About Taringa!

Popular channels

Las peores 20 bandas argentinas de la historia (1ra parte)









El cantar del gallo anuncia el amanecer cuando los jurados, por fin, llegan a un número final. Serán 20 los elegidos, 20 los que tendrán el desagradable beneficio de ser señalados como lo peor de la música nacional. Veinte bandas que si bien no todos votaron de forma unánime, terminarán en el manuscrito final gracias al intrincado, riguroso y preciso método de elección.

Misión cumplida, el mundo señalará, acusará, se indignará y gritará que falta este o aquel, pero no interesa, la decisión esta tomada y con el perdón de las damas: que la sigan chupando.




20. LA MÁQUINA DE HACER PÁJAROS



Músicos con actitud de "somos grosos y podemos tocar de todo" intentan nacionalizar y popularizar el rock sinfónico, ese mal que justo en el año del nacimiento de la banda comenzaba a ser vapuleado en todo el mundo por el grito de "no future!". Charly García quería sacarse el olor a fogón que le había quedado después de cinco años con Sui Generis, se despatarraba pornográficamente sobre los teclados, ponía la voz finita y cantaba historias de reyes como si estuviera en Yes o Genesis mientras sus compañeros se entregaban sin pestañear a una maratón de ritmos variados. Igual tuvieron un gran logro: grabaron la canción de autoayuda más deprimente del mundo, "No te dejes desanimar". Son tan olvidables que ni siquiera el propio Charly García volvió a traerlos de la muerte para currar con un megarregreso nostalgioso.




19. LOS CABALLEROS DE LA QUEMA



El de estos quemadísimos Caballeros es el triunfo de los bananas de barrio que se hacen los Sabinas para levantar minitas. Usaron hasta el embole supremo, y el más descarado autoplagio, la fórmula "un reggaecito + una baladita + uno movido". A eso le agregaron letras con las que no queda claro si lo que escuchamos es poesía berreta o simplemente uso indebido del idioma español. En otro exceso de los años menemistas, a engendros como este se lo llamó "Nuevo Rock Argentino". Así estamos, las palabras “Nuevo” y “Rock” ya no volverían a significar lo mismo.




18. RESISTENCIA SUBURBANA



Marihuana, la policía es mala porque no me deja fumar marihuana, Babylon Babylon, revolución, quiero plantar marihuana, ohh FMI eres tan malvado, la marihuana cura déjenmela plantar, me discriminan porque soy rasta, marihuana marihuana hasta el infinito, y mil clichés más reunidos en una sola banda. Si Resistencia Suburbana fuera una enfermedad sería un cáncer de huevos, de esos jodidos que no se curan nunca y se te expande por todo el cuerpo hasta matarte de la manera mas dolorosa imaginable. Mirá que hay bandas feas en el reggae nacional, pero lo de estos muchachos es casi peligroso. Hace unos años se separaron, pero no festejen... ahora hay 2 bandas haciendo lo mismo! AAAAAAAAAAAARRRRRRRRJJJJJJJJJJ.




17. JUANA LA LOCA



Estos cultores del "roban pero hacen", empezaron más o menos bien, entre madchester y el shoegaze, pero la inigualable voz de su líder te arruinaba cualquier intento de disfrutar sanamente de su música. Luego hicieron lo imposible (y lo más ridículo) por pegarla. Con la tarasca de un sello multinacional detrás aparecieron en todos lados con su mala imitación de Pulp, Blur, The Who, Stone Roses y toda banda que haya usado los colores de la bandera británica y referencias a las costumbres del Reino Unido en sus letras.
En 2011, a los 23 años de carrera, sacaron su primer "Grandes Éxitos". Dicen que la discográfica ya pagó por la alta rotación en las salas de espera del infierno de esa que dice: "Za-bad-do a la noche otraa vez".




16. A.N.I.M.A.L.



ANIMAL, luego A.N.I.M.A.L., luego Acosados Nuestros Indios Murieron Al Luchar, luego Andrés Giménez y sus Animales, representa todo lo que está mal en el metal argentino: un guitarrista que no sabe tocar la guitarra, un cantante que no sabe cantar (¡el mismo tipo, encima!), bermudas, rastas y más bateros que Spinal Tap. Iban del thrash mal hecho al hardcore mal hecho al ñu metal (por si faltara algo...) muy mal hecho con la misma velocidad con que cambiaban de integrantes. Con Giménez y Corvata evangelistas y amigados, el peor terror sería que nos acosaran con su música y muriéramos al luchar contra ella. Muerte al falso metal.


11Comments