Como Cuidar A Tu Perro & Otras Cosas.Muchos Consejos(1ªPart)




¿Quien no se ha visto tentado en numerosas ocasiones por los ojos tiernos de un cachorrito? Todos sabemos que el perro es conocido por ser "el mejor amigo del hombre", pero ¿sabremos nosotros corresponderle de forma adecuada? Antes de dar el paso definitivo y tomar la decisión de aumentar nuestra familia con un perro (mucho mejor si es adoptado) debemos ser conscientes de que no es un peluche. Un perrito es un ser vivo que dependerá de nosotros para casi todo y en nuestra mano está que tenga una vida larga y feliz.

Por tanto, te recomendamos que tomes nota de algunos consejos que pueden ayudarte con el cuidado de tu animal de compañía.



Cobijo:
Lo más normal en la actualidad es vivir en un piso o chalé, por lo que nuestro perro permanecerá en el interior del hogar. Aún así, deberás preparle un "nido" o lugar especial para que pueda descansar o disfrutar de algún momento de intimidad o soledad. Si el perro es grande, una colcha mullida para que pueda estirarse bien o una colchoneta fina serán suficientes. Los perros pequeños o tirando a medianos suelen preferir "cestitas" hechas de gomaespuma, que puedes conseguir en cualquier tienda de animales. Recuerda que en invierno seguramente tu perrito agradezca una manta extra que le aporte más calor, e incluso le encantará si pones su cama cerca de algún radiador. Es importante mantenerles alejados de corrientes de aire.
Si en cambio tu can vive la mayor parte del tiempo en el jardín o patio, es vital para su bienestar que disponga de cobijo de las situaciones meteorológicas extremas y, a ser posible, debe pasar la noche en el interior de la casa o en una caseta bien acondicionada en invierno.


Alimentación:


La comida que aportes a tu animal de compañía determinará en gran medida su salud y estado de ánimo. ¡Ten mucho cuidado con los piensos baratos! Muchos de ellos contienen demasiada grasa y pueden dañar el gígado de tu compañero. Piensa cómo te sentirías tú si todos los días comieras pizzas o hamburguesas. Consulta a tu veterinario qué marcas son las más adecuadas por el tamaño y actividad física que realice tu perro.
También debes tener en cuenta que, si todavía es un cachorro, deberá alimentarse con un pienso especial, y que deberás ir adaptando las cantidades según vaya convirtiéndose en adulto. cuando haya parado de crecer, seguramente debas reducir el aporte en la canitdad de comida, no queremos que sufra obesidad, algo cada vez más común en perros sedentarios que no salen todo lo que necesitan.
No olvides que debe tener siempre a su disposición agua fresca, especialmente si se alimenta de pienso y durante el verano.
Y un úlimo consejo: alerta con proporcionarle chucherías por las que tu perro rogará y lloriqueará como dulces o embutidos. Son altamente perjudiciales para él, ya que su organismo no las metaboliza bien. Tampoco es bueno darle huesos, que pueden astillarse y perjudicar su boca o garganta.


Ejercicio:

Antes de elegir tu tipo de perro, deberás pensar bien en cuáles son tus rutinas y si tendrás todo el tiempo requerido para sacarlo a pasear. Al menos, el animal deberá salir tres veces al día para hacer sus necesidades y una de estas veces el paseo deberá prolongarse bastante más, para que tu nuevo compañero pueda ejercitarse, conocoer su entorno, relacionarse con otros perros y vivir grandes experiencias perrunas a través dle olfato.
Si no eres excesivamente deportista, una pelota o juguete para lanzárselo en el parque harán que tu compañero de juegos gaste energías mientras tu puedes permanecer tranquilo.
Limpieza e higiene
Resulta fundamental que todos los cacharros de alimetación caninos sean lavados con mucha frecuencias, así como que mantengamos su ropa de cama limpia y libre de arena, pelos acumulados o restos de comida.
Los perros de pelo largo deben ser cepillados todos los días, si son de pelo corto será suficiente con un par de veces a la semana. Es básico para mantener su piel sana y evitar que se les formen incómodos nudos. Además, es un buen momento para revisar si tienen alguna anomalía como alguna heridita, bulto o alteración cutánea.


