Canales populares

Las 20 reglas del Shoujo

Las reglas del Shoujo
Las reglas del Shoujo

El shoujo (a veces escrito shôjo) es un género de manga pensado para lectoras femeninas jóvenes. Sus temáticas pueden ser bastante variadas, e involucrar elementos literarios que van desde la aventura fantástica, la magia, el romance y sobre todo la vida cotidiana. Debido a la cantidad de comedia y enredos amorosos que suelen contener, sus versiones anime son tan populares que su público no solo se reduce a las chicas adolescentes, y junto al shounen es uno de los géneros más difundidos y con más reconocimiento a nivel mundial.
Enumeraremos a continuación las 20 reglas del shoujo que se cumplen mayoritariamente en todas sus obras de manga. Al leerlas es posible que te vengan a la mente otros ejemplos diferentes a los que están presentados, pero eso es señal de que las reglas se cumplen indiscutidamente.
NOTA: El listado que estás a punto de leer fue redactado con el único fin de entretener. La información suministrada es el resultado de la observación de quien escribe, pero no está legitimada por ninguna fuente fidedigna de conocimiento certificado sobre el tema. Más allá del título, la lógica y el valor que pudiese tener el presente artículo, se trata simplemente de la opinión de un individuo.

Las reglas del Shoujo

20. El protagonismo generalmente recae en una shoujo

Shoujo significa “muchacha” o “doncella”. Por ello, toda obra de este género suele tener (salvo pocas excepciones) una protagonista femenina, diseñada para que las lectoras sientan afinidad con ella: no es ni muy linda, ni muy fea; es algo torpe, tímida o muy sensible; se destaca en algún ámbito (académico o deportivo) pero generalmente no se percata de ello o no le interesa.

Ejemplo

Sakura Kinomoto del manga Cardcaptor Sakura (1996).

Las reglas del Shoujo

19. Siempre hay bishoujo

Por tradición, el nivel y estilo visual de un shoujo siempre se inclina hacia la belleza y la casi saturación de los efectos de brillos y estilos fluidos sin demasiadas líneas duras. Así que el diseño visual general de los personajes femeninos las presenta generalmente como jóvenes muy hermosas, esbeltas y elegantes. Aunque hay personajes que se destacan aún más.

Ejemplo

Yuki Kuran del manga Vampire Knight (2004).

Las reglas del Shoujo

18. Siempre hay romance

Sin importar la temática de la historia, la narrativa o los diferentes giros argumentales, las tramas de un manga shoujo siempre tienen un fuerte elemento romántico. Puede aplicarse para que sea el punto central de la trama, o bien ocurrir con el tiempo y a medida que aparezcan otros personajes, pero indefectiblemente se recurre al romance en algún momento.

Ejemplo

Tomoya Okazaki y Nagisa Furukawa del manga CLANNAD (2005).

Las reglas del Shoujo

#17. Siempre hay bishounen

Si hay romance no pueden faltar los chicos lindos. Por cuestiones culturales, en Japón la belleza (sobre todo en las artes) se asocia más al género femenino, por ello los bishounen, tendrán rasgos delicados (sin bello facial), cuerpos delgados, elegancia y ojos muy expresivos. Por lógica habrá diferentes tipos de personajes masculinos que se definen más por sus estilos de peinado y ropa.

Ejemplo

Haru Yoshida del manga Tonari no Kaibutsu-kun (2008).

Las reglas del Shoujo

16. Se exploran y explotan argumentalmente tendencias e intereses femeninos

Si es un manga destinado a las mujeres (y la mayoría de las veces está escrito por mujeres), por una cuestión lógica el tema que involucre la historia debe ser de interés para las mujeres. Esto no solo se resume a algo trillado y mundano, como un pasatiempo. También hay historias de crecimiento personal, espiritual y profesional. Lo que no quita que tengan mucho humor.

Ejemplo

Tsubaki Hibino y Kyouta Tsubaki del manga Kyô, Koi wo Hajimemasu (2008).

Las reglas del Shoujo

15. Se enaltecen valores sociales

Ya sea que el manga se enmarque en una aventura escolar o no, uno de los aspectos más abordados sin duda será el de la amistad entre la protagonista principal y los personajes secundarios. Muchas veces cualquiera sea la historia, todo se resume a trasmitir un mensaje positivo de convivencia armoniosa y confianza entre dos o más personajes.

Ejemplo

Riko Kurahashi y Natsuo Maki del manga Love Lab (2006).

Las reglas del Shoujo

14. Pueden tocarse el tema de la homosexualidad (tanto en hombres como en mujeres)

Esto no es un requisito pero sucede bastante. Algunas lectoras gustan de personajes gays; en el caso de los hombres es un fetiche femenino bastante común y socialmente aceptado. En el caso de las mujeres (conocido como yuri), las historias de amor surgen de una amistad muy profunda, por admiración o por respeto; siempre se mantiene como algo bastante inocente y común.

Ejemplo

Subaru Sumeragi (es un chico) del manga Tokyo Babylon (1990).

