Check the new version here

Popular channels

Pistola Charola Anitua Semiautomatica


Durante la Guerra Civil española (1936-1939), gran parte de las colecciones y los archivos de los fabricantes desaparecieron, incendiados por los republicanos. Por otra parte, la población fue devastada el 26 de abril de 1937, por lo que sus habitantes se vieron obligados a partir tomando rumbos diferentes. Irreparable fue la pérdida de la casa de Plácido Zuloaga, con su valiosa colección de armas. Muchos de estos hombres llegaron a nuestro país, tal como ocurrió con Donato Ojanguren, quien ya instalado se vinculó con Leandro Redaelli, época en que se volvieron a fabricar los revólveres marca “Tanque”, que habían sido producidos en Eibar hasta 1937.
Asimismo, en Eibar funcionaba el banco oficial de prueba de armas de fuego, institución que se encargaba de controlar la calidad de las armas que se producían en esa ciudad. En 1844, ya existía un banco de prueba, pero recién fue obligatorio el control de las armas, cuando el gobierno español hizo construir un nuevo banco de prueba, el 31 de enero de 1915.
Es importante mencionar, al respecto, que el Museo de armas de Eibar posee, aunque incompleta, su colección de armas eibarresas de fines del siglo XIX y de las primeras tres décadas del siglo XX. Este solo dato basta para comprender el daño que sufrió esta ciudad.
Como ejemplares de esta industria eibarresa, se presentaron las curiosas pistolas semiautomáticas Charola Anitua, en calibres 5 mm y 7 mm, cuyo origen resulta muy oscuro y difícil de desentrañar, debido a los trágicos episodios ocurridos en esa región. Diferentes fuentes aclaran que todos los investigadores que trataron de escribir sobre estas pistolas, se enfrentaron con el mismo obstáculo.
De los consultados, sólo Jean-Pierre Bastiè, en Armes & Collectiones Magazine Nº 16, se refiere al nombre que se constituyó en marca -“Charola Anitua”- cuyo origen se cifra en la unión de los apellidos de Ignacio Charola y Miguel Anitua, quienes en los primeros años de 1870 fundaron una sociedad dedicada a la fabricación de armas portátiles. En 1898, la firma de Eibar, Charola y Anitua, fabricó su primer arma "automática“ en calibre 5 mm, con capacidad para 6 cartuchos, que se cargaban con peine. Sus formas se inspiraron en la Máuser C 96. La fabricación se mantuve durante dos o tres años, y cesó en 1900, cuando Miguel Anitua abandonó la firma. Don I. Charola continuó con el negocio, pero sentando nuevas bases para su empresa. Fue entonces cuando fabricó un nuevo modelo en calibre 7 mm, con la misma capacidad que la precedente. Sin embargo, esta nueva arma tendría menos éxito que aquella, y su producción continuó hasta 1905. Diversas fuentes como Pistols of the World de Hogg y Weeks, Pistolas y revólveres del español Antonio Iglesias Otero, Testbook of Automatic Pistols de Wilson, entre otras, no mencionan esta primer sociedad, sino que parten de la fabricación de las pistolas por “Gárate, Anitua y Cia, Eibar”, sin precisar la fecha de sus comienzos en la segunda mitad del siglo XIX.


Características

Pais de Orígen: España
Modelo: 1898.
Calibre: 5 mm Charola Anitua (Clément).
Longitud Total: 207 mm.
Longitud de Cañón: 71 mm.
Anima: 4 estrías con giro a la derecha.
Sistema de puntería fija: guión de punto vertical y alza en V.
Capacidad del cargador: 6 cartuchos.
Se alimenta con lámina o peine cargador.
Fabricante: Garate, Anitua y Cia. - Eibar
0
0
0
0
0No comments yet