About Taringa!

Popular channels

Cómo convencer a tus padres de que te dejen tener un perro

MÉTODOS
*Muestra los beneficios de tener un perro
*Responde sus inquietudes



Puede que estés desesperado por tener un perro, pero tus padres siguen negándotelo.

Es natural que ellos tengan sus preocupaciones y es tu trabajo no solamente responder a sus inquietudes sino mostrarles los beneficios de tener un perro.

Si ya tienes elegido un lindo cachorrito y puedes enseñarle su cara irresistible, aún mejor.

Si quieres saber cómo convencer a tus padres de tener un perro sin tener que arrastrarte o implorar, simplemente sigue los siguientes pasos.


Método 1 de 3: Muestra los beneficios de tener un perro




1
Di que tener un perro te hará pasar más tiempo con la familia. Los padres adoran escuchar más sobre el tiempo en familia y menos sobre el tiempo que pasas fuera de casa con tus amigos o todo el tiempo que pasas en Internet en soledad en tu cuarto.

Trata de pintarle una imagen "familiar" a tus padres y convéncelos que tener un perro te hará pasar más tiempo en casa y, por consiguiente, más tiempo con ellos.

Diles que tener un perro puede ser divertido para toda la familia. Pueden hacer paseos por el parque juntos o hacer una barbacoa en el patio mientras le lanzas un frisbee a tu perro.
Hazlos ver lo bonito que será tener una cena en familia con el perro a tu lado o tener una noche de cine familiar con el perro sentado a tus pies.



2
Di que tener un perro te hará pasar más tiempo al aire libre. ¿Tus padres están cansados de que pases todo el tiempo en tu habitación oscura, viendo fijamente la computadora o jugando videojuegos? ¿Están siempre diciéndote que salgas y disfrutes de la luz del sol?

Si es así, diles que tener un perro te hará pasar más tiempo en el parque, en la luz del sol y más tiempo haciendo ejercicios en lugar de escribirle mensajes de texto a tus amigos o comer comida chatarra.

Diles que tener un perro te ayudará a desconectarte de la era digital en la que tú y todos tus amigos están atrapados.

Tendrás una adolescencia o niñez más simple al aire libre con tu mejor amigo peludo. Seguramente podrán identificarse con ésto.



3

Muéstrales que tener un perro puede mejorar tu salud mental.

Tener un perro es terapéutico.

Se sabe que las personas que tienen un perro viven más tiempo y son más felices.

Un perro sabe cuando estás molesto y puede confortarte en tiempos de estrés.

Los perros son criaturas intuitivas que saben exactamente cómo animar a sus dueños.

Quizás tus padres pasan mucho tiempo en el trabajo, así que diles que tener un perro en casa no solamente será tranquilizador para todos, sino también puede ser tu compañía mientras ellos están lejos





4
Muéstrales que tener un perro los hará sentirse más seguros.

Las casas que tienen perros obviamente tienen menos probabilidades de sufrir robos.

Muéstrale a tus padres que un perro, una vez entrenado, no solamente será tu compañía de vida, sino también será tu protector.


Si eres lo suficientemente grande para que tus padres se vayan de vacaciones sin ti, diles cuánto más seguro te sentirás si hay un perro a tu lado.





5

Muéstrales que tener un perro te enseñará responsabilidad.

Aunque ya debes demostrar responsabilidad para mostrar a tus padres que eres capaz de tener un perro, diles que tener un perro te hará una persona aún más responsable y cuidadosa, aunque estés camino a la secundaria o a la universidad en pocos años.

Aquí verás por qué:
Tener un perro te enseñará a seguir una rutina.


Tendrás que alimentarlo, pasearlo y jugar con el perro a determinadas horas.

Tener un perro te hará ir a dormir más temprano y despertarte más temprano para poder pasearlo.

No más trasnochadas hasta las tres de la mañana viendo fijamente la computadora o la televisión.

Tener un perro te enseñará el valor de ser responsable por otro individuo.





6

Muéstrales los beneficios de tener ese particular perro que quieres. Debes hacer tu investigación para encontrar la raza del perro que quieres y cómo y cuándo puedes obtenerlo. No solamente digas "¡quiero un perro!".

