Popular channels

Mix de Noticias ( 5 ) de America del Norte




Sistemas de misiles Patriot en el Báltico, ¿un doble juego de EEUU?



Con desplegar los misiles Patriot en los países bálticos, donde se celebrará este verano una maniobra militar conjunta, Washington trata de complacer a los líderes de los Estados bálticos. Sin embargo y al mismo tiempo, teme a las posibles medidas de represalia por parte de Moscú, según declaró a Sputnik el experto militar Iván Konoválov.

A su vez, el secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, quien ha llegado a Lituania para una visita, indicó que Washington está dispuesto a defender a los países del Báltico.

"Los sistemas de defensa antimisiles que desplegamos aquí son necesarios, puesto que Rusia también desplegó su infraestructura militar en la región, y lo sabemos. Solo queremos garantizar la soberanía de los Estados", expresó Mattis durante una conferencia de prensa tras su reunión con la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite. Agregó también que EEUU "lo hace cuando lo considera necesario". Por su parte, la mandataria lituana subrayó la necesidad de la presencia permanente de los militares de EEUU en los países bálticos.
Actualmente, el país norteamericano tiene desplegados en Lituania varios tanques Abrams y vehículos de combate Bradley. La OTAN tomó una decisión de reforzar el flanco oriental de la Alianza en Europa debido a las solicitudes por parte de Letonia, Lituania, Estonia y Polonia.

De acuerdo con Konoválov, en un futuro próximo, la región báltica podría convertirse en la zona más militarizada de Europa.

"Pese a que tienen presupuestos militares muy pequeños, los tres países bálticos [Letonia, Lituania y Estonia] gastaron en 2014 1.000 millones de dólares en materia militar, y desde aquel momento, los gastos siguen aumentando, así que podrían gastar hasta 2.000 millones de dólares para el año 2020", subrayó.

El experto aseveró que las solicitudes de los países bálticos para el despliegue de los sistemas antiaéreos estadounidenses pueden enfrentar el obstáculo de una posible respuesta por parte de Rusia.
"Los estadounidenses no pueden negar a sus aliados, pero, al mismo tiempo, no quieren desplegar los sistemas de misiles de manera permanente, puesto que esto va a molestar a Rusia. Saben que esto podría convertirse en la gota que colme el vaso. Y, ya que entienden perfectamente que la respuesta de Rusia podría ser severa, tratan de equilibrar", concluyó.


Fuente


------------------------------------------------------



El Pentágono no está preparado para una nueva carrera armamentista



La globalización de la tecnología ha desencadenado una carrera armamentista completamente nueva para la cual el Departamento de Defensa de EEUU no está preparado, señala Sandra Erwin, columnista del diario estadounidense The National Interest.

Los generales y almirantes del Pentágono están preocupados por el ambicioso plan de modernización militar de China, asegura la autora.

"Una potencial o futura guerra en el Pacífico Occidental podría implicar el uso de misiles y submarinos chinos capaces de superar al Ejército de EEUU".

Según Erwin, China ha mostrado un voraz apetito por las tecnologías de Silicon Valley —la realidad virtual, los robots, la inteligencia artificial y los sofisticados algoritmos predictivos—, que se convirtieron en elementos esenciales de la nueva oleada de sistemas militares.
Mientras tanto, el Pentágono sigue buscando métodos tradicionales de innovación, trabajando con un grupo limitado de empresas de la industria de defensa cuyo modelo de negocio hunde sus raíces en la contratación pública.

En respuesta al desarrollo de China y al resurgimiento de Rusia como potencias militares, el Gobierno de Obama buscó revolucionar la burocracia del Departamento de Defensa. El Pentágono abrió centros de alcance tecnológico en Silicon Valley, Boston y Austin en 2015 y 2016. Buscaban atraer a empresas emergentes y otras compañías "no tradicionales" del mundo comercial.

La Administración Trump —con muchos puestos de trabajo aún vacantes en el Pentágono— ha insinuado que seguirá impulsando estos esfuerzos, pero la industria de la tecnología se ha desarrollado hasta ahora de manera menos entusiasta que la venta de los productos de vanguardia para el Gobierno.
Mientras tanto, "China está comprando la tecnología a un ritmo rápido", señala Tim Greeff, empresario tecnológico que ahora es CEO del National Security Technology Accelerator, consorcio sin ánimo de lucro que conecta las agencias gubernamentales con el sector privado.

Es sorprendente que en áreas como la robótica y la inteligencia artificial, las corporaciones multinacionales como Google y Facebook y los compradores gubernamentales de países como China "lleguen allí antes que el Gobierno de Estados Unidos", observa. Aun sin saber específicamente qué es lo que el gigante asiático busca, "es seguro que si obtienen primeros la tecnología, serán primeros en obtener la ventaja".

