1. Estilo de Vida
  2. »
  3. Mascotas y animales

Historia del Pinscher miniatura

Historia del Pinscher Miniatura


link: https://www.youtube.com/watch?v=ijK8_qnbJgA


Conozca al Pin Min
En Cudham, Inglaterra, junto a la carretera, existe un sendero enlodado, estrecho y bordeado por un seto espinoso que protege la propiedad privada que está al otro lado. Los caminantes que pasan por allí oyen ladridos que llegan de detrás del seto. Se trata de dos perros pequeños, a juzgar por sus voces, pero muy decididos a la hora de dar el toque de alarma. El mensaje dice alta y claramente: «Manténgase a distancia».



Al doblar la esquina descubrirá que el seto se abre hacia un precioso jardín con una entrada y cuya valla está cubierta de flores. Si mira más allá de la puerta frontal verá a los autores de aquellos tenaces ladridos: dos Pinscher Miniatura, uno de color rojo oscuro y el otro negro y fuego. Se mantienen uno junto al otro, con sus cuerpos miniatura tensos para presentar una imagen de mayor ferocidad, mientras le advierten que se mantenga fuera de su jardín. Su talante alerta y orgulloso hacen que uno se olvide de su diminuto tamaño.



De repente, en medio de los ladridos y de todo aquel despliegue de energía, aparece la dueña saliendo de la casa al fondo del jardín, y se dirige a los perros, suave pero firmemente, con un: «¡Basta! ¡Silencio!». Ellos la miran y obedecen, mientras corren a saludarla. La dueña se inclina, los acaricia y sigue hacia la puerta del jardín, en tanto que ellos dan un último ladrido como diciendo: «¡Aquí somos nosotros quienes decimos la última palabra!», y corren nuevamente a apostarse cerca de la entrada.



Mientras usted conversa con la dueña, verá cómo los perros se transforman de fieros guardianes en alegres mascotas, mientras corretean a los pies de su ama. Ella señala al negro y fuego –que resulta ser una hembra– diciendo: «Ésta es Bromley, lleva el mismo nombre del lugar donde nació. Y este otro, mi apuesto diablo rojo, es Midas. Él es el líder del grupo».



Después de un rato de charla, usted se despide de la señora y de sus perros para continuar el paseo. Mientras camina por la carretera, piensa en Bromley y en Midas. No puede menos que admirar su absoluta y obvia autosuficiencia. También admira el amor y el respeto que sienten por su dueña y, por último, le gusta su aspecto. Entonces empieza a pensar que el Pin Min, como se le llama cariñosamente a la raza, pudiera ser un perro perfecto también para usted. Durante largo tiempo ha estado contemplando la posibilidad de adquirir un perro. Y ahora, considerando su estilo de vida, el Pinscher Miniatura parece ser justamente el animal de compañía que ha estado buscando.

Ahora su prioridad es poner manos a la obra y hacer averiguaciones acerca de la raza. Está ansioso por saber más acerca de este resuelto perro que se cree un gigante. Tal vez, muy pronto, tenga usted un Pin Min en casa.

Los orígenes de la raza
El Pinscher Miniatura se originó en el siglo XVIII en las granjas germanas. Se criaba como perro ratonero y probablemente se le haya desarrollado cruzando Galgos Ingleses con Teckels y añadiendo un poco de sangre de Terrier. Contrariamente a lo que se cree, el Pinscher Miniatura no se originó a partir del Dobermann, una raza grande muy semejante que apareció un siglo después. De hecho, el único parecido entre los Dobermann y los Pin Min es que ambos cuentan con sangre Terrier en sus ancestros.



Originalmente, el Pinscher Miniatura fue llamado Reh Pinscher, nombre que hacía referencia a un ciervo pequeño y rojo que vivía en los bosques alemanes. Hasta finales del siglo XIX, la raza fue reproducida sin prestar mucha atención a su homogeneidad. Siempre que el perro fuese pequeño y un eficaz cazador de ratas, se aceptaba como un Reh Pinscher.

En 1895, esta raza inspiró la creación del Pinscher Klub, conocido ahora como el Pinscher Schnauzer Klub. Se redactaron entonces los estándares de perfección racial, se describió en detalle el temperamento correcto y se definieron claramente los colores. Esto marcó el origen formal de esta raza canina tan especial. Fue en esta época cuando la raza fue clasificada oficialmente como miniatura (Toy) por ingleses y americanos. En la actualidad, el Pin Min es llamado, a menudo, «Rey de los Toys». Para la FCI pertenece al grupo II.