Salud:

Por ley, todos los perros deben ser vacunados contra la rabia una vez al año. Normalmente, los ayuntamientos suelen organizar campañas de vacunación anuales, así que pregunta en tu consistorio cuándo se organiza porqu suele ser bastante más económico que una vacuna en una clínica veterinaria tradicional.
Por otra parte, también deberás desparasitar periódicamente a tu animal, normalmente con unas pastillas cuyo coste no es muy elevado y que le puedes mezclar con su comida pra que le resulte más fácil ingerirlas.
La salud sexual de tu animal también es fundamental para que éste sea feliz. Para evitar camdas no deseadas y la frustración de no poder aparearse, lo mejor es esterilizar a tu perrito alrededor de los siete u ocho meses de vida. Algunos veterinarios recomiendan esperar a que las perras hayan pasado su primer celo, para asegurarse de que se han desarrollado correctamente.
La esterilización es un procedimiento muy sencillo que evitará problemas de salud posteirores en tu animal y que conlleva otras ventajas. Para las perras, evitarás que durante la época de celo se vean acosadas por los perros del barrio. Si tu amigo es macho, la esterilización evitará que trate de escaparse de casa y que ande triste o nervisoso cuando huela a las hembras en celo.


Como limparle los Ojos a tu perro:



Adoramos a nuestro perro y queremos verle siempre contento y saludable, una tarea que depende en gran medida de los cuidados que le brindemos. Alimentarlo de forma adecuada y mantenerlo aseado es muy importante, en especial en zonas delicadas como los ojos. Pero muchas veces limpiar a nuestra mascota en esta área puede convertirse en un verdadero reto,



Instrucciones:

1- Es importante mantener los ojos de tu perro bien limpios para evitar así la acumulación de lagañas, o el desarrollo de infecciones oculares que pueden resultar muy molestas para el animal. Además evitamos que la mascota, al sentir comezón o incomodidad, intente rascar la zona con sus patas, algo que suele producir muchas complicaciones.

2- Como siempre, la recomendación es que acostumbres a tu perro a este tipo de higiene desde que es cachorro, así evitarás que se ponga nervioso durante el proceso. De cualquier forma tu nunca debes estar inquieto o el animal lo percibirá y no se dejará tocar con tanta facilidad.

3- Toma a tu perro de forma gentil pero sujetándolo con firmeza para evitar que escape. La forma más práctica es sentarlo en tu regazo, pero si el perro es tranquilo puedes limpiar sus ojos sentado frente a él.

4- Sumerge en un pedazo de gasa en solución fisiológica, especial para limpiar los ojos tanto de humanos como de perros, o en manzanilla tibia, y desliza con suavidad de arriba hacia abajo, retirando poco a poco la suciedad. Es mejor hacerlo suavemente y repetirlo varias veces para que los ojos queden bien limpios, que hacerlo una sola vez con brusquedad.

5- Repite el procedimiento con el otro ojo, pero siempre usando una gasa nueva, así evitas que se transmitan posibles infecciones de un ojo a otro.

6- Puedes limpiar los ojos de tu perro dos veces a la semana, a menos que se trate de una raza propensa a acumular lagañas y suciedad, o que tu mascota tenga previos problemas oculares, en ese caso es conveniente limpiar la zona a diario.

7- Al finalizar no olvides premiar a tu perro con una deliciosa galleta especial para canes, de esta forma el animal comenzará a asociar la limpieza de ojos con algo positivo que le trae una buena recompensa, volviéndose más dócil con el tiempo.


Qué hacer si mi mascota se intoxica:




Los perros y gatos son las mascotas predilectas en la mayor parte de los hogares gracias a su carácter despierto y juguetón, y a su enorme capacidad de ser una gran compañía para grandes y chicos. Pero nuestros animales requieren de muchos cuidados para garantizar su salud y seguridad. Más allá de una buena alimentación y ejercicio, es muy importante mantener a las mascotas lejos de plantas y alimentos que pueden resultar tóxicos, y estar preparados para reaccionar en el caso de un accidente.


1- En nuestros hogares existes muchas plantas y alimentos tóxicas para los gatos y también para los perros, que pueden desencadenar reacciones de leves a graves dependiendo de la cantidad ingerida, el tipo de tóxico y el tamaño del animal.

2- Es fundamental que desde pequeño, el gato y el perro sean entrenados para no morder o jugar con las plantas y también para no comer alimentos que se encuentran en el suelo de la calle o de casa. De esta forma evitaremos que ante cualquier descuido nuestra mascota se intoxique.

3- Dependiendo de lo que el animal haya ingerido, los síntomas de la intoxicación pueden variar, sin embargo los más comunes son: diarrea, vómito, exceso de salivación, problemas para respirar e hipertensión. No todos los alimentos o plantas tóxicas producen una reacción inmediata, la mayoría se manifiesta algunas horas después de consumir la sustancia, por eso muchos dueños suelen pensar que se trata de un cualquier enfermedad común y no de una intoxicación.

