Check the new version here

Popular channels

Mi perro me mordio ¿Por que fue?

Mi perro muerde, es más, mi perro me muerde. ¿Es eso lo que te ocurre? Lee este artículo y averigua cómo solucionarlo. 

Cuando nuestro perro nos muerde, podemos considerarlo casi una traición. A menudo las agresiones por parte de los perros se asocian a las llamadas razas peligrosas, pero no siempre es así. La agresión canina puede darse en perros muy diferentes y muy diferentes contextos y el que un perro sea o no agresivo depende de muchos factores y muchos de ellos no dependen del perro sino de nosotros.



¿Es cierto que los perros machos suelen ser más agresivos?


En los casos de ataques a humanos, hay un predominio de los perros machos no castrados  Los machos también suelen involucrarse más a menudo en los ataques por defender el territorio. Sin embargo, la agresión puede ocurrir en una variedad de condiciones, que dependen más de la motivación la agresión que del género del animal. Por ejemplo, las hembras son más agresivas hacia otros perros que los machos, sobre todo, en la época de celo, cuando no aceptan la monta. 
 En un estudio realizado en Canadá, las perras mostraron más respuestas agresivas que los machos y cuanto más pequeña era la perra, mayor era la probabilidad  de haber estado involucrada en un ataque a un ser humano.





Las perras pequeñas son más agresivas

Los machos castrados muestran una menor tendencia a comportamientos agresivos en comparación con los machos no castrados. Si quieres saber más sobre tipos de agresiones en el perro lee esta entrada: Tipos de agresiones en el perro.

Para saber si tu perro es agresivo, puedes realizarle un test de agresividad. Aprende aquí como hacerlo: ¿Es tu perro agresivo? Realiza estos test de agresividad



Influencia del dueño en la agresividad del perro


En un estudio retrospectivo realizado en Chile con perros de raza Rottweiler y sus cruces, se observó que los animales de camadas pequeñas mostraron menos agresividad que los que habían nacido en camadas grandes. Este hecho puede estar relacionado con la disponibilidad de alimentos y / o la atención de la madre. 




En el Reino Unido, la agresividad del perro Cocker Spaniel Inglés fue evaluada mediante una escala de cinco puntos (1 - no agresivo y 5 - muy agresivo). Se encontró que los perros del grupo de Cockers  menos agresivos solían pertener al grupo de propietarios de más de 65 años y presentaban también un historial con mayor frecuencia cepillado y viajes. Los perros del grupo  "más agresivo" solían pertenecer a propietarios con  edades comprendidas entre los 25 y los 34 años. Además, este grupo solía coincidir con una historia de enfermedad del perro en sus primeras 16 semanas de vida y con una menor  frecuencia de viajes.  Los dueños de perros de este grupo de "mayor agresividad ", mostraron un menor vínculo afectivo con sus perros. 




En un estudio realizado en Canadá, la presencia de adolescentes que vivían con el perro y el hecho de que este perro durmiese en la cama de los propietarios en los dos primeros meses que estaban en la casa, influyó notablemente en la ocurrencia de agresiones dirigidas a las personas de la familia. 


Perros que practican deporte con sus dueños, es decir, que tenían un grado de interactividad constante con sus dueños, mostraron una menor agresión, más sociabilidad y más obediencia en comparación con aquellos que sólo tenían contacto con sus dueños en el momento de darles de comer.


El riesgo de ataque por defender los alimentos  es mayor en: perros mestizos, perros que fueron adquiridos ya mayores, casas con más perros, casas  con perros más grandes y perros que recibieron aperitivos en la mesa durante las comidas de las personas. El ataque por defender los alimentos  disminuye  en los perros que practican senderismo con sus dueños todos los días y reciben golosinas durante el entrenamiento. 


Los investigadores han identificado que los factores tales como el hecho de que la persona tenga un perro por primera vez y el cómo se educa a este perro tienen mayor influencia en el desarrollo de la agresión por dominancia que los factores intrínseco al perro como su sexo, raza, edad, tamaño o color de la capa. Así que, aunque tengas el perro más bueno del mundo, tu comportamiento para con él, puede hacerlo más dominante y más agresivo.