No es difícil imaginar cómo China podría aplicar la tecnología del mercado civil con fines militares. Con los sistemas de realidad virtual, el entrenamiento de las fuerzas militares podría ser más preciso y rápido. Utilizando la tecnología avanzada de propulsión del sector espacial, sería posible fabricar misiles, capaces de llegar a cualquier parte del mundo en una o dos horas. Y con máquinas inteligentes y robots se podría construir submarinos que patrullen los océanos de manera autónoma.
Los líderes del Departamento de Defensa estadounidense saben qué necesitan los militares para modernizarse y mantenerse por delante de otras potencias, opina la autora. Sin embargo, el sistema de compra del Pentágono es un importante obstáculo, aclara.

Las tecnológicas que no están establecidas como contratistas federales tienen poca o ninguna motivación para vender productos al Departamento de Defensa, explica Meagan Metzger, fundadora de DCode42, compañía que ayuda a las empresas a comercializar sus productos.

"¿Cuántos inversores o accionistas van a querer esperar años para un contrato del Pentágono cuando puedan vender a China esta semana?", se pregunta.

Otro obstáculo para las 'startups' es que el Pentágono tiende a querer trabajar con contratistas establecidos que hablan 'el idioma del Gobierno' y saben cómo seguir las reglas de contratación del Pentágono. La mayoría de los contratistas federales no está motivada para traer tecnología de vanguardia. "Ganan mucho dinero haciendo lo que hacen", explica.
Una buena noticia para el Pentágono es que no todas las tecnológicas están evitando al Gobierno. Algunos están cansados de desarrollar aplicaciones para móviles y están buscando un desafío más significativo, señala Metzger.

La autora del artículo subraya que la explotación de los productos de alta tecnología a favor de EEUU podría ayudar al país norteamericano a competir con potencias como Rusia y China.


Fuente


------------------------------------------------------



CIA abre un centro operativo sobre Corea para hacer frente a la amenaza de Pyongyang



La Agencia Central de Inteligencia de EEUU (CIA) abrió un centro operativo para Corea destinado a dar respuesta a la amenaza nuclear y misilística que representa el Gobierno de Corea del Norte, sostuvo un comunicado de la organización.

"La CIA ha establecido un centro operativo para Corea con el fin de potenciar la totalidad de recursos, capacidades y facultades de la agencia en la respuesta a la amenaza nuclear y de misiles balísticos que entraña Corea del Norte", dice el comunicado.

La agencia de espionaje puso al frente del nuevo centro a un funcionario veterano en acciones operativas que cumplirá funciones de director adjunto para Corea y supervisará sus operaciones, según el comunicado.
"La creación del nuevo centro nos permite integrar y dirigir de forma expresa los esfuerzos de la CIA contra las graves amenazas a EEUU y a sus aliados que proceden de Corea del Norte", dijo el director de la agencia, Mike Pompeo, citado en el boletín de prensa.

Pompeo hizo una visita no anunciada a Corea del Sur este mes para discutir con las autoridades de ese país respecto de Pyongyang.

La situación en la península de Corea ha escalado en los últimos meses, a raíz de que el Gobierno norcoreano llevó a cabo varios ensayos nucleares y lanzamientos de misiles.


Fuente


------------------------------------------------------



¿Es el caza estadounidense F-35B “hijo” del ruso Yak-141?



El F-35B se dio a conocer casi 12 años después del Yak-141. ¿Es el caza estadounidense, desarrollado en los 90, una copia del caza militar soviético? RBTH intenta averiguarlo.

En el ámbito de los aviones militares de despegue y aterrizaje verticales (VTOL, por sus siglas en inglés) desarrollados por primera vez en los años 60, pocos cazas tienen tanto en común como el Yak-141 ruso y el F-35B estadounidense.

Gracias a su capacidad para despegar desde pistas de pequeño tamaño y quedarse colgando en el aire, los aviones VTOL prometían convertirse en todo un hito del desarrollo de la aviación militar.

Los modelos más conocidos y exitosos (no sin algunos defectos) fueron el British Aerospace Sea Harrier, el Yak-141 y el F-35B.

El Yak-141 se desarrolló en la URSS en los años 70.

El país socialista,que no tenía grandes portaaviones como EE UU, buscaba crear un caza que pudiera despegar desde pistas pequeñas, como helipuertos, o cruceros antisubmarino del proyecto 1123, como el Moskva, el Leningrad o el Kiev.


Yak-141.