Las reglas del Shoujo

13. Puede tocarse el tema de la confusión de géneros (tanto en hombres como en mujeres)

Esta regla puede estar ligada a la regla anterior o ser un caso completamente aislado, pero se refiere a la tendencia de varios autores de travestir a sus personajes (ya sean hombres o mujeres). Esta práctica suele usarse más como herramienta cómica en el caso de los hombres y la mayoría de las veces como elemento argumental en el caso de las mujeres.

Ejemplo

Haruhi Fujioka del manga Ouran High School Host Club (2003).

Las reglas del Shoujo

12. El interés romántico suele ser (inicialmente) distante o ajeno a la protagonista

Todo drama romántico suele iniciarse con un desencanto. Ya sea que la trama envuelva más o menos romance, lo que generalmente ocurre es que el chico en cuestión no se percata de los sentimientos de la protagonista, o incluso no siente ningún aprecio especial por ella. Todo es parte de sedimentar el sentimiento para que este crezca y dé lugar a otros personajes para actuar.

Ejemplo

Kotoko Aihara y Naoki Irie del manga Itazura na Kiss (1991).

Las reglas del Shoujo

11. Siempre hay un personaje tsundere

No puede faltar algún protagónico femenino que sea de carácter fuerte y/o agresivo pero que se vuelve dócil y sumiso al encontrarse en una situación vergonzosa o que no puede controlar. Esta clase de personajes son los que suelen forzar la trama al generar confrontación y actuar como líderes, comúnmente asociadas al arquetipo de chicas activas y/o atléticas (genki shoujo).

Ejemplo

Ayuzawa Misaki del manga Kaichou Wa Maid Sama (2005).

Las reglas del Shoujo

10. Siempre hay un personaje Meganekko

Es el término japonés empleado para las personas que usan anteojos. Este tipo de personaje es un arquetipo muy común en un shoujo y tanto en el caso de hombres como mujeres suele haber dos tipos: alguien sumamente inteligente y/o estudioso, algo tímido, introvertido, torpe y poco atractivo (aunque hay excepciones); o alguien muy elegante, serio, o misterioso.

Ejemplo

Hikaru Usada del manga Digi Charat Nyo! (2003).

Las reglas del Shoujo

9. Siempre hay un personaje maternal

Entre los varios integrantes del manga, sin duda existirá la del arquetipo maternal. Es la chica más adulta en cuanto a carácter y siempre tiene una personalidad independiente, trasmite confianza y suele ser protectora con los demás personajes. Algunas veces este arquetipo suele tener talento en las tareas hogareñas como cocinar, limpiar o coser, pero no es excluyente.

Ejemplo

Ayane Yano del manga Kimi ni Todoke (2006).

Las reglas del Shoujo

8. Siempre hay un personaje "socialmente perfecto"

Las normas sociales en Japón determinan que una persona es “socialmente perfecta” cuando: es un alumno destacado, es atractivo, es elegante, viene de una buena familia (con alto estatus social o una buena situación económica), es educado, es amable, es bueno en varias disciplinas artísticas y/o deportivas, y a la vez se mantiene humilde. Puede ser tanto un hombre como una mujer.

Ejemplo

Meiko Akizuki del manga Marmalade Boy (1992).

Las reglas del Shoujo

7. Siempre hay un personaje que funciona como "mascota"

Un personaje pequeño y vistoso, puede ser alguna clase de animal o ser fantástico (parlante o no). Suelen emplearse comocomic-relief sin demasiada importancia, pero a veces pueden tener algún peso argumental importante o ser los narradores incidentales. Hay casos de humanos (personajes secundarios) que entran en esta categoría y se los asocia inmediatamente con la obra.

Ejemplo

Juri del manga *Brothers Conflict *(2012).

Las reglas del Shoujo

6. Siempre abundan los elementos moé

Desde el diseño de los personajes, la ropa y los efectos visuales para transmitir sentimientos, todo tiene un tono sumamente azucarado y visualmente agradable; tanto así que cuando se trata de presentar un aspecto “feo” o desagradable, generalmente se ve un poco “raro”, como forzado. Por supuesto habrá un personaje totalmente moé que exalte estas características de belleza todo el tiempo.

Ejemplo

Sailor Chibi Moon del manga Bishoujo Senshi Sailor Moon (1992).

Las reglas del Shoujo

5. Se le presta mucha atención a la ropa y los accesorios

Ejemplo

Momo Adachi, Kazuya Toujigamori y Kairi Okayasu del manga Peach Girl (1997).

Las reglas del Shoujo

4. Siempre existe una figura de autoridad adulta

Ejemplo

Shigure Souma del manga Fruits Basket (1999).

Las reglas del Shoujo

3. Siempre hay algún personaje con aficiones “poco comunes”

Ejemplo

Sunako Nakahara del manga Yamato Nadeshiko Shichi Henge (2000).

Las reglas del Shoujo

2. Solo hay 4 diferentes temáticas de guion posible:

Ejemplo

Ashura y Yasha del manga RG Veda (1989).

Las reglas del Shoujo

1. La fórmula NUNCA cambia

Ejemplo

Atsushi Otani y Risa Koizumi del manga Lovely Complex (2001).

¿Qué te han parecido las reglas del Shoujo?

Las reglas del Shoujo
Las reglas del Shoujo
GIF
+4
2
0
2Comentarios
Ari_Elimar

Buen anime

-1
Ronld07Rob9

Muy bueno

0