4- Ante un cuadro similar, es muy importante determinar si es posible que el animal haya consumido alguna planta, alimento o sustancia tóxica que haya quedado a su alcance. Muchos alimentos tóxicos producen simplemente trastornos digestivos que, una vez eliminada la sustancia, no repercuten de forma importante en su salud.

5- Sin embargo en casos más severos notaremos como nuestro animal luce apático y enfermo, en ese momento lo más importante es llevarlo de inmediato al veterinario para una revisión exhaustiva, en especial si sospechamos que ha ingerido algo.

6- Resulta fundamental que si contamos con plantas en nuestro jardín, balcón o dentro de casa, sepamos exactamente sus nombres, de esta forma si el animal se intoxica podremos explicar al veterinario rápidamente cuáles plantas tenemos en casa para que evalué los daños. Del mismo modo si dejamos algún producto o sustancia química a su alcance (productos de limpieza, venenos para eliminar insectos, etc), deberemos apuntar su nombre e informarlo al médico.

7- En la mayoría de los casos nos resulta imposible saber qué dosis ha ingerido nuestra mascota, por eso resulta tan importante trasladarla a un veterinario cuando sospechamos de una intoxicación o en los casos en los que los trastornos digestivos, la salivación excesiva o los problemas respiratorios y cardíacos se presenten de forma insistente. Nuestra rápida y oportuna reacción será importante para resguardar la vida de nuestro animal.

8- Ante una intoxicación el pronóstico normalmente es favorable si el animal es atendido a tiempo, por eso no dudes acudir con tu mascota a un veterinario ante la más mínima sospecha de intoxicación.


Cómo superar la muerte de una mascota:



No importa la edad, asumir la pérdida de una mascota es una de las experiencias más difíciles por las que alguien puede pasar, pero cuando se trata de niños las dificultades se incrementan, pues en ocasiones su relación con la muerte puede ser distante. Si en tu familia están pasando por esta situación.

1- Es necesario saber que el duelo tiene un tiempo determinado en cada persona, y dependiendo del tiempo que hayas convivido con tu mascota y de tus vínculos puedes tardar más o menos en superarlo, en todo caso no hay apuro ni ninguna norma al respecto.

2- Si se trata de la mascota de un niño es necesario explicarle lo que sucedió, hacerle entender que así como las personas, los animales tienen un ciclo de vida, y que le tocó el turno al nuestro. Cosas como que se ha ido a un lugar mejor y que ahora está tranquilo y feliz, aunque parezcan comunes, podrían ayudar a hacerlo sentir mejor.

3- Es importante dejar aflorar tus sentimientos y no caer en la negación, el duelo debe vivirse como tal, no temas hacerlo por que se trate de tu animal. Si sientes la necesidad de salir de la ciudad, viajar o distraerte, hazlo sin dudarlo.

4- Cuando se trata de niños es importante que ellos comprendan ciertas cosas cómo que la muerte es parte de la vida, que ni ellos ni nadie es culpable del asunto, que la ira no es necesaria y que la tristeza que ahora siente también pasará y será sustituida por el amor y el recuerdo de los buenos momentos que vivieron juntos.

5- Quienes han convivido durante años con su mascota necesitan en ocasiones hacer un ritual de despedida, esto es muy recomendable, no temas honrar a tu mascota de la forma que consideres necesaria.

6- Tanto en tu caso como en el de un niño es importante mantenerse distraído para no permitir que la tristeza y la depresión nos invadan. Si bien la nostalgia tiene su tiempo, es necesario esforzarse en superarla.

7- No es recomendable sustituir enseguida la mascota, pues parte del proceso del duelo es asumir que ese animal ya no está. En muchas ocasiones las personas deciden no tener otra mascota, en otros casos con el tiempo le dan la bienvenida a un nuevo compañero, todo dependerá de la personalidad y el sentimiento de cada quien.

8- Si te sientes demasiado afectado por la desaparición de tu mascota, o algún miembro de tu familia se ha visto muy tocado, no dudes en acudir a un especialista que pueda ayudarlos a canalizar sus sentimientos y superar la pérdida


Que enfermedades nos pueden transmitir nuestras mascotas:



Son las consentidas de nuestra casa, y los más fieles compañeros que podemos encontrar. Pero si no reciben los cuidados y las atenciones adecuadas pueden convertirse en un foco importante de enfermedades contagiosas que pueden afectar a nuestra familia. Resulta importante saber cómo cuidar y manipular a nuestras mascotas para mantenerlas saludables y proteger así a nuestra familia.