Parece que hay una mezcla de causas: perros agresivos de por sí, perros agresivos por la vida dura que han tenido y perros que se hacen dominantes por una mala educación. En estudio de evaluación de  perros que mordían se reveló que estos perros agresivos 
  • fueron predominantemente adquiridos en las perreras, 
  • habían tenido una historia común de fracaso en la socialización primaria con otros perros
  • había un predominio de machos
  • había predominio de perros que eran propiedad de mujeres 
Otro dato curioso: los perros que caminaban con toda la familia eran en su mayoría los que se encontraban en el grupo de víctimas de ataques de otros. ¿Por qué? Quién sabe....


Volvamos a la educación. Cuando el perro muerde por dominancia, es porque  el perro asume rangos más altos en su jerarquía social, rangos que no le corresponden. Digamos que si tu te muestras sumiso y no haces de líder de la manada, el perro tomará ese papel por tí. Viéndolo de una manera muy fría,  el objetivos que tiene el perro es  obtener el control de los recursos en el entorno familiar, es decir, asegurarse la alimentación, la vivienda, juguetes y un lugar para dormir. El perro lo conseguirá portándose bien o siendo dominante. De nosotros depende cual de las dos opciones elija. 


En el comportamiento del cachorro, ya podremos vislumbrar qué tendencia de las dos muestra. El comportamiento dominante se ve a menudo en los cachorros es: 
  • establecer un control de los alimentos, 
  • hacer rodar a otro cachorro exponiendo su vientre, 
  • agarrar al otro cachorro del cuello y 
  • subirse en el otro simulando comportamiento de apareamiento. 
La aceptación o rechazo de este comportamiento, organiza socialmente a estos cachorros. Del mismo modo, el cachorro, debe socializarse con el resto de los perros de su entorno. Los debe conocer y después comenzar a jugar al juego de la dominancia y la sumisión. El sumiso aceptará esas conductas y el dominante no. Al final, se establecerá entre ellos un equilibrio y organización. La mayoría de los perros alternan la conducta sumisa y la dominante en sus encuentros con otros perros, en una especie de juego amable. El problema viene cuando se juntan dos animales muy dominantes. Es algo que debemos evitar.


Hay situaciones que motivan especialmente que un perro muerda por dominancia:
  • cuando se molesta al perro mientras duerme, 
  • cuando se le tira de la cola para corregir al perro,
  • cuando se  le tira de la cabeza  para ponerle su collar,
  • cepillar al perro, 
  • hacer frente a otro perro, 
  • llevar un bozal
  • usar el castigo físico etc..

Las causas patológicas de la agresividad en los perros


Cuando un perro muerde, es importante descartar causas médicas como tumores, infecciones, enfermedades trastornos hormonales o neurológicos. 

En un estudio  con una población de perros que tenían problemas de conducta se vió que existían problemas de tiroides en el 61%, con una correlación significativa entre la disfunción de la tiroides y la agresión dirigida a personas. Por tanto, si tenemos un perro agresivo, convendría descartar que tiene un problema de tiroides, antes de juzgarlo de manera injusta.








Otro estudio de ocho animales con antecedentes de agresión, reveló que tres tenían lesiones en áreas del sistema límbico del cerebro.


También hay que saber disculpar las agresiones debidas al dolor que puede producir en ellos un tratamiento veterinario. Son muchísimos los perros con malas experiencias que asocian a la visita del veterinario. Los perros lo recuerdan y se defienden. Son agresiones muy limitadas y el veterinario sabe controlarlas y dsiculparlas. También, los perros con antecedentes de tratamiento de alguna enfermedad de la piel presentan una mayor tendencia a morder a miembros de la familia, lo que puede estar relacionados con los medicamento que se utilizan para el tratamiento (corticosteroides y / o antihistamínicos). Estos tratamientos largos, producen irritabilidad en el animal, por que les producen picor o dolor y no pueden dormir. Es normal que el animal no se fíe después.....

Por último, te recomendamos que leas este artículo científico de revisión sobre las estadísticas de agresiones en los perros:
0
0
0
0
0No comments yet