Canales populares

Guns N'Roses, ¿al fin?


15 años y 10 millones de euros después se anuncia la edición de su nuevo álbum

Es uno de los discos más esperados de la historia del rock. Y el más caro. Tras 15 años y 13 millones de dólares (10 millones de euros), Axl Rose, líder y único miembro original de Guns N'Roses, anunció hace unos días en un comunicado oficial que Chinese democracy se pondrá por fin a la venta el 25 de noviembre. La noticia conviene tomarla con cautela ya que no es la primera vez que el excéntrico músico ha puesto fecha de salida al disco, para luego desmentirse. Aunque esta vez parece que la cosa va más en serio que nunca. Su discográfica, Geffen, ya ha encendido la máquina de promoción. Managers y gurús espirituales del cantante han asegurado que "éstas serán unas navidades rockeras". Y lo más importante: en radio e Internet ya suena de forma legal el primer sencillo del disco, Shackler's revenge, un tema que se ha convertido en la primera canción inédita de la banda en 17 años. "Cuando le pidieron a Miguel Ángel que pintase la Capilla Sixtina nadie le metió prisa", ha declarado recientemente Andy Gould, representante de Guns N'Roses. "El arte supremo, a veces, lleva su tiempo".
Sólo profundizando en la compleja personalidad de su cantante Axl Rose, nacido hace 46 años en Indiana, se pueden intuir las claves de tan dilatado retraso. Los pocos que lo conocen hablan de él como un hombre complejo, ingenioso y sensible. También obsesivo, angustiado y dominante. Atormentado por traumas infantiles. Rose fue abandonado por sus padres biológicos a los dos años y ha recurrido a técnicas de regresión y terapias colindantes a grupos de charlatanes inspirados en la new age, donde afirma haber recordado malos tratos y abusos sexuales sufridos en su infancia.

A finales de los ochenta, en plena efervescencia del disco pop, Axl Rose fundó Guns N'Roses junto al guitarrista Slash. Appetite for destruction fue suprimer y colérico primer disco repleto de rock sucio y excitante. Años después eran millonarios gracias a Use your illusion y Use your illusion II (1991), sus últimos discos de temas originales hasta el momento. Las giras de lujo, las constantes peleas (las estanterías de la Corte Suprema de Los Ángeles y los juzgados de Santa Mónica estaban repletas de denuncias contra el grupo), las luchas de egos y el empeño del líder de enchufar en la banda a su amigo de la infancia Paul Huge llevaron el cisma al combo. A finales de los noventa, Rose se apropió legalmente del nombre del grupo tras amenazar con no volver a pisar a un escenario.

Los miembros de la banda, con serios problemas de drogas, firmaron el documento de renuncia sin imaginar que meses después serían despedidos. Comenzaba entonces la colosal grabación de Chinese democracy, que ha durado 15 años y que, tras el desfile de rumores y músicos mercenarios contratados y despedidos, parece haber llegado a su fin.

Axl Rose vive actualmente en una mansión aislada en una colina de Latigo Canyon, en Malibú (California), junto a su ama de llaves, Beta Levéis, que se ocupa de las compras y hace de chófer. Todos los empleados de la casa han firmado un contrato de confidencialidad y han entregado a Rose una foto para que su gurú espiritual, una mujer llamada Yoda, les haga una "inspección psíquica". Rose lee, practica kickboxing (una mezcla de boxeo y kárate) y no se habla con sus antiguos compañeros de grupo. "Suena guay", ha afirmado esta semana Slash en una entrevista a una radio de Boston, quizá intentado acercar posturas. "Es bueno volver a escuchar su voz".

El misterio que durante años ha rodeado a la grabación del disco se ha transformado en burlas. Muchos apostaban a que la democracia llegaría a China antes de que se publicase el disco. Otra banda, The Offspring, retó el humor de Axl al insinuar que llamarían a su disco así, Chinese democracy. Al final, tras las amenazas del cantante se amilanaron. Incluso una marca de refrescos, Dr. Pepper, se comprometió a dar una lata de su producto a cada estadounidense si Guns N'Roses publicaba el disco antes de 2009. Ahora andan asustados. "Nunca pensamos que llegaría ese día", ha declarado el portavoz de Dr. Pepper a la BBC. "Todo lo que podemos hacer es seguir adelante con la promoción".

La incógnita es ahora la respuesta del público. Muchos adolescentes no habían nacido cuando se publicó su último disco y quizá estén más entretenidos con Avril Lavigne o con The Jonas Brothers. ¿Hay hueco en 2008 para los nuevos Guns N'Roses?

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Guns/N/Roses/fin/elpepucul/20081025elpepicul_10/Tes
+1
0
0
0No hay comentarios