About Taringa!

Popular channels

¿Porque falló el levantamiento de Guaidó en Venezuela?











Claves del fracaso en la "Operación Libertad", el levantamiento de Guaidó



El escenario sudanés. Ese era el objetivo de la llamada Operación Libertad. Una revolución civil multitudinaria que empuja a los militares, especialmente los oficiales más jóvenes, a unirse al movimiento para tumbar al tirano. Hasta el lugar elegido de Caracas se parecía al de Jartum: una autovía colapsada por miles de manifestantes junto a una base militar (La Carlota en Caracas, Cuartel General del Ejército en Jartum) a la que se intenta acceder para convencer a los soldados. Hasta ahí, las similitudes.

Pero el escenario sudanés, que terminó con la caída del sátrapa Omar al Bashir, contó con algún otro componente que hizo que prosperara, a diferencia del levantamiento militar que alentó el pasado martes Juan Guaidó en Venezuela, escaso de apoyos castrenses y viciado en su origen. La protesta de Sudán llevaba meses gestándose en las calles no sólo clamando por los precios de la subida del pan, sino pidiendo la caída de un régimen criminal. En esos meses, varios comandantes militares ya habían marcado distancias con el Gobierno de Bashir. Aunque la revolución no tenía líderes visibles, ya contaba con la simpatía de parte del Ejército, con asociaciones de mujeres y de miles de personas llegadas de otras zonas del país.

Antes de iniciar su operación, Guaidó y sus afines del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) habían liberado a Leopoldo López, símbolo de la oposición chavista y líder de Voluntad Popular que permanecía en prisión domiciliaria cumpliendo la condena impuesta por desafiar en 2014 al Gobierno de Maduro. De esta forma, muchos pensaron que la crisis política venezolana podría llegar a un desenlace en cuestión de horas.

Transcurridos unos tres meses desde que Guaidó se proclamara como "presidente encargado" de la República y acusara a Maduro de estar usurpando el poder, parecía que finalmente la oposición venezolana podría lograr su anhelado objetivo de que la Fuerza Armada Nacional (FAN) le prometiera lealtad.

"A las 5 de la mañana, el país pensaba que esto tendría repercusión en los cuarteles, pero a medida que avanzó el día se hizo evidente que no la tuvo. En ninguna parte del territorio nacional hubo pronunciamientos militares a favor de estos eventos"

Indicó a 'BBC Mundo' la directora de la asociación civil Control Ciudadano Rocío San Miguel.

La experta calificó lo ocurrido como "un pequeño acto de rebelión militar" en el que, según estimaciones de su ONG, participaron no más de 40 efectivos, incluyendo a los 25 que durante la tarde del martes acudieron a la Embajada de Brasil a buscar asilo.



Núcleo duro de la FANB no se quiebra ante Guaidó

Según San Miguel, en cualquier caso, el balance militar es claro: no hubo un quiebre dentro de la FAN y los mandos con poder de fuego permanecieron leales a Maduro.

Así lo reconoció Guaidó, en menor medida, señalando el apoyo que obtuvo el martes de las Fuerzas Armadas en el arranque de la 'Operación Libertad' "no fue suficiente".

Dada la naturaleza de los acontecimientos del martes, probablemente pasará mucho tiempo antes de que se pueda conocer con precisión que sucedió realmente.

"Parecía que había un plan de quiebre mayor de la FAN que no se dio. Hay dos posibilidades: que a Guaidó lo dejaron esperando un apoyo que luego no se concretó o que él adelantara su jugada por desconfianza en sus interlocutores", indicó la consultora política venezolana Carmen Beatriz Fernández.

San Miguel considera que los resultados obtenidos por la oposición hasta ahora obedecen también a errores cometidos por su parte. "Guaidó y López plantearon una jugada que no halló respuesta en el mundo militar", destaca la experta, quien asegura que era una acción muy audaz pero en la que se dejaron por fuera elementos esenciales del mundo castrense.

"El tema militar tiene su arte, simbología, códigos y relacionamiento. Cuando las cosas en el ámbito militar no se hacen de esa manera, no se consiguen respuestas idóneas", afirma.

De este modo, la puesta en escena del martes tenía debilidades tanto en el lugar escogido para hacerlo como en el personal militar que acompañó a Guaidó y López, pues eran uniformados sin comando de tropa.

Otro de los errores cometido por la oposición fue el hecho de que hubo un pronunciamiento en la mañana tras el que, durante el día, no se hizo un balance militar.



La Inteligencia cubana y la presión rusa

Rusia no solo le ordenó a Nicolás Maduro que no abordara avión alguno. También sostuvo su dictadura. Lo hizo con la ayuda inestimable de la inteligencia cubana, infiltrada en cada uno de los escalones de poder de Venezuela.

Quienes controlan el país obligaron al usurpador de Miraflores a permanecer oculto todo ese día. Cumplió al conocer, además, la supuesta amenaza: no habría refugio en Moscú.

Pero el pacto que estaba precipitándose tenía otros protagonistas. Entre los que formaron parte de la hoja de ruta para liberar el palacio de Gobierno estaba el general Vladimir Padrino López, ministro del Poder Popular para la Defensa. El militar había diseñado el plan junto con funcionarios del Consejo de Seguridad de los Estados Unidos (NSC, por sus siglas en inglés) un órgano que depende directamente de Donald Trump y que hoy conduce John Bolton.

Fue Bolton quien durante semanas trató de convencer públicamente a Padrino López para que cambiara de bando y cumpliera sus promesas. El general –el hombre con mayor ascendencia sobre los oficiales y suboficiales venezolanos– fue quien diagramó –a la par de la Casa Blanca– las etapas por seguir para terminar con Maduro. Pero cuando apresuraron la liberación de López, todo cambió.

Fue en ese capítulo cuando la idea original se derrumbó, algo salió mal, algo se pudrió desde dentro del núcleo de la cúpula de Padrino López. Los pasos de una primera etapa se anticiparon: Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, consiguió liberar a Leopoldo López de su confinamiento y anunció la lealtad de militares y la inminente caída del régimen. "Todos dormían", confió a Infobae un general venezolano que conocía en detalle lo que debía pasar. Su marcha hacia Miraflores debía estar garantizada, algo que no sucedió.

Para ello también era vital la participación en la trama del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que con una declaración inapelable empujaría al presidente a dejar el país. Sin embargo, ni Padrino López licenció a sus generales, ni el TSJ emitió orden alguna para sustituir al dictador. Maduro no abordó su avión.


Rusos y cubanos confeccionan por estas horas listas para purificar lo más alto del poder chavista. Son expertos en esa materia. El primero al que alcanzó la expiación fue Manuel Ricardo Cristopher Figuera, director del todopoderoso Servicio Bolivariano de Inteligencia, más conocido como Sebin.

Fue uno de los que estuvo implicado en el complot para deponer al dictador. Nada se sabe hasta el momento de él, solo que estaría detenido. En una maniobra que sorprendió a muchos, el usurpador de Miraflores nombró a un viejo conocido -sobre todo de Diosdado Cabello– en su lugar: el general Gustavo González López, quien ya había sido el patrón del temible organismo entre 2014 y 2018.



https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/05/02/como-era-y-por-que-fallo-el-pacto-entre-vladimir-padrino-y-los-estados-unidos-para-detener-o-expulsar-a-maduro/

https://www.notimerica.com/politica/noticia-fallo-golpe-estado-venezuela-impulsado-guaido-leopoldo-lopez-20190503125326.html
1Comment