Check the new version here

Popular channels

Pedicura para tu mascota

Aprende a cortar las uñas de tu mascota ¡en casa!

Acortar las uñas de tu perro o gato es una tarea necesaria, no solo para proteger su salud, sino también para mantener el sofá, las sillas y tus mantas a salvo. Si aprendes estos simples consejos, podrás hacerlo tú misma



¿Por qué cortar las uñas de tu perro?

Deberías cortar sus garras cada tres o cuatro semanas, ya que pueden producirle problemas de salud si crecen demasiado, señala la experta en cuidado canino Kathy Salzberg al portal canino Dog Channel, ya que:



- Podrían curvarse alrededor de la pata y punzar su almohadilla, causando dolor y hasta una infección.

- Pueden interferir en su forma de caminar, generándole molestias en los pies, así como uñas quebradas, sangrado y dolor en las piernas y las caderas, al no poder caminar bien.

- Si no las cortas, le cambiarán su forma de apoyo, provocándole tensión en sus articulaciones y ligamentos
.




¿Cómo hacer?

Sigue los pasos aconsejados por la organización Animal Sheltering (en español, Refugio Animal):

1. Elige un alicate que te resulte cómodo y que sea filoso, y tenlo preparado para el momento del corte.

2. Haz que tu perro se recueste en el piso o se siente, y luego trabaja con una pata a la vez. Si tu perro es grande o si se resiste, haz que se siente y pídele a alguien que lo sostenga por detrás y le rasque debajo de las orejas para darle seguridad y tranquilizarlo.

4. Recuerda que solo debes quitar la punta de las uñas ya que, en los perros, las terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos continúan dentro ellas. La clave es recortar de a poco hasta que notes un pequeño círculo oscuro dentro de ella.

5. Si accidentalmente cortas demasiado y comienza a sangrar, presiona la punta de la uña o sumérgela en polvo astringente, y asegúrate de que el animal se quede quieto por unos instantes. Llévalo al veterinario.

6. Prémialo por su buen comportamiento
.



¿Por qué cortar las uñas de tu gato?

Los gatos son cazadores excepcionales, escaladores y especialistas en defensa personal, en gran parte gracias a sus garras, explica la Sociedad Americana de Prevención de la Crueldad hacia los Animales (ASPCA, por sus siglas en inglés).

Aunque un gato de interiores no tiene necesidad de usarlas, querrá afilarlas contra superficies gruesas para eliminar la capa exterior de las mismas. Además, las utilizará como juego, lo que puede representar un peligro para ti y tu familia.




Sigue estos pasos

El portal deASPCA sugiere ser muy cuidadoso al cortar las uñas de un gato:

1. Escoge una habitación tranquila y ubícalo en tu regazo. Hazlo cuando esté relajado e incluso somnoliento.

2. Con suavidad, coloca una de sus patas entre tus dedos y masajéala mientras cuentas hasta tres. Si quita la pata, no aprietes ni presiones, solo sigue su gesto, manteniendo un contacto suave.

3. Mientras masajeas uno de sus dedos, presiona suavemente la almohadilla en esa zona. Cuando la uña se extienda, corta. Luego, suelta y dale rápidamente un premio.

4. Ten en cuenta que la parte rosada de la uña es donde terminan sus nervios y vasos sanguíneos, por lo que no deberías cortarla. Recorta solo la parte blanca de la garra.

5. Si tu gato no se dio cuenta del primer corte, toma un segundo dedo, pero no recortes más de dos garras en una sesión, al menos hasta que se sienta cómodo con el procedimiento.

Eso sí, si tienes dudas sobre cómo cortar las uñas de tu mascota, consulta siempre con un veterinario.




0
0
0
1
0No comments yet