About Taringa!

Popular channels

Todos hemos matado un gato alguna vez...

Ojo, leer todo el posts antes de criticar o sacar conjeturas erróneas....

Mi nombre es Liliana y mi compañera es Karen, ambas somos amantes a morir de los animales, y cuando me refiero a morir es porque moriríamos y moriremos defendiendo a cada animalito que encontremos en la calle... en especial los gatos, vivimos en un apartamento no muy grande que consiste en otras tres personas adultas y cinco gatos, normalmente las personas se asombran al saber que tenemos cinco gatos, pero a nosotras nos parecen pocos porque quisiéramos poder adoptar a muchos más, pero claro, el limite económico básicamente hoy en dia no da mucho para una persona promedio, literalmente no se vive sino se sobrevive cada dia como se puede, en fin...



Nuestros cinco gatos tienen nombres japoneses porque suenan extraños, unicos y porque nos gustan, Misaky, Ryu, Yue, Mitsu y Runny, Runny es el unico gato en nuestra familia que no tuvo nombre japones la razon es que a el lo adoptamos cuando el ya tenia 2 años de edad, lo recogimos de la calle, pero antes de poder atraparlo corría mucho para escaparse, por ello le colocamos Runny, la verdad es que fue un gran cambio para el y para nosotros, al principio no fue fácil, dormía mucho porque quien descansa en la calle sabiendo que corre cualquier clase de peligros, y me perturba mas lo que las personas pueden hacerle a un gato, se escapaba porque le hacia falta sentirse libre y estar entre los carros, pero con el paso del tiempo regresaba cada vez mas pronto y con los demás gatos intentaba llevársela bien, ya ha pasado mucho tiempo desde que lo adoptamos y es el gato mas agradecido y tierno que hemos conocido en el mundo, actúa con respeto y ternura, le hace saber a todos que el quiere estar aquí, eso nos conmovió mucho a nuestra familia,



en especial a nosotras dos, tantas personas que temen adoptar porque los animales tienen mas años o por el simple hecho de vivir en las calles, y pensamos si Runny nuestro gato es un animalito con ese corazón inmenso porque no ayudar a otros, lo peor es que realmente no contamos con nada de dinero, ni carro, ni casa, ni nada, pero queremos ayudar, hasta el momento ya hemos ayudado a seis u ocho gatos, todo comienza por encontrarlos de camino a cualquier parte y no podemos dejarlos ahí, así que como sea intentamos atraparlos, meterlos a escondidas a nuestro cuarto, que básicamente es 2 metros por 2 metros, y mover redes sociales hasta que alguien en alguna parte de Bogotá Colombia, le nazca de corazón adoptar a el gatico, rebuscamos dinero con monedas o lo que encontremos para poder transportarlo a su nuevo hogar y básicamente cuando hablamos con la persona, cuando vemos su expresión de alegría para este nuevo miembro de su familia, se nos llena el corazón de alegría y eso nos vale mucho mas que cualquier otra cosa,




Pero así como hay cosas muy positivas tambien hay cosas muy negativas que nos parten el alma, hace un año había un gato rondando por nuestro barrio, el estaba abandonado y pasaba su vida debajo de los carros, en los motores de los buses etc... en ese tiempo todavía estaba un poco gordito, no diré que bien pero estaba mucho mejor, siempre lo veíamos pero como no teníamos como ayudarlo aparte de darle un poco de comida no sabíamos que hacer, hubo unos meses en donde no volvimos a verlo, pero hace un mes lo volvimos a encontrar y era un gato totalmente diferente, con una cara muy hinchada, un cuerpo extremadamente flaco, llorando de hambre, de dolor, de abandono, le ofrecimos comida y el sintió mucha confianza, como si supiera que no queríamos hacerle daño, tomamos fotos, buscamos por redes sociales, por cielo y tierra alguien que lo adoptara y pudiera darle una mejor vida, gracias a las personas que difundieron nuestra publicación una joven decidió ayudarlo, lastimosamente llegaron las malas noticias tan rápido como llego la alegría de que ella lo adoptara, le hicieron exámenes, y se descubrió que estaba enfermo de Leucemia y SIDA, el veterinario no pudo hacer nada por el y finalmente para que el gatico no sufriera mas se le practico la eutanasia, sin embargo esa joven le dio el dia quizás mas feliz a ese gatico, le dio cuanta comida quiso, durmió en una cama cómoda... con alguien que lo cuidaba y lo mimaba, como siempre debió ser,




Pienso: Todos hemos matado un gato alguna vez solo porque no hicimos nada cuando en verdad podíamos ayudar, cuando sin dinero podíamos hacer algo pasamos de largo lo que el estaba sufriendo porque nadie hizo nada.

El punto de este posts, no es que alguien me lea y se entretenga por un momento y ya, el punto es contarle que aun sin dinero, sin carro, sin casa, sin nada usted puede hacer algo por ese animalito, por ese gato, por ese perro etc... que en este momento merodea por su barrio, todos podemos ayudar, tan solo con que usted ayude al menos un solo gato en este vida sabrá lo que es cambiar y darle una nueva oportunidad a un ser que realmente lo merece.
2Comments