Habló el acusado de la toma del predio de Lugano

"Siempre trabajé con el gobierno de turno"

Marcelo Chancalay, dirigente de la villa 20 y señalado como uno de los responsables de la usurpación, se refirió a los vínculos con el poder. "Traté con el kirchnerismo y con el PRO por un tema de que están en el gobierno y teníamos que gestionar", dijo.



En mayo, la jueza Gabriela López Iñiguez ordenó la detención de Marcelo Chancalay, uno de los acusados de organizar la toma del predio de Villa Lugano, ubicado en la avenida Fernández de la Cruz y Pola. El fiscal Carlos Rolero lo acusó de entorpecimiento de la investigación por incumplir resoluciones judiciales. Ya en libertad tras pagar una fianza, el dirigente de la villa 20 rompió el silencio y habló en Vorterix Rock sobre sus presuntos vínculos con el poder y hasta aseguró que fue obligado a declararse culpable de la usurpación, pese a que -según sostiene- "no tuvo nada que ver".

"Nunca fui puntero de nadie en directo. Siempre trabajé con el gobierno de turno porque fui elegido democráticamente en las elecciones de la villa 20. La gente me eligió para ser representante de nuestro barrio, en el cual nací y sigo viviendo. Traté con el kirchnerismo, con el PRO y con las fuerzas políticas de la Ciudad por un tema de que están en el gobierno y teníamos que gestionar", aclaró Chancalay. "Yo trabajé para mi gente, sigo trabajando para mi gente y lo voy a hacer", sostuvo.

Asimismo adelantó que se va a presentar en las próximas elecciones y que si la gente lo elige, "va a conducir como lo hacía antes". "En la villa 20 nunca hice política. Siempre hice política social para poder gestionar y poder urbanizar nuestro barrio. Todos se jactan y hablan de lo que se hace. Se hablan un montón de cosas, pero la realidad hay que vivirla en el barrio", añadió.

De igual forma, aprovechó para desligarse de la ocupación del predio de Lugano y dijo que "fue obligado a declararse culpable. "Me presionaban para que yo me haga responsable. Después le comenté a la jueza y me dio la libertad bajo fianza", afirmó. Dijo que los verdaderos culpables de la usurpación fueron habitantes de la misma villa, a los que llamó de "tercera generación". Es decir, aquellas personas cuyos abuelos y padres, vivieron en el barrio desde hace varios años y ahora buscan un nuevo lugar donde vivir.

"Hace 25 año nos prometen que van a hacer viviendas. Y eso originó la usurpación. Lo comenté antes: que hagan algo porque es como dejar el pan frente a alguien que tiene hambre. Me involucran porque fui uno de los que estuvo frente al barrio y por eso caigo yo en la volteada", señaló.

Aseguró que siempre estuvo "en contra de la usurpación y a favor de la urbanización". "Nunca en todas mis gestiones más allá de la oposición mía, con apoyo de sectores de izquierda, se tomaron sectores. Lo que quedó fue autoconvocado por ellos mismos. Se metieron después y lo que pasó adentro, nunca supe. Una vez, por una familia me acerqué, me tomaron una foto y fui el culpable de todo", insistió.