El caza Yak-141 superó a sus predecesores (el Yak-36 y el Yak-38), así como a sus homólogos extranjeros (Harrier, Dassault Mirage IIIV) y participó en la pugna por convertirse en el mejor caza VTOL naval.

Pero el destino no favoreció al avión soviético. Su alta tasa de accidentes, la caída de la URSS y el consiguiente corte de financiación cerraron el proyecto. El caza tenía cuatro prototipos, pero nunca comenzó a producirse en serie.

En 1995 el fabricante de armas estadounidense Lockheed Martin se ofreció a colaborar con la oficina de diseño Yakovlev (desarrolladora del Yak-141). Esta colaboración duró un año, pero fue un paso emblemático y el primer caso de cooperación técnica militar entre dos antiguos enemigos irreconciliables.

La oficina de diseño Yakovlev facilitó a Lockheed Martin toda la documentación técnica del Yak-141.

Poco tiempo después, EE UU presentó un prototipo del caza VTOL que más tarde se conocería como el F-35B. El avión guardaba un parecido sorprendente con el Yak-141 soviético.

Similitudes y diferencias


El diseño y el plano del Yak-141 y del F-35B son casi idénticos. La ubicación del compartimento para el ventilador vertical y la ubicación de las barras de la cola respecto al motor de elevación son las mismas en ambos aviones.


link: https://www.youtube.com/watch?v=WybwlN_UCVI
En el video: Yak-141.


Sin embargo, el despegue vertical del F-35 es considerablemente distinto del despegue del caza ruso.

El Yak-141 realizaba un despegue vertical porque tenía tres motores de turbina: un motor A R79V-300 con una tobera giratoria y dos motores RD-41 de sustentación instalados en un compartimento detrás de la cabina.

Los diseñadores del F-35B siguieron un modelo relativamente sencillo y eficaz utilizando un ventilador impulsado por un motor de elevación con tobera giratoria.

La cooperación técnica militar entre Lockheed Martin y Yakovlev en los 90 influyó sin duda en la creación del F-35B. Los estadounidenses aprendieron mucho de sus socios soviéticos. Sin embargo, decir que el F-35B es una copia del Yak-141 es una exageración. El F-35B es un modelo único.

¿Hay futuro para los VTOL?


Para que la aviación VTOL se convierta en un pilar de las Fuerzas Aeroespaciales rusas es necesario crear más tecnologías avanzadas.

Los cazas VTOL ofrecen ventajas indiscutibles, como la posibilidad de despegar y aterrizar sobre pequeñas zonas del mismo tamaño que el avión, así como la capacidad de mantenerse estáticos en el aire, girar y volar en dirección lateral.

No obstante, los factores negativos superan las características positivas.

Para pilotar este tipo de aviones se requiere especialistas altamente cualificados.



El experto militar Dmitri Litovkin comenta a RBTH que el principal inconveniente del uso de aviones VTOL es el hecho de que los despegues y aterrizajes verticales son prácticamente imposibles de controlar actualmente.

En el pasado, las intensas ráfagas de aire en el momento de aterrizar sobre un portaaviones pequeño provocaron un gran número de accidentes en la armada soviética, añade el experto.

Los cazas VTOL tienen menos capacidad y autonomía de vuelo que los demás cazas. Existe también el factor económico, ya que los despegues verticales consumen una gran cantidad de combustible.

Además, el diseño de este tipo de aviación es muy complejo y costoso.
El F-35B se utiliza actualmente en el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. El precio de un F-35B, según el acuerdo firmado en 2017 entre Lockheed Martin y el Departamento de Defensa de EE UU, es de 122 millones de dólares, un precio más alto que el de las otras versiones del avión: El F-35A cuesta 94,6 millones de dólares y el F-35C- 121 millones de dólares.

Por otro lado, los F-35B que utilizan los Marines de EE UU no ponen en práctica sus capacidades únicas, despegan y aterrizan en las pistas de tamaño estándar de los portaaviones.

EE UU está sustituyendo paulatinamente los cazas VTOL por convertiplanos, como el Bell V-22 Osprey.

Según Litovkin, Rusia no tiene planes para desarrollar la aviación VTOL militar en un futuro inmediato. Los aviones Su-33 y MiG-29K pueden despegar desde pequeñas superficies, por lo que pueden operar en pequeños aeródromos o en las pistas cortas de los portaviones.

EE UU no tiene ningún avión de estas características, añade Litovkin. Además, el helicóptero ruso Mi-26 puede desempeñar las mismas funciones que el Bell V-22 Osprey.


Fuente


------------------------------------------------------



Así es el submarino más rápido y silencioso de la Armada de EE.UU.