La Rabia:

Es quizá la enfermedad transmitida por animales más conocida. La rabia constituye un peligro importante para nuestra mascota y para los seres humanos, normalmente los animales de compañía se contagian tras el contacto con animales salvajes, por eso la mejor forma de prevenir que esto ocurra es vacunándolos contra este virus durante sus primeros meses de vida.

La Toxoplasmosis:

La toxoplasmosis no solo es popularmente conocida, sino que además es bastante común. Se transmite al humano a través del contacto con las heces de un gato infectado, que normalmente recibe este virus de los roedores.

El riesgo de la toxoplasmosis se presenta en las mujeres embarazadas, pues el parásito puede llegar hasta la placenta y producir defectos genéticos en el feto. Resulta muy fácil contagiarse si no tomamos las medidas adecuadas, por ello es fundamental manipular siempre las heces de nuestro gato utilizando guantes, cuyo uso también se recomienda al momento de limpiar la caja de arena. Además después de hacerlo debemos lavar muy bien nuestras manos, en especial por debajo de las uñas, para eliminar cualquier rastro de suciedad.

La Toxocariosis:

Se trata de un parásito muy común en los perros cachorros, que además resulta muy resistente. Se transmite a través del contacto con las heces de nuestros perros, ocasionando importantes problemas respiratorios es niños y adultos. Lo recomendable es desparasitar con frecuencia a nuestro cachorro, y ser cauteloso al momento de recoger y manipular los excrementos del animal.

La tiña:

Otra condición muy común que se transmite de nuestras mascotas a nosotros. La tiña es un hongo que se forma en la piel de nuestro perro o gato y que, tras el simple contacto, puede transmitirse al hombre, produciendo hongos como el pie de atleta. En muchas ocasiones el proceso funciona a la inversa, y somos nosotros los que transmitimos la enfermedad a la mascota. Para prevenirla existen vacunas que deben administrarse anualmente al animal.
Enfermedad de Lyme y Leishmaniosis

No por nada las pulgas y garrapatas constituyen un problema de salud importante para nuestra mascota y para nosotros. Este parásito puede contagiar la enfermedad de Lyme, que se transmite cuando luego de haber chupado la sangre de un animal salvaje infectado, la garrapata se instala en nuestra mascota y nos pica a nosotros también.

Esta condición produce diversos síntomas como enrojecimiento de la zona, fiebre, dolor en los músculos, etc. El verdadero riesgo lo padecen las mujeres embarazadas, pues el virus también puede traspasar la placenta y afectar al feto.

La leishmaniosis también puede transmitirse por una picadura de garrapata, con síntomas muy similares a la enfermedad de Lyme, que pudieran complicarse de no ser tratada a tiempo. En la zona de la picadura no solo aparece enrojecimiento, sino que se forma una burbuja que luego deriva es pequeñas costras que pueden llegar a extenderse a las extremidades. Lo mejor para evitarlo es mantener a nuestra mascota libre de pulgas y garrapatas.

Psittacosis:

Los pájaros son mascotas frecuentes, y muchas veces se cree que debido a que no tenemos un contacto tan cercano como el que existe con perros y gatos, no transmiten enfermedades. Pero las aves como los loros y pericos son capaces de transmitir psittacosis, una enfermedad que se produce cuando el ave portadora, a través de sus heces o del polvo de sus plumas, transmite la condición a los humanos, quienes la reciben normalmente a través de las vías respiratorias.

Los síntomas son la tos, el dolor en el pecho, acompañado muchas veces de fiebre, vómitos y dolores musculares. Es importante protegernos al limpiar la jaula y, en el caso de tener muchas aves, usar una mascarilla al momento de limpiar su jaula.

La salmonella:

Muchos de nosotros sabemos que al consumir una porción de pollo o pescado mal cocinado pudiéramos correr el riesgo de contraer salmonella, que produce diarrea, calambres y vómitos, poniendo en riesgo nuestra salud. Lo que algunos no saben es que esta enfermedad también puede transmitirse gracias al contacto de nuestras mucosas con el agua del acuario en el que habitan nuestras tortugas o peces.

Es muy importante tomar precauciones al limpiar los acuarios, además de explicar a los más pequeños que no deben nunca meter a su boca objetos que hayan estado antes en contacto con esa agua.

ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO...TENGO PENSADO HACER UNA SEGUNDA PARTE COMO EN EL TITULO Y ESPERO QUE LE HAYA AYUDADO EN ALGO