Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?








Las glándulas anales de un gato, que tienen el tamaño de una habichuela, se encuentran por debajo del ano en las posiciones (equivalentes a un reloj de agujas) 4 en punto, y 8 en punto. Estas glándulas liberan un olor distintivo cuando el gato defeca, además de secreciones limpias y aceitosas cuyo color varía entre el amarillo y el marrón.








PASOS



- Reúne los materiales. Necesitarás un par de guantes quirúrgicos o de examinación limpios, gasas, agua limpia, una jeringa y, si tu gato es peludo, una herramienta para recortarle el pelo. Probablemente, también necesites que alguien te ayude a sostener a tu gato mientras trabajas.


- Coloca al gato en posición. Pídele a un compañero o asistente que te sostenga al gato, de espaldas a ti.



- Recorta el pelo de la zona del perineo. Si tu gato es peludo, es posible que debas recortar el pelo alrededor del ano antes de continuar.



- Limpia las secreciones secas. Si el ano y las aperturas de las glándulas tienen costras de secreciones secas, enjuágalas con agua y límpialas con cuidado una vez que se hayan ablandado



- Limpia la zona. Utilizando un trozo de gasa húmeda, limpia el ano y los alrededores.





CONSEJOS



  • Habla con un veterinario antes de intentar liberar las glándulas anales de tu gato por tu cuenta. Si notas que hay pus o sangre en la secreción, o las glándulas están muy hinchadas o a tu gato le duele cuando las tocas, no intentes resolver el problema tú mismo: deja que un veterinario se encargue. Estos síntomas indican obstrucciones e infecciones.

  • Es posible los gatos obesos necesiten que les liberen sus glándulas anales más seguido. Esto se debe a que los gatos obesos tienden a no defecar regularmente, y mediante la defecación es cómo se liberan las glándulas de manera natural.