Las orejas erectas y naturales se convirtieron en una obligación, mientras que, en los Estados Unidos, se permitían (y aún se permiten) las orejas cortadas. Se exigió el corte de la cola –hoy sólo se admite la natural– y que el pelaje fuese corto, suave y pegado a la piel. Se definieron como colores de la capa: el rojo oscuro, el rojo ciervo (rojo mezclado con pelos negros), el negroy-rojizo y el chocolate-y-rojizo.

El Pin Min fue definido como un vigoroso perro orgulloso con marcha «hackney» y prestancia intrépida. Debía mantenerse alerta y ser grácil, con una firme devoción por su dueño. Además, debía desplegar velocidad y coraje. En otras palabras: se trataba de un perro definido por su actitud, de la cual hacía gala frente al mundo entero.



Estos estándares de perfección han cambiado muy poco desde entonces. Se mantienen como los modelos para la cría de la raza en todo el mundo.

De Escandinavia hacia el resto del mundo
Fue en los países escandinavos donde la raza, más allá de las fronteras de su país de origen, hizo su primera aparición. Aún hoy es un perro muy apreciado en Dinamarca y los Países Bajos. De allí se extendió por Europa (en Italia es todavía una raza predilecta) y alcanzó las Islas Británicas, donde la gente acogió con entusiasmo su vibrante personalidad y gran inteligencia, además de lo sencillo de sus cuidados.

Desde 1905 hasta los comienzos de la Primera Guerra Mundial, la popularidad del Pinscher Miniatura creció rápidamente en la medida en que las personas iban dándose cuenta de las maravillosas características de la raza. No obstante, su cría y la mejora de la raza se estancaron durante la guerra, hasta que, alrededor de 1919 se renovó el interés por él y se reanudó su cría en serio.



Poco tiempo después, algunos inmigrantes alemanes llevaron consigo perros Pinscher Miniatura a los Estados Unidos. Muy pronto, la raza fue presentada en las exposiciones caninas dentro de la clase denominada Miscelánea, y en 1929 se fundó el Miniature Pinscher Club of America con el fin de reconocer oficialmente a la raza dentro del Toy Grup. Su popularidad continuó creciendo durante todo el siglo XX y, hacia 1998, el Pinscher Miniatura se clasificó como la raza número 16 entre las más inscritas en el AKC (American Kennel Club), lo cual significó un enorme salto en el escalafón de la popularidad, si lo comparamos con el número 43 que había disfrutado 20 años antes. De hecho, el Pinscher Miniatura rojo Ch. Rebel Roc’s Casanova von Kurt fue uno de los más excelentes perros miniatura, de todos los tiempos, en los Estados Unidos.

Es interesante anotar que existe una cantidad mucho menor de testimonios artísticos antiguos del Pinscher Miniatura que de otras muchas razas. Este hecho se comprende claramente al considerar que el Pinscher Miniatura fue un perro de granjeros y no de la aristocracia. Los perros de caza, los enormes perros guardianes y las diminutas razas miniatura criadas para acompañar a las damas nobles, aparecen con frecuencia en las obras de arte. Sin embargo, a lo largo de los años, algunos «Min Pin» han sido retratados al óleo y la acuarela, en grabados, esculturas, tapices y alfombras.



Por ejemplo, en 1856, el artista George Earl pintó un retrato al óleo de un Terrier Inglés blanco llamado Prince. Cuando se estudia esa imagen, se puede apreciar el parecido impresionante que existe, excepto en el color, entre Prince y el actual Pinscher Miniatura, incluso con el de orejas cortadas. Por supuesto, la palabra escrita sirve también como documentación sobre la trascendencia histórica del Pin Min.



Aunque los modernos Pins Min tardaron en ser reconocidos en Inglaterra, Lionel Hamilton-Renwick, propietario de un criadero y afamado expositor de perros de raza, contribuyó a popularizarlos. En 1949, Hamilton-Renwick recorrió el continente europeo en busca de una buena base para la cría. Por último, en 1956, los Pinscher Miniatura fueron exhibidos por primera vez en la exposición Crufts. De ahí en adelante, la popularidad de la raza ha ido incrementándose en el Reino Unido.

+1
4
0
4Comentarios