande que ni él mismo pueda cargar). En este caso no es una piedra, es un kamehameha y lo que intenta hacer es, crear un kamehameha lo suficientemente fuerte como para que ni él mismo pueda detenerlo, lo cuál es absolutamente absurdo, ya que al ser una paradoja sí lo lograra seguiría siendo débil (en este caso para detenerlo). El hecho de que Goku intente algo así no debe sorprender ya que Goku siempre demostró ser algo tonto, por lo que solo queda pensar que la escena tuvo como dos únicos propósitos, mostrar la famosa paradoja de dios y burlarse de Goku por creer que algo así tiene solución.

Otro ejemplo de lo que hablo es la siguiente escena:

Cuando Bills y Goku en fase dios comienzan a pelear.
La batalla más que física pasa a un debate sobre lo que es un dios, en donde Goku comienza a molestarse por no poder llegar a ser igual a un dios, ya que solo es algo momentáneo para lo cual incluso necesita ayuda; pero incluso así nunca será como un dios, es decir, siempre habrá alguien superior a él sin importar que haga para evitarlo (el miedo esta en el conformismo).
Goku le explica a Bills que no le molesta que le ayuden, si no que no puede aprender a convertirse en dios por si solo (nunca sería tan fuerte).
Una escena muy parodiada en películas, el mar partido en dos (pasaje bíblico del libro de Moisés), aparece en el momento que Bills le dice lo tonto que es a Goku por su orgullo, ya que este, dice Bills, no sirve para nada.


Después de salir del mar, Goku y Bills se dan cuenta de que Vegeta y el mismo Goku renunciaron a su orgullo por un bien mayor, lo cuál era admirable y respetable; justo después, Goku deja de ser un dios pero sigue dando pelea y el soundtrack (el mensaje de una película siempre esta dado por la música de fondo) cambia de forma que hace parecer que Goku a llegado a la fase más poderosa, cuando en realidad a pasado a ser un súper sayayin ordinario (un mortal).
Ya para el final, Bills le lanza a Goku una enorme bola de energía mientras trata de explicarle la razón de por que aún puede pelear con él si ya no es un dios; esta explicación se desvanece cuando Goku por sus propios medios logra convertirse en dios por unos instantes y destruye la bola de energía; después, ni Bills, ni Goku pueden explicar lo que sucedió.
Bills le confiesa a Goku que lo único que quería era que dijera que se rinde, cosa que Goku hace por primera vez; después Bills le dice que Wills es mas fuerte (se comprueba casi al final cuando Wills lo golpea para calmarlo y mandarlo a dormir) y que probablemente existan seres aún más fuertes, por lo que deja en claro que él no es el ser todo poderoso que creían que era, si no solo un ser muy poderoso, razón por la cuál creen que no puede existir un ser así; después de esto ambos ríen.
Cuando regresan a la Tierra con los demás, Wills hace mención de la mortalidad de Bills en un tono de burla, ofreciéndole el trabajo de dios destructor a Goku para cuando Bills muera. Después de que Wills llevará a Bills a su hogar, Bills hace mención de que algún día Goku y Vegeta podrían convertirse en verdaderos adversarios, cuestionando con ello la imposibilidad de que un mortal alcance el nivel de un dios.
En fin, el verdadero combate no consistió en un Dios contra otro Dios, sino de los mortales contra un Dios; al menos así lo dejó ver el soundtrack.


Un dato curioso es el demonio estampado en el pecho de Videl, ya que en la serie nunca lucio así y nunca se vio durante el embarazo; un suceso que me hace pensar en algo más que una simple coincidencia (sobre el demonio y el embarazo juntos) es: que después de intentarlo varias veces terminan por darse cuenta de que necesitan al niño que esta en el vientre de Videl para que Goku se convierta en un dios, por lo que Videl termina teniendo un papel un tanto importante en la película.
0
0
0
0No hay comentarios