EEUU presentó al público la nueva generación de submarinos de la clase Virginia Block III. El nuevo sumergible representa una ‘respuesta’ de Washington a los planes de Rusia de construir un submarino aún más largo que los famosos Akula rusos

Los submarinos clase Virginia (o clase SSN-774) es una serie de submarinos nucleares de ataque (SSN) en servicio en la Armada de los Estados Unidos desde 2004. Los submarinos clase Virginia están diseñados para afrontar un amplio espectro de misiones en ambientes oceánicos y litorales. Se concibieron como una alternativa menos costosa que los submarinos nucleares clase Seawolf, diseñados durante la Guerra Fría. Los Virginia reemplazarán a los submarinos más antiguos de la clase Los Ángeles, 19 de los cuales ya han sido dados de baja de un total de 62 construidos.

Mientras flota parcialmente sumergido en las heladas aguas atracado a un muelle en las instalaciones de General Dynamics, el primer submarino de ataque del bloque III de la clase Virginia de la Us Navy, está siendo ultimado para iniciar sus pruebas de mar, previas a la obtención de sus certificaciones y entrega a la armada. Las unidades SSN-784 a SSN-791, constituyen el bloque III. Esta serie de la clase Virginia, incluye un rediseño de la proa y la introducción de tecnología de la clase Ohio.



El novedoso submarino estadounidense será el más rápido y, al mismo tiempo, el más silencioso de la Armada de EEUU. Los submarinos de la clase Virginia son capaces de lanzar misiles de crucero Tomahawk, así como de realizar operaciones de desembarco submarinas de infantes de Marina —los famosos SEAL—. Por sus características generales, el nuevo submarino figura entre los equipos bélicos marítimos más letales de EEUU.

Está equipado con 12 tubos de lanzamiento de misiles verticales y cuatro tubos lanzatorpedos de 533 mm. El sistema de lanzamiento vertical, por ejemplo, tiene capacidad para lanzar 16 misiles crucero Tomahawk en una sola salva. Asimismo, el submarino cuenta con capacidad para un máximo de 26 torpedos pesados Mk48 ADCAP mod 6 y misiles anti-buques submarinos Harpoon para ser disparados desde los tubos de torpedos de 21 pulgadas. Además, también pueden ser instaladas minas Mk60 CAPTOR.

Como paso previo antes de entregar formalmente el barco a la Armada para iniciar su servicio, los ingenieros de la Electric Boat de General Dynamics y el personal de la marina están probando la electrónica, el cableado, los tubos de lanzamiento de misiles y los sistemas de propulsión a bordo del submarino, explicó Kurt Hesch, vicepresidente del área de los submarinos clase Virginia de General Dynamics.

El USS North Dakota, es el primer submarino del bloque III de la clase Virginia que va a ser entregado. Con esta entrega, el astillero ha cumplido el contrato con varios meses de antelación, ya que su entrega inicial estaba prevista para el próximo mes de agosto, señalaron fuentes del programa de submarinos de la US Navy.



Estas naves se han diseñado con una serie de mejoras e innovaciones tecnológicas en comparación con anteriores barcos de los Bloques I y II, afirmaron oficiales de la Marina. Los Bloques I y II, están compuestos por un total de 10 barcos, que ya han sido entregados a la Marina.

Los ocho barcos que formarán el bloque III se están construyendo con un presupuesto de 14 mil millones dólares firmado por la US Navy con General Dynamics Electric Boat en diciembre de 2008.

Mientras que los submarinos Bloque III están en construcción, ya se ha iniciado la planificación de diez submarinos que formarán el Bloque IV de la clase Virginia. El borrador del contrato con Electric Boat General Dynamics para la construcción de estos diez submarinos se está finalizando y se espera que se firme a lo largo de los próximos meses.

General Dynamics Electric Boat ya ha expuesto que están planeando una serie de innovaciones adicionales para el Bloque IV, como un nuevo sistema de radar y de planta de renovación de aire. El acuerdo para el Bloque IV tendrá una duración de cuatro años, entre 2014 y 2018.



Por último en lo referente a los submarinos de la clase Virginia, se está iniciando el anteproyecto para el inicio de la construcción del bloque V. En él, la armada tiene previsto introducir una nueva sección de 70 metros de largo, lo que permitirá el aumento de su capacidad de carga de misiles Tomahawk de 12 a 40. Ello se planifica en base a tener una disponibilidad adicional de misiles Tomahawk en 2026, cuando los submarinos balísticos de la clase Ohio modificados como SSGN empiecen a ser retirados.


Fuente


------------------------------------------------------
0
0
0
0No comments yet