En vez de eso, di "¡quiero un labrador de color chocolate!" o cualquier otra raza de perro que te guste.

Ésto mostrará que has puesto tiempo y esfuerzo en pensar sobre qué tipo de perro quieres y cómo te beneficiará a ti y a tu familia. A continuación, algunas cosas que debes saber sobre el perro que quieres:


Diles acerca de las características y puntos fuertes de esta raza de perro en particular.

¿Es conocida por ser fácil de entrenar, ferozmente leal o simplemente increíblemente linda?
Cuéntales cómo este perro necesita ser entrenador o cuidado.

Muéstrales que ya sabes qué hacer cuando llegue el momento.


Diles cómo conseguirás el perro y cuánto costará.

Si tienes puesto el ojo en un perro específico y tienes una foto de ese perro o de otro perro de la misma raza, mostrar la foto a tus padres puede ponerlos más empáticos.

¿Quién puede resistirse a una foto de un lindo cachorro?



Método 2 de 3: Responde sus inquietudes




1

Enséñales que pasearás al perro.


Puede que estén preocupados que obtendrás el perro, te aburrirás y los obligarás a cuidar de la pequeña criatura.

Diles que ya has elegido las mejores horas para pasear el perro y que estás determinado a pasear al perro todos los días.

Si tienes un hermano/a, muéstrlaes que se dividirán las tareas de paseo.

Para demostrar tu punto, incluso puedes ir a pasear por tu cuenta durante las horas sugeridas de paseo del perro.

Muéstrales que lo dices en serio.





2

Muéstrales que el perro no destruirá la casa. Tus padres pueden estar preocupados porque el perro morderá todos los muebles y cables, llevará suciedad a la casa y la arrojará por todos lados.

Tu trabajo es enseñarles que nada de ésto pasará. Aquí puedes ver cómo:


Diles que le darás a tu perro suficientes juguetes para morder para asegurarte que no muerda ningún muebles.

En cuanto a cables sueltos, diles que los pegarás con cinta adhesiva o los cubrirás, para que de todas maneras la casa se vea más ordenada.

Diles que el perro no llevará tierra dentro de la casa.

Limpiarás las patas del perro en la cochera o en el corredor de atrás antes que el perro entre a la casa de nuevo.

Diles que el perro no desparramará pelos por todo el lugar.

Claro, los perros hacen eso, pero te asegurarás de hacer un horario de limpieza para limpiar los pelos, varias veces por semana de ser necesario.

Diles que planeas bañar el perro una vez por semana.
O bañarlo tan frecuente como sea necesario.





3
Muéstrales que podrás darle cuidado médico al perro.

Haz tu investigación de antemano y encuentra el mejor veterinario en tu área.

Pregúntale a tus amigos con perros cuál veterinario recomiendan o haz la búsqueda por tu cuenta

. Trata de encontrar un veterinario que esté cerca de tu casa para poder caminar hacia su consultorio si no manejas y enséñale a tus padres que ya has hecho la investigación y puedes cuidar de él.








4

Muéstrales que el perro no será costoso.
Si los gastos son una gran preocupación, debes buscar un cachorro en un refugio.

El perro no será costoso y harás una buena obra al llevarse un cachorro en necesidad.
Investiga cuánto cuestan los juguetes para perros, camas comida, correas y cualquier cosa.

Haz un gráfico para mostrar a tus padres cuándo suma todo ésto y cómo harás para pagarlo.

Puedes ofrecer hacer trabajos en tu vecindario, repartir periódicos, recortar gastos al gastar menos dinero en el centro comercial o en películas, o contribuir con tus ahorros o el dinero de cumpleaños para comprar el perro.





5

Muéstrales que tienes un plan para cuidar el perro si tu familia se va de vacaciones.

Tu mamá puede preguntar: "¿qué haremos cuando nos vayamos a la playa durante una semana?"

. Que no te agarren con la guardia baja y haz la investigación de antemano.
Encuentra una guardería para perros cerca que pueda quedarse con tu perro o encuentra un amigo cercano o un vecino que esté dispuesto a cuidar del perro.


