About Taringa!

Popular channels

El cáncer de colon se puede prevenir

El cáncer de colon es el segundo en frecuencia, tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, muchos desconocen que la medicina brinda los medios para detectarlo a tiempo. La videocolonoscopía, un estudio que permite “encontrar” pólipos que a la larga pueden degenerar en cáncer, es recomendada por los especialistas a partir de los 50 años, siempre que no existan síntomas ni factores de riesgo, porque en esos casos, como cuando hay antecedentes de la enfermedad en la familia, los estudios deben anticiparse.

Si un familiar de primer grado (padres o hermanos) o dos familiares de segundo grado (tíos o abuelos) tuvieron cáncer de colon la videocolonoscopía debe realizarse en forma regular a partir de los 40 años, según mencionó a La Capital el gastroenterólogo Daniel Berli, profesor adjunto de la Cátedra de Gastroenterología de la UNR y presidente de la Federación Argentina de Gastroenterología (Fage). El médico, además de apuntar a la prevención secundaria (estudios), hizo hincapié en la importancia de tener hábitos alimentarios saludables: “Es necesario moderar el consumo de carnes rojas, chacinados, carnes muy cocidas o en contacto directo con el fuego y sumar una dieta rica en fibras, vegetales y frutas frescas”, remarcó.


Berli respondió a una serie de inquietudes respecto de la incidencia del cáncer de colon en la Argentina, sus consecuencias y tratamientos vigentes.

   —¿Cuál es la frecuencia de cáncer de colon en el país?


   — En la Argentina no se cuenta con un Registro Nacional de Cáncer. Pero tomando como referencia algunos datos que circulan en el país y extrapolando datos de países con prevalencia de cáncer similares al nuestro, es posible decir que el de colon constituye probablemente la segunda neoplasia en frecuencia tanto en varones como en mujeres, detrás del de pulmón en hombres y de mama en mujeres. Si consideramos a ambos sexos simultáneamente, el cáncer de colon ocupa el primer lugar en incidencia y representa la segunda causa de muerte por cáncer. Es una enfermedad sumamente frecuente y de gran importancia en el diseño de políticas de salud pública. La mayoría de estos tumores son esporádicos pero un pequeño porcentaje corresponde a formas hereditarias como la poliposis adenomatosa familiar (1%) y el cáncer colorrectal hereditario no asociado a poliposis (2,5%).

   —¿Quiénes son más proclives a padecerlo?


   —Si bien es ligeramente más frecuente en varones es un cáncer frecuente en ambos sexos. Su incidencia aumenta en individuos mayores de 50 años. Todos aquellos con familiares de primer grado o segundo grado con pólipos o cáncer de colon tienen más riesgo de desarrollar la enfermedad.

   —¿Qué estudios y desde qué momento de la vida son necesarios para detectarlo?


— Ante todo la prevención primaria. Se recomienda moderar el consumo de carnes rojas, carnes procesadas (chacinados), carnes muy cocidas o en contacto directo con el fuego. Consumir una dieta rica en fibra, vegetales y frutas frescas. Moderar no significa eliminar sino lograr que la dieta sea variada y equilibrada. Hay que evitar el consumo de tabaco y alcohol, el sobrepeso y la obesidad, recomendaciones útiles también para prevenir otros cánceres. Para la prevención secundaria se recomienda la realización de una videocolonoscopía tanto en hombres como en mujeres a partir de los 50 años si no existen síntomas ni factores de riesgo.

   Si un familiar de primer grado o dos familiares de segundo grado tienen cáncer o pólipos de colon se recomienda realizar la videocolonoscopía a partir de los 40 años. La videocolonoscopía es un estudio no exento de riesgos pero la incidencia de complicaciones graves es baja. Su realización disminuye en un 60 al 70 % la posibilidad de muerte por cáncer de colon. En pacientes en los que la colonoscopía no sea conveniente se puede realizar una colonoscopía virtual (por tomografía).


   —¿Cuándo se indica un análisis genético?


   —Es útil cuando se sospecha una poliposis adenomatosa familiar o un cáncer colorrectal hereditario no asociado a poliposis pero no todavía para los casos esporádicos.

  —¿Y la sangre oculta en materia fecal?


   —La determinación cada uno o dos años de sangre oculta en materia fecal colabora en la detección precoz.

  —¿Suelen preocuparse más los hombres que las mujeres?


   — En general se observa que ambos manifiestan preocupación por el tema. Sin embargo la información llega por ahora sólo a los grupos más instruidos. Es fundamental que la información también llegue a las clases sociales de bajos recursos.


   —¿Hay novedades en el tratamiento?


   —El tratamiento consiste en la resección endoscópica o quirúrgica de los pólipos (lo que llamamos estadío precanceroso) o en una cirugía, en caso de que ya se haya desarrollado un cáncer. Con respecto a la cirugía hay ocasiones en que incluso es posible hacerlo por vía laparoscópica (con incisiones mínimas), aunque esta técnica no es aplicable en todos los casos.

   —¿Cuál es el pronóstico?


   —Cambia según el estadio de la enfermedad. En el caso de los pólipos la curación es total al resecarlos. En el caso de que ya haya un cáncer establecido hay muy buen pronóstico si está en un estadío temprano. Por ello es fundamental la detección precoz.

fuente: http://www.lacapital.com.ar/ed_salud/2010/3/edicion_73/contenidos/noticia_5250.html
0No comments yet