1. Música
  2. »
  3. Otros estilos

Inolvidables videos de "Alicia Silverstone": Belleza y Rock




Los inolvidables videoclips de Alicia Silverstone:
Belleza y rock, unidos para siempre





Alicia Silverstone rodó los tres videoclips más famosos de los años 90:




Belleza y fantasías en tres canciones inolvidables.



Debe ser complicado para los más jóvenes comprender que hubo un tiempo (y muy cercano) donde no existía nada semejante a Internet. Si querías un videoclip, debías esperar a que el canal de turno lo pasara.






Claro: había videos preferidos de las mayorías que lo pasaban cada dos por tres. Oh casualidad, los tres videos que protagonizó Alicia Silverstone fueron esos más pedidos.




MTV fue el rey indiscutido de los canales de música. Y ella, Alicia, fue la Reina. Surgió de la nada. Un casting, un rol en una película pequeña pero bien realizada, The Crush, y allí alguién la vio:




Marty Callner decidió que era ella y nadie más que ella quien debía rodar el clip “Cryin”, de la banda Aerosmith.




El video fue un suceso en aquellos años en que se esperaban con furor los clips de las canciones.




Hubo uno más, “Amazing”. Y luego, el cetro de Alicia Silverstone tuvo de repente una contendiente, Liv Tyler, la bellízima hija de Steven, el líder de la banda.






Las muchachas lo arreglaron de la mejor manera: en vez de pelearse, lo compartieron. “Crazy” es, posiblemente, el videoclip más sensual de la historia, a pesar de que es superado en piel y sexo por infinidad de cortos.






Pero “Crazy” tiene ese no sé qué, ese equilibrio justo, ese… basta de cháchara: la tenía a ella, Alicia Silverstone. Que potenciada por Liv Tyler, fue too much.




A continuación, los tres videoclips de aquel disco “Get a Grip” que fue la obra cumbre de Aerosmith, en 1994. Con ella, la reina. Alicia Silverstone: Belleza y rock, unidos para siempre.




Cryin' - Aerosmith 1993

Cryin' es una de esas canciones que al leer la letra, parece complicada de entender, pues en ciertos momentos la letra se contradice. Pero en realidad, no es más que un juego de palabras que complica una idea muy sencilla. Crying, en español, "llorando", tiene como tema principal el final de una relación amorosa.





El videoclip de la canción está protagonizado por Alicia Silverstone, en su primera aparición en videoclips de la banda y se centra en la protagonista luego de descubrir que fue engañada por su novio, interpretado por Stephen Dorff.



La canción es un retrato de una realidad que sucede muy a menudo. Amas a una persona, pero dicho amor no es correspondido del todo, y en tu cabeza hay una frase sin sentido: Te amo, pero debo olvidarte.




Crazy - Aerosmith 1994

Era 1994 y el mundo vio por primera vez a la bella Alicia Silverstone intepretando a una dulce colegiala que salía de la escuela para dar un paseo junto a su también hermosa amiga interpretada por Liv Tyler, hija del vocalista de Aerosmith, Steven Tyler.




La canción del video era Crazy, tema número 11 del disco Get a Grip estrenado en 1993.

Para los que no han visto el video una breve sinopsis es que Alicia sale de clases, se va con su amiga Liv en un auto convertible y se van cambiando de ropa en el camino.




Paran en una estación de gasolina para recargar combustible, después bailan en un club nudista y al final terminan jugueteando con un granjero. Claro que las imágenes hablan mejor.

















Por supuesto que este video se volvió un éxito gracias a la balada rock tan sensual y a las todavía más sensuales actrices.




Amazing - Aerosmith 1993

El vídeo de la canción, dirigido por Marty Callner, es bien conocido por su descripción de la tecnología digital y contó con la segunda aparición de Alicia Silverstone en los vídeos de la banda.



Junto con ella actuó Jason London, estrella de Dazed and Confused, una película que se estrenó en el mismo año de Get a Grip y en la que se realizaron numerosas referencias a Aerosmith.







Los personajes aparecen en el vídeo musical como dos jóvenes del ciberespacio que escapan a un mundo de realidad virtual juntos, sin darse cuenta de que la otra persona también lo está haciendo, usando el mismo programa de realidad virtual.



En el mundo de los sueños virtual, los dos se embarcan en un viaje en motocicleta, se arrojan en paracaídas, así como también se besan apasionadamente en una motocicleta de color rojo, de la marca BMW.



En una parte uno de los personajes se embarca y vuela en un biplano, que combinado con la tecnología digital crea lo que se considera a menudo como una dicotomía interesante entre la tecnología anticuada y moderna, de alguna manera la presentación de un paralelo entre los personajes.




Al final del vídeo, se descubre que se trataba de Silverstone, que estaba participando en la fantasía virtual. Muchos críticos ahora utilizan el vídeo como una poderosa advertencia sobre los peligros potenciales del ciberespacio.























+240
2
0
2Comentarios