Check the new version here

Popular channels

Mi propia novela corta, (The Final Light)Cap-01

Hola taringueros, soy un escritor común siempre escribo y nunca termino nada, pero descubrí que es porque tenía miedo de ser rechazado y hoy me he animado a compartir una novela corta que estoy escribiendo.

PD: Tiene muchos errores y quizás no corregí muchas cosas pero solo pido su opinión.


Capítulo 1

El suceso


La vida de un chico normal a veces es definida en 2 partes, la primera es en la cual uno sigue el curso de sus estudios normalmente sin pensar en tonterías y siempre estar dispuesto a tus metas, la segunda es cuando eres una persona distraída y lo único que piensas es en cosas maravillosas como por ejemplo ser el héroe de tu cuento favorito o de algún animé también.

Tener mi edad, 17 años, es la mejor etapa que puedes tener ya que haces cosas de adulto y te tratan como uno de ellos, pero a su vez eres un niño. No obstante si tus sueños son salvar al mundo con súper poderes o conseguir el amor de tu vida para vivir felices por siempre, ahí es cuando todo se vuelve un problema, porque no estás viviendo la realidad.

Abrí los ojos pensando en lo anterior y lo primero que oigo es a mi mamá gritar que baje para desayunar, hoy era un día de escuela, yo estudiaba el último año de bachiller en un liceo llamado “Luis Alberto Marco Aguirre”, residía en un casa pequeña con mi mamá y mi hermano de 21 años, Venezuela un gran país, por mala suerte el gobierno se llevaba todo y el pueblo cada vez estaba peor, muchos morían de hambre, otros simplemente se iban de país, pero para mi familia era muy difícil irse, no teníamos ni el dinero ni la valentía de separarnos de este país, siempre pensamos que algún día volvería a ser como era antes.

Baje las escaleras para saludar a mi mamá y mi hermano que estaba leyendo las noticias con el móvil, cuando me senté en la mesa a desayunar mi hermano comentó una noticia desagradable para los oídos de cualquiera.

-¡Viste que ahora descuartizan personas!

Al oír esto quedé estupefacto mi mamá rápidamente se volteó.

-¿Cómo así?

-Bueno te leeré la noticia completa: “Se han registrados varios incidentes en varias partes del país donde testigos han quedado marcados de por vida al ver como ladrones se acercaron para quitarles sus pertenencias y al negarse, los ladrones sacaron una motosierra y picaron en trocitos a una sola persona, dejando viva a la otra.”

-¡No puede ser!, ¡Que horrible!- dijo mi mamá llevándose la mano a la boca.

Inmediatamente se me quitó el apetito al ver las imágenes que mi hermano me mostró, obviamente me negué pero el insistió solo para dejarme una advertencia de que tenga cuidado cuando voy sólo por la calle.

Luego de ese desagradable momento, agarré mi mochila, pedí la bendición a mi mamá y me fui al liceo, de camino decidí comprar una botella de agua para ver si se me quitaban las náuseas ocasionadas por las horribles imágenes. En la tienda que me detuve estaban pasando la noticias, supe inmediatamente al leer el título de la noticia, que estaban hablando sobre el incidente que mi hermano había comentado.

Mientras pagaba mi agua escuché sonar la puerta de una manera escandalosa, tres hombres armados apuntaron a los clientes gritando que se tiraran al suelo, inmediatamente el miedo y la adrenalina que uno siente en ese momento hiso que me lanzara contra el suelo en menos de dos segundos, el problema no era ese, si no que una señora de como 36 años no pudo soportar el momento y se quedó en estado de shock, traté de arrastrarme por el suelo para llegar hasta donde estaba la señora, pero uno de los hombres armados me apuntó.

-¡SI TE MUEVES TE MATO!

Ese gritó corrió por toda mi espina dorsal, un movimiento en vano y mi vida llegaría hasta aquí luego de escuchar grito tas grito hacia la señora que seguía de pié sin siquiera pestañear, el hombre la miró y le apuntó.

-Tienes tres segundos, 1… 2… 3…!

