Canales populares

¿A dónde va tu gato? ¡Científicos responden!

¿Te has fijado que tu gato se pasa horas fuera de casa? ¿Dónde diantres se mete? ¡Unos investigadores han decidido seguirlo!
Si tienes gato y tiene la opción de salir a la calle, te habrás fijado que se pasa horas y horas fuera hasta que, sin aviso, vuelve a aparecer por casa, como si jamás se hubiera marchado. Seguramente te habrás preguntado: ¿a dónde habrá ido ese granuja? Esta misma pregunta se hicieron unos investigadores de la Universidad de Illinois (EE.UU.) y decidieron encontrarle respuesta.

“¡Siga a ese gato!”
Estos investigadores de la Universidad de Illinois seleccionaron a 42 gatos de edad adulta de distintas procedencias: tanto domésticos como callejeros y les colocaron un collar de seguimiento. Así, iniciaron un estudio exhaustivo que duraría 2 años, registrando todos y cada uno de los movimientos de estos gatos.

¿Sabes cuán lejos se iban? Depende de su procedencia. En el caso de los gatos domésticos, se alejaron hasta 2 hectáreas de sus casas, en cambio, en el caso de los callejeros, pueden llegar a ser más de 500, aunque terminen volviendo al mismo lugar de origen.

¿Por dónde pasean? Por todas partes: calles abarrotadas de coches, jardines, parques, bosques, ni si quiera un partido de cualquier deporte representa un problema para ellos, si se planta en medio de su recorrido.

El hecho de desplazarse a lo largo de tantas hectáreas, también dejó evidente una diferencia de rutina entre domésticos y callejeros. Mientras los domésticos solían obtener alimento de los humanos, los callejeros lo hacían mucho menos. De algún modo se las arreglaban para encontrar comida, internándose en bosques o campos cultivados.

Gatos domésticos vs. gatos callejeros
Cabe destacar que tanto gatos domésticos como callejeros hicieron gala de su famosa pereza pasando muchísimo tiempo descansando o con actividad baja. No obstante, debido a la necesidad de buscar alimento: los gatos callejeros pasan un 14% de su tiempo muy activos, corriendo y saltando; frente al 3% del tiempo que emplearon los domésticos.

¿Cuándo estaban más activos los callejeros? En invierno, puesto que necesitaban más alimentos y calorías para sobrevivir.

Otro dato curioso es que, a pesar de ser tan independientes, ni unos ni otros se alejaron más de 300 metros de lugares habitados por humanos. De algún modo, encuentran seguridad y refugio en nosotros, aunque no los hayamos criado.

¿Cómo es la convivencia entre domésticos y callejeros?
Muy difícil. Los conflictos por el territorio son constantes y muchísimas veces letales. En ocasiones, como comentan los investigadores, un gato callejero puede enfrentarse a uno doméstico, para echarlo del patio de su propia casa, aunque éste haya vivido en ella durante años. Estas peleas pueden terminar realmente mal y, de hecho, son el motivo de gran parte de las muertes de gatos, independientemente de su origen.

Respecto a su seguridad, por nuestra parte, sólo podemos intentar evitar que se contagien de ninguna enfermedad como la rabia, la leucemia felina o el virus de la inmunodeficiencia felina. Si tienes la oportunidad, vacuna a tu gato y evita que padezca alguna de estas dolencias.
0No hay comentarios