Estar preparado con respuestas antes de que te pregunten hará que tus padres te tomen más en serio que si dijeras "Eh, tengo que revisar eso..."





6

Muéstrales que no te aburrirás con el perro.
Tus padres pueden estar preocupados de que una vez que tengas el perro, dejarás de cuidarlo después de unas semanas.

Para aliviar sus preocupaciones en este apartado, diles que estás dispuesto a esperar algunos meses y seguir hablando sobre el perro para mostrar que no es solamente una fase pasajera, que realmente estás comprometido en tener un perro y que estás dispuesto a esperar para mostrarle lo dedicado que eres.




Los perros, especialmente los cachorros, necesitan muchas cosas para morder mientras desarrollan sus dientes.
También puedes encontrar sugerencias sobre cómo evitar que tu perro muerda tus zapatos y ropa. Debes estar preparado para darle el juguete apropiado para masticar.

Cuando tus padres digan que no puedes tener un perro, no les grites ni te enojes.
Ésto los hará más determinados a frenarte. Sé amable y sonríe, pero sigue perseverando.

Haz la prueba de Elección de Raza de Perro en www.animalplanet.com.
Es gratuita y te ayudará a escoger el perro correcto para tu familia.
Petfinder.com también tiene una herramienta de búsqueda para investigar y encontrar perros para rescatar en tu área.

Ofrece pagar el perro por tu cuenta.
Ésto mostrará que quieres uno lo suficiente para gastar tu propio dinero en él y que no piensas en él como sólo un juguete para jugar hasta que te aburras.

Mientras estás esperando la aprobación de tus padres, aquí tienes algunas maneras de estar cerca de perros: encuentra dónde están los refugios de animales en tu vecindario y ve como voluntario para ayudar a cuidar los perros sin hogar o busca si hay personas mayores (o no mayores) que tengan perros y no puedan pasearlos normalmente.

Puedes ofrecerte como voluntario para pasear sus perros por ellos, incluso gratis si estás de acuerdo con eso.
En algunos casos, los familiares pueden tener miedo de tener un perro.

Por ejemplo, si un perro anterior mordió a un amigo/familiar, era demasiado agresivo o demasiado hiperactivo. La mayoría de padres dudará antes de aceptar obtener un perro.

Sin embargo, si esperas un poco (un poco puede ser desde un par de meses hasta años) y aún quieres un perro, probablemente ya hayan superado sus miedos o dudas.
Y nunca le grites a tus padres porque ésto destruirá todo por lo que has trabajado.

Si tus padres no quieren un perro porque ya tienes otros animales y dicen que no necesitas otros más para cuidar, sé lo más responsable posible y asegúrate que tus animales tienen el mejor cuidado 24/7. No dejes nada para que te critiquen.

Si lo haces durante una semana, quizás un mes, eventualmente demostrarás tu punto.
SI tus padres dicen que no porque el clima en tu área no permite que los perros vivan fuera de la casa, encuentra un área bajo techo que sea aceptable para tus padres, donde el perro pueda quedarse cuando el clima afuera sea malo.


Si realmente quieres un perro y tus padres no te dejarán, prueba pedirle a tus abuelos o a un familiar que viva cerca. Puedes ayudarles si están de acuerdo en tener un perro.




No debes pegarle al perro nunca, especialmente si te enojas.

No obtengas una mascota sólo para ser popular entre tus amigos o porque todos los demás tienen un perro. No es una buena razón para tener un perro.

Debes tener uno porque adoras esta pequeña compañía o porque adoras a los perros en general.
Incluso si no quieres pasear el perro, no te quejes ante tus padres.

Podrían dar marcha atrás en su promesa y regalar el perro.

Si tienes un hámster, cobaya, rata o ratón, mantenlos a salvo y seguros.

La mayoría de perros creerán que estos animales son comida o juguetes.

Los perros cuestan mucho dinero, así que espera a que tus padres digan que puedes tener uno antes de apresurarte.

Si tus padres o tú se están recuperando de la pérdida de otro perro, espera un poco para que ellos sepan que no quieres otro perro sólo para llenar el vacío.


Y RECUERDA

0No comments yet
      GIF