Check the new version here

Popular channels

Los perros lobo y la maldad de la ignorancia

Me entero por un aviso de la venta en mi ciudad, La Plata, de ejemplares de "perros lobo". En realidad se trata de la cruza de hembras de Pastor Alemán Blanco con lobos traídos de reservas de los EEUU. Se trata de un ejemplar de lobo negro plateado y de uno de lobo ártico. Ambos han sido autorizados a ingresar al país para la realización de estudios de conducta y no de cruza para cría como están haciendo.

Lamentablemente ha llegado a la Argentina una moda que sería simplemente extravagante si no fuera porque esos animales terminarán durante sus primeros cinco años de vida sacrificados, abandonados o en una reserva en más de la mitad de los casos, según estadísticas de los EEUU. La crueldad, ignorancia y banalidad del ser humano también se observa aquí.


Una belleza salvaje pero que esconde una gran crueldad


En la publicidad no se muestran los ejemplares aunque abundan imágenes de otros perros lobo como los que acompañan estas líneas. A pesar de que la redacción del artículo es impecable y no mienten en cuanto a su carácter, sólo dicen al pasar la verdad: los perro lobo no sirven para nada más que para el ego de sus propietarios.

Los perros lobo no son una raza en sí, sino una cruza entre dos grupos con un origen común que se remonta a más de 14 mil años atrás. Además de los perros lobo de la moda estadounidense que en general los cruzan con Northern Inuits, Huskys y Alaskan Malamutes, existen otros como el Perro Lobo Checoslovaco, el Perro Lobo Italiano y el Perro Lobo de Saarlos.

La cruza genética ofrecida aquí al 50% ( no voy a explayarme en las diversas posibilidades en la composición genética porque no es el asunto de este post), degrada las características del ovejero alemán y las del lobo. Las crías no sirven para defensa ni guardia al perder el temperamento del ovejero y predominar la del lobo.



El lobo es una animal que caza en manada, temeroso de entrar en riña con pares, presas u otros depredadores ya que por el instinto de preservación sabe que una herida lo dejaría fuera en la lucha por la supervivencia y hasta fuera de la manada.

El perro lobo no ladra como alerta -aúlla por otros motivos-, y por tanto no avisa la presencia de extraños. Es por eso que estos perros lobo no cuidan el territorio de sus dueños ya que el concepto de territorio para el lobo es el del coto de caza, no los límites de un terreno o jardín. Son tímidos en el mejor de los casos y temerosos, en la mayoría de las oportunidades en las que se enfrentan con humanos que no reconocen parte de su manada. Es distante y desconfiado con los extraños pero respetuoso de los chicos y cachorros a quienes tolera situaciones que no permitiría en adultos.

Además no pueden ser adiestrados ni responden a órdenes sencillas (salvo las de su Macho Alfa en cuanto a comida, ubicación en determinado lugar de la casa y no mucho más). Su temperamento salvaje los vuelve impredecibles aunque no necesariamente se convierten en un peligro para las personas y otras mascotas ya que no tienen una agresividad de ataque ni de defensa.



Como mascotas ofrecen una muy pobre interacción con cualquiera que no haya sido identificado como su Macho Alfa, en este caso, su dueño. Por tanto no comparten juegos con adultos, son extremadamente dependientes y exigentes de su amo. Son escapistas ya que buscan instintivamente su coto de caza que en la naturaleza puede ser de hasta 200 kilómetros cuadrados, por ello es que tristemente se los observa generalmente condenados a estar atados.

Aunque la genética de un buen ovejero alemán le otorga cierta estabilidad, el perro lobo sigue siendo lobo, fuerte y longevo. La carencia de cruzamientos le otorga una muy buena salud aunque son propensos a la displasia de cadera. Otra contra es que al ser animales de manada son muy apegados a sus compañeros y es muy difícil adaptarlos a otro grupo de perros y mucho más, cambiar de amo.



El perro lobo es un animal inteligente y activo pero como se dijo más arriba, no sirve para vigilancia, no rastrea ni puede adiestrarse para trabajos simples, no protege a la manada, en fin, no sirve más que para admirar su belleza salvaje.

Por eso que los que los cruzan para su venta siempre hablan de una "relación mística ancestral" y referencian a la cultura de los nativos americanos en la que los lobos son animales sagrados. Además que el auge en la cría y tenencia se da explosivamente en el medio oeste y sur de los EEUU. Allí un grupo de snobistas usan a estos animales para mostrarse, para buscar una distinción que no pueden encontrar en sí mismos, compran y en la amplísima mayoría de los casos terminan abandonando a estos perros lobo.



La buena noticia es que estos perro lobo que se ofrecen en el país cuestan más de 1.500 dólares cada uno, por cuanto no serán muchos los tilingos que arruinen la vida de estos seres sensibles para poder mostrarse en un parque, subir sus fotos al muro de Facebook o tener tema de conversación más allá de sus pequeñas y vacías vidas.

Blog del Ovejero Negro Sólido de Guillermo Bertoldi
0
0
0
2
0No comments yet