Luego de eso un sonido de disparo se escuchó, quedé atónito y vi a la señora caer unos centímetros en frente de mí, mi corazón se aceleró, mi corazón latía 100 veces más de lo normal, un disparo certero en la frente, la distancia entre el hombre y la señora eran tan corta que la bala llegó a atravesar el cráneo entero, salpicando su sangre por gran parte de la tienda, con el miedo de ver un cuerpo que poco a poco se ponía pálido, pude escuchar un sonido leve como si proviniera de adentro del cuerpo de la señora.

-Mi bebé.


Esas palabras fue lo único que entendí, pero de donde vinieron si la señora estaba muerta era imposible que me hablase, no había nadie tan cerca de mi como para decir eso sin que los hombres se enteraran.

El momento tenso aún no cesaba, los hombres mientras recogían todo el dinero y mercancía que había en la tienda, uno de ellos mencionó mientras miraba el televisor.

-Mi primo Johnny, está haciendo de las suyas en Caracas.

Esto hiso que los otros dos hombres se rieran mientras terminaban de agarrar todo, ese nombre “Johnny” jamás se me olvidaría, además él se refería a la noticia del descuartizamiento, eso quería decir entonces que ese tal “Johnny” era quién estaba detrás de todo lo sucedido.
Cuando por fin habían agarrado todo el dinero, empezaron a caminar hacia la puerta, cuando pensamos que se había acabado y que se estaban largando de una vez por todas, uno de ellos mencionó.

-¿Vamos a dejar testigos?

Cuando escuché esto inmediatamente el miedo se apoderó de mí, pensé que mi vida había sido una completa basura, mientras todo esto pasaba por mi mente y seguramente también en la mente de las otras personas que estaban tiradas en la habitación, el hombre armado dio unas cuantas carcajadas mientras caminaba hacia mí.

-Mira su cara, ¡está tan asustado que se podría orinar encima!

El no mentía, mi miedo me dejó inmóvil, pero aquí es cuando me pregunté ¿Qué haría un héroe de historieta?, claro ellos no morirían. Pensar que yo quería ser un héroe y salvar a todos con algún poder, una lagrima corrió por mi mejilla mientras pensaba estas cosas.

-¡Ahh! Está llorando, ¡¡¡JAJAJAJA!!!

Mientras ellos reían, levanté mi vista e hice algo que nunca debí haber hecho.

-¡AAARGHH!

Grité mientras lanzaba un golpe directo a la nariz del hombre, este cayó y se golpeó la cabeza quedando inconsciente, rápidamente agarré el arma ni siquiera sabía cómo utilizarla, apunte y disparé. La bala impactó en una lata al costado del hombre, sin pensarlo ambos se pusieron a cubierto, yo sin dudarlo también me coloqué atrás de la caja registradora, miré hacia un costado pude ver el reflejo de uno de ellos en una puerta metalizada, pude observar la seña que le hiso a su compañero la cual indicaba que se iba a asomar un poco, en ese instante aproveché la oportunidad y me levanté, rápidamente le apunté y tan pronto escuché el sonido del disparo me agaché nuevamente.

-¡HIJO DE PUTAA!

Al escuchar esto supuse que le había dado a su compañero, mire el reflejo y pude observar que su compañero yacía en el piso, mi puntería parecía buena, tantos videojuegos dieron sus frutos.
Solo quedaba uno, traté de moverme un poco pero en lo que asomé un pelo el hombre me disparó, falló pero estuvo cerca, un movimiento mal y mi vida acabaría, uno de los rehenes quién seguía en el piso me hiso una seña avisándome que se estaba moviendo, cuando veo que una bala impacta en la mano del rehén supe inmediatamente la posición del hombre, me levanté pero el ya esperaba que yo lo hiciera, disparó.

Cuando estás a punto de morir dicen que uno recuerda todo lo que hemos vivido, mi caso no fue así, lo único que pude observar fue como la bala del hombre iba directamente a mi corazón, mi cuerpo se sentía pesado incapaz de moverse ni porque lo forzara, al hacer contacto la bala con mi pecho, el tiempo que parecía estar en una cámara mega lenta pasó a una velocidad muy rápida, mi cuerpo se echó para atrás, mientras caía observé el rostro de la persona que me disparó, él sonreía.


Aquí termina si te gustó o si no, puedes dejar tu comentario me gustaría recibir la opinión de los demás.
El ser una novela corta las cosas suceden muy rápido
0
0
0
0
0No comments yet