Check the new version here

Popular channels

Una chica se despide de su perra de 16 años de la manera...

Por muy triste y duro que sea, hay formas bonitas de decir adiós…

Cuando María Sharp, una fotógrafa de 23 años, se dio cuenta de que su perra y compañera de vida Chubby tenía ya 16 años de edad y por su estado de salud tardaría poco en morir decidió celebrar su vida posando para una reconfortante y conmovedora sesión de fotos hecha su amiga, la también fotógrafa Suzanne Price.

María buscó todas las fotos antiguas que tenía con Chubby desde que llego a su vida, cuando sólo era una niña de 7 años de edad. La perrita falleció poco después de la sesión fotográfica pero es reconfortante ver que sus últimos momentos los paso en brazos de su dueña recibiendo ese amor que siempre las unió.




El día que Chubby llegó a casa, María estaba realmente emocionada, ¡por fin tendría algo propio qué cuidar y amar!




Sus fotos preferidas son las que carga a Chubby en brazos, todavía de adulta seguía cargándola, a pesar de que ella nunca fue aficionada a los brazos asfixiantes de su dueña…




María para Chubby era mucho más que una amiga, era esa hermana mayor con la que creció.





Cuando fue adulta le encantaba dormir en el baño…



Era increíblemente amorosa y cariñosa incluso con aquellos a quien no conocía





Fiel compañera en los buenos y malos momentos…




Pero por ley de vida con los años el deterioro de Chubby fue evidente, primero le detectaron cataratas




Después perdió su audición, la fuerza de sus patas, y comenzó a tener problemas para dormir…



Empezó a vomitar y dejar prácticamente de comer, aunque le recetaron un medicamento para las náuseas, no fueron muy efectivos.



Fue entonces cuando María Sharp decidió hacer una sesión fotográfica para despedirse de su mascota, pues al parecer, no le quedaba mucho tiempo a su lado.



A Chubby se le realizaron estudios de sangre, y los resultados fueron buenos; por lo que su dueña decidió tómarle rayos X. Fue cuando se dio cuenta que tenía cálculos biliares.



La cirugía era la única solución para que su mascota mejorara, sin embargo, sabían que estaba muy débil para soportarla.



“Tomamos la decisión de que lo mejor era dejarla ir. Estoy escribiendo esto antes de que muera, porque sé que si espero hasta que ella se haya ido mi cerebro estará destrozado y no seré capaz de escribir a través de tantas lágrimas”



Descansa en paz Chubby




Porque tienen que morir, yo quiero que vivan eternamente, sean nuestros tutores de como ser como ellos....te extraño lukas...

0
12
0